sábado, 3 de diciembre de 2022

¡Mujeres al poder! (Parte I) (+Fotos, Videos)

Katia, Marielen, Ana y Milene decidieron un buen día tomar las riendas de su felicidad y hacer lo que realmente las reconfortaría: emprender. Esta es la historia de cada una de ellas...

Arisdalia Gómez Manzo en Exclusivo 22/11/2021
2 comentarios
Mujeres emprendedoras
Cada 19 de noviembre se celebra el Día Internacional de la Mujer Emprendedora, fecha que busca visibilizar y empoderar a la mujer y, por ende, acabar con la desigualdad de géneros. Este es nuestro regalo para las mujeres emprendedoras cubanas. Foto: Página en Facebook de Habana es nombre de mujer

Katia, Marielen, Ana y Milene decidieron un buen día tomar las riendas de su felicidad y hacer lo que realmente las reconfortaría: emprender.

A ellas las une un lazo más grande que el mero hecho de ser mujeres. En el camino del emprendimiento ven una vía para realizar sus sueños y alcanzar la meta que tanto se proponen.

Aunque son completamente diferentes entre ellas, todas tienen la capacidad de echar para adelante y no frenarse ante los obstáculos. Podría decirse que han aprendido emprendiendo y eso ha sido y sigue siendo, lo mejor de todo.

***

Cada 19 de noviembre se celebra el Día Internacional de la Mujer Emprendedora, fecha que busca visibilizar y empoderar a la mujer y, por ende, acabar con la desigualdad de géneros.

Esta fecha es resultado de grandes esfuerzos que siempre se han hecho por tal de otorgarle a las féminas el valor que realmente merecen en la sociedad, alejándola así de patrones machistas instaurados.

Según el Diccionario de la Real Academia Española (RAE), el emprendedor,ra es la persona que emprende con resolución acciones o empresas innovadoras. Solo basta tener muchas ganas, una idea y un propósito en la vida y el empezar a emprender te nace solo.

***

Katia Sánchez comenzó a estudiar Comunicación Social sin saber qué era y se graduó creyendo que podía conquistar el mundo -o al menos Cuba- con su carrera. Su servicio social se dividió entre un ministerio y un medio de comunicación.

Sus primeros pasos en el mundo empresarial estatal no la hicieron del todo feliz al punto de no sentirse realizada con lo que ella se había imaginado podía hacer una vez concluyera su carrera. Una idea le daba demasiadas vueltas a su cabeza y decidió correr el riesgo lanzándose de a lleno a ser lo que realmente la hiciera sentir realizada: emprender.

De esta forma surge La Penúltima Casa, el primer blog de comunicación digital en Cuba que surge pensando Cuba como ese hogar que llega tarde al universo online y que, además, debe enfrentarse a muchos obstáculos, limitaciones y bloqueos en él.
Constituye un espacio de consulta y asesoramiento para comunicadores, marcas y organizaciones, tomando del conocimiento académico y del empírico, desde lo estatal hasta lo privado.
Visibiliza lo que sí podemos hacer aun en desventaja y ofrece buenas prácticas, estrategias y herramientas de comunicación digital desde Cuba.

Emprender, si bien viene en los genes de la persona, es algo que cuesta mucho esfuerzo. Es cierto que ganas mucho en el ámbito profesional pero siempre hay cosas que debes sacrificar en el camino. No se trata de egoísmo, son consecuencias con las que a diario debemos lidiar.

Cuando uno gana algo, pierde otras cosas. Ese equilibrio también le da sentido a lo que hacemos y nos hace valorar más cada paso que damos. Tengo muy poco tiempo para mis amistades, para mi familia, desde que comencé a emprender. Renuncié a la comodidad de un trabajo seguro, de un sueldo fijo, para lidiar con el estrés, con regulaciones muchas veces absurdas, con incomprensiones y responsabilidades. Creo que es parte del proceso saber que vas a hacer sacrificios y que vas a pasarlo mal muchas veces. Pero cada alegría, cada logro vale toda la pena. Sobre todo, saber que lo que haces impacta en la vida de otras personas, es una recompensa maravillosa del proceso emprendedor. Me queda mucho más por conseguir, y otros tantos sacrificios por hacer.

Los deseos de emprender no se satisfacen únicamente cuando se logra crear y/o consolidar ese proyecto madre. Si algo saben los y las emprendedoras es que cuando el bichito te pica una vez, lo hará las veces que sea necesario. Y he ahí los retos y superaciones propias que una persona estaría dispuesta a alcanzar.

Katia también es de esas mujeres que no se conforma con llegar hasta la meta y sentarse a descansar. Su proyecto no se quedó solamente en La Penúltima Casa y junto a Adriana Sigüenza, madre de un pequeño, emprendedora cubana y asesora de negocios, crearon El Pitch, un podcast de comunicación y negocios que fue y sigue siendo líder en el país en este sector, con un festival online donde participaron 400 personas e invitados internacionales que revolucionó las redes y que dejó con sed de más a todos los que pudimos participar de esta experiencia.

 

Todo el sentido de ser una mujer emprendedora está en esa garra, en esa chispa de querer hacer cosas y tomar el camino largo, pero útil. Necesita de mucha autodeterminación, de lidiar con estigmas e incomprensiones. Pero cada vez somos más, y en una situación de crisis como la pandemia, muchas han sabido reinventarse, crecer y apoyar a otras en desventaja.

***

América Latina y África son las regiones del planeta que presentan mayores tasas de emprendimiento de las mujeres debido a que se encuentran en vías de desarrollo. En Angola, por ejemplo, de cada diez mujeres, cuatro o más son capaces de desarrollar su propia empresa, lo mismo ocurre en países como Chile y Colombia.

Por tanto, en los países menos avanzados, las mujeres están obligadas a buscar mayores fuentes de trabajo, mientras que en las sociedades donde el nivel de vida es más alto, hay mayores fuentes de empleo, por lo tanto, no existe una necesidad real de que la mujer esté obligada a fundar su propia empresa.

***

Marielen es Pinera, madre soltera y dueña de un negocio de decoración y planificación de eventos en Isla de la Juventud llamado Zoyla Fiesta en homenaje a su abuela.

 

Su madre, su abuela y su tía son sus referentes principales de mujeres empoderadas y emprendedoras.

Su abuela desde pequeña lavaba para las personas y hacia jabones artesanales con tal de sortear los obstáculos económicos existentes antes del triunfo revolucionario. Su madre, dirigente de la FMC por muchos años, realizaba muchas labores sociales, sobre todo con las féminas para motivarlas a desarrollarse profesionalmente. Su tía, con la cual empezó a emprender en un proyecto llamado Zoyla Bebé, donde hacían canastillas sin siquiera saber coser, fue la que la impulsó a trabajar en el sector no estatal y llevar hacia delante sus proyectos personales. La sangre de ellas tres le corre por las venas a Marielen por lo que querer superarse a sí misma y buscar la felicidad en lo que hace no le fue muy difícil.

Cuando su bebé tenía solamente 10 meses de edad decidió empezar este proyecto y hasta el momento ha sido una de las mejores decisiones de su vida. Empezó por necesidad de una amiga para realizar un evento y decorarlo y a día de hoy no hay nadie en la Isla de la Juventud que no sepa quién es Zoyla Fiesta.

Para ella no hay límites porque su trabajo consiste en hacer feliz y solo con ver la felicidad en las personas ya se siente realizada. Bodas, quinces, cumpleaños de niños, graduaciones de estudiantes de medicina, celebración de quinces colectivos y todo tipo de eventos que nos podamos imaginar, Zoyla Fiesta ha sido capaz de llevarlos a cabo.

 

Para ella lo más importante es tener cerca a personas que sean su guarida, su familia, su sostén porque el éxito de un proyecto es convertir a las personas que te acompañan en tu propia familia.

Si le preguntas por el futuro de su proyecto solo puede responderte que hay Zoyla Fiesta para siempre y por siempre. Ya dejó de ser su negocio, su proyecto, para convertirse en su propósito de vivir, en su día a día.

Zoyla no puede parar de hacer a la gente feliz porque en aquel pedacito de tierra al sur de Cuba sus más de 83 mil habitantes necesitan de ella y de la alegría que su proyecto regala. El compromiso ya no es consigo misma, es con las personas que le rodean y con su comunidad.

***

 

En los últimos tiempos, en Cuba, las mujeres se han ganado el lugar que merecen en la sociedad y se han eliminado brechas de género existentes y cada día son más las que suman números a las estadísticas nacionales referentes al trabajo en el sector no estatal.

En el capítulo 7: empleo y salarios del Anuario Estadístico de Cuba año 2020, puede verse un claro aumento de la presencia de la mujer en este sector económico.

En el año 2018, un total de 254 700 mujeres pertenecían al sector no estatal, cifra que en los años posteriores aumentaría considerablemente a 384 900 y 403 800 mujeres en los años 2019 y 2020 respectivamente.

Estas no son solo cifras plasmadas en un papel. Esos números son una representación del proceso que están llevando a cabo las mujeres en nuestro país que les ha permitido empoderarse y decir ¡Yo puedo y debo hacerlo!

 ***

Ana Mahé estudió empresariales e hizo una maestría en esa rama. Fue directora de Recursos Humanos y de Gestión del conocimiento pero no fue hasta que llegó a la Escuela de Fotografía Creativa de La Habana (EFCH) que su vida realmente empezó a cobrar sentido de forma profesional.

La pandemia de Covid-19 no fue problemas para que Ana siguiera emprendiendo. Según refiere, sus padres son los causantes de que ella siempre se plantee metas para cumplir y que emprender le sea tan fácil. Todo ello gracias a que la educación que le ofrecieron estuvo basada en el ¡Yo puedo y debo hacerlo! Desde entonces la vida le es más fácil.

Cuando habla de la EFCH la voz se le ilumina y sientes pasión en sus palabras. Esa es su familia, su mundo, su hábitat natural donde puede desenvolverse felizmente. Para ella, la Escuela de Fotografía Creativa de La Habana es el proyecto madre que le permitió hacer todo lo que le gustaba en la vida y ser feliz en el trabajo. ¿Se puede pedir más?

Gracias a ello, por allá por el 2020, nació su proyecto El Mundo de Amalia como un medio para un fin. Según refiere en su página de Facebook, este proyecto es un espacio para aprender todo lo que podemos hacer para formar niños felices. ¡Para buscar y encontrar soluciones! Es una Tienda de Juguetes Didácticos online... ¡y algo más!

Un buen día de junio nació Amalia, una nenita bella y especial; le falta un pedacito del cromosoma 4. Ahí empezó mi carrera de mamá.

De niños especiales no sabía nada, de estimulación mucho menos. Aprendí de todo un poco y terminamos buscando, diseñando y creando juguetes y juegos para su educación, con la inigualable asesoría de sus maestros. Creo que viví como nadie la necesidad de juguetes didácticos; por eso la idea de una tienda de estos.

Luego llegó Mauricio y ya para entonces teníamos bastante experiencia y muchos planes y sueños. Mauri es el resultado de todo lo que aprendimos con Ami.

Así surge El Mundo de Amalia, a raíz de la necesidad de unos padres por lograr la felicidad de su hija. Es por ello que para Ana emprender sea una actitud. Es como la felicidad, es una actitud ante la vida. Lo tienes o no lo tienes.

El Mundo de Amalia si bien puede decirse que ha sido su proyecto más íntimo, no es el único. Antes de éste estuvieron dos más: Arte para emocionar y Habana es nombre de Mujer.

El primero es un proyecto para niños de 6 a 12 años perteneciente también a la Escuela de Fotografía Creativa de La Habana donde vinculan el arte con la vida. El objetivo es que los niños se familiaricen con todas las manifestaciones artísticas. Para esto les ofrecen experiencias de aprendizaje sobre arte y las vinculan con el desarrollo de la inteligencia emocional.

Recientemente, en plena pandemia, nació Habana es nombre de Mujer, un proyecto que agrupa a más de 45 emprendimientos, la mayoría liderados por mujeres y que está dedicado a visibilizar a las mujeres emprendedoras dándoles apoyo y brindando soluciones en equipo que las ayude a crecer.

 

Podría decirse que Ana Mahé es la chica de los emprendimientos, y no estamos tan lejos de la realidad. Su vida es como estar en una familia permanente porque tanto en su casa como en sus proyectos, todos funcionan como un todo y cuando familia y trabajo van de la mano, ser feliz es muy sencillo.

Sin Amalia, sin EFCH, sin Habana es nombre de Mujer y sin Arte para emocionar, El Mundo de Amalia no existiera y Ana Mahé no sería la persona feliz, emprendedora, y con deseos de comerse el mundo que pude entrevistar. Solo le falta que el día tenga 36 horas de duración para tener tiempo de seguir haciendo más, mucho más.

***

Las mujeres que han decidido desarrollar empresas y negocios con un fin social, son aquellas con un nivel de formación educativo, que trabajan a favor de lograr cambios sociales y para ello fundan empresas sin ningún tipo de lucro o también puede darse el caso que estas organizaciones cumplan ambas funciones, que generen ganancias propias y que al mismo tiempo sirvan para prestar un servicio social.

Actualmente en Cuba son muchas las personas que han sacado a la luz nuevos proyectos. Algunos con el fin de generar ingresos económicos y otros que están enfocados en realizar acciones sociales a raíz de haber detectado necesidades urgentes en las comunidades.

Por tal razón, el ser una persona emprendedora no está relacionado necesariamente con crear un negocio que genere ingresos monetarios. Todas y todos, de una u otra forma, somos emprendedores, solo necesitamos tener un proyecto y querer sacarlo adelante.

***

Milene Carmona es actriz, Directora Ejecutiva del Festival Internacional de narración oral “Diez de Octubre Cuenta” y más recientemente líder del proyecto social Maternidad y Vida surgido en plena pandemia. Todos los que la conocen saben que le pone el doble de empeño a lo que hace porque para ella no hay términos medios y ayudar a las personas le sale natural.

Maternidad y Vida es un proyecto que surge inicialmente el 5 de agosto del 2020 como apoyo e intercambio debido a la necesidad de colaborar con otras madres y embarazadas pues noté que a veces los consultorios médicos no tenían los tarjetones de embarazo y Carnet de Vacunación infantil y que algunas personas lo vendían muy caro. Y lo que empezó por un simple gesto de compartir algo tan sencillo como los tarjetones, ha ido evolucionando hasta convertirse en mucho más. Decidí entonces invitar a otra administradora y cambiar el objetivo del grupo no solo para garantizarles los tarjetones, sino para ayudar, acompañar, aconsejar e informar a madres y embarazadas. Actualmente somos cinco administradoras que trabajamos mucho y a diario no sólo para que el grupo funcione sino también para lograr convertirlo en algo mayor y mejor para que se vuelva un espacio agradable donde las personas se sientan cómodas para expresarse. Todas estamos en el grupo unidas por el deseo de aportar nuestro granito de arena a esta causa que es la de apoyar la maternidad.

Escucharla hablar del proyecto es reconfortante porque se nota la ilusión que le pone a cada acción que realiza. Maternidad y Vida es un espacio de apoyo, sostén y acompañamiento que tienen las madres cubanas en estos tiempos tan difíciles de pandemia. Lo que surgió por algo tan pequeño ya cuenta con un grupo de 256 miembros en Whatsapp y otro en Telegram con 265 madres y embarazadas de varias provincias de Cuba. Actualmente siguen funcionando solo en el espacio digital como consecuencia de la pandemia pero aspiran próximamente a conocerse en persona y realizar todas las actividades que la situación sanitaria nacional no les ha permitido llevar a cabo.

Milene aspira a que en un futuro este proyecto sea reconocido por la OMS y la UNICEF y que se le sumen más madres y embarazadas para entre todas apoyarse y educarse respecto a crianzas respetuosas, lactancia materna y otros tantos temas relacionados con la Maternidad y Paternidad responsables.

Entre tanto caos generado por esta pandemia, ver proyectos de este tipo nos devuelven la ilusión y nos hace creer que no todo está perdido. Aún hay personas que velan y luchan por el bienestar de los demás y que hacen suyos los problemas de otros.

Milene es ese as de luz que aparece en tu camino para demostrarte que sí se puede y que la crianza en tribu es la mejor manera de vivir la maternidad acompañada y de acompañar a nuestros hijos durante su crecimiento. Milene es una emprendedora nata que no busca un resultado económico en lo que hace, ella busca felicidad en el otro y hasta ahora la ha encontrado.  

 


Arisdalia Gómez Manzo

Pinera de nacimiento y amante de las bellezas que me regala la vida, mi hija x ejemplo. Comunicadora a toda costa...

Se han publicado 2 comentarios


Susana
 12/4/22 15:19

Qué linda publicación, me da un poco de tristeza sin embargo que se obvie y se deje de lado uno de los orígenes de Maternidad y Vida, o al menos la inspiración, la plataforma de la que ha salido la conexión entre muchas de estas madres: me refiero a La Liga de la Leche en Cuba, el apoyo madre a madre en la lactancia, que se ha hecho con tanto amor, respeto y dedicación y que ha significado tanto para nuestras maternidades.

Ana Luisa
 22/11/21 13:46

Emocionada hasta las lágrimas, feliz por leer sobre tantas mujeres empoderadas, y orgullosa de conocer a algunas. Me encantó el artículo, espero con ansias el resto.

Deja tu comentario

Condición de protección de datos