domingo, 19 de mayo de 2024

¿Dónde paran los trenes nacionales y por qué?

La Unión de Ferrocarriles de Cuba mantiene actualmente un servicio de trenes nacionales de La Habana a cuatro provincias orientales: Holguín, Granma, Santiago de Cuba y Guantánamo, con una frecuencia de salida cada cuatro días en ambos sentidos...

trenes nacionales
Las paradas del tren son importantes; pero también es importante el acceso a estas. La unión de ferrocarriles trabajará en una nueva reevaluación de este asunto y en la búsqueda de nuevas alternativas para atender esta necesidad del pueblo.

*Tomado de la página en Facebook del Ministro de transporte Eduardo Rodríguez Dávila 

Entre los comentarios y las preguntas más recurrentes que nos han hecho los seguidores de esta página, están las relacionadas con las paradas de los trenes. Le he pedido a la Unión de Ferrocarriles de Cuba nos ofrezca más información sobre este tema, que sabemos de gran interés por la importancia del ferrocarril en la transportación del país:

La Unión de Ferrocarriles de Cuba mantiene actualmente un servicio de trenes nacionales de La Habana a cuatro provincias orientales: Holguín, Granma, Santiago de Cuba y Guantánamo, con una frecuencia de salida cada cuatro días en ambos sentidos. Este esquema de trenes nacionales entró en vigor en julio del 2019, a partir del arribo de 80 coches chinos de pasajeros; pero previo a su aprobación se había realizado una reestructuración en el diseño de las paradas de los mismos, en el que se consideraba como principal indicador para la calidad del servicio de un tren nacional de larga distancia, el tiempo de viaje de origen a destino, lo que en el ferrocarril no depende solo de la velocidad de circulación, sino también de la reducción de paradas, pues el sistema de frenado, puesta en marcha y alcance de la velocidad autorizada del material rodante, incide fuertemente en los tiempos de recorrido.

Hay que señalar que el tiempo de duración promedio de las paradas de los trenes, se encuentra entre los 15 y 17 minutos; adicionalmente se realiza en Santa Clara y Camagüey una revisión técnica que incrementa el tiempo de parada en el orden de 15 a 20 minutos más. En la actualidad la duración del viaje sin demoras adicionales producto de averías u otras causas es de 18 a 20 horas, a la velocidad establecida por itinerario de 70 km/h.

Otra de las premisas que se tuvo en cuenta para el reajuste de las paradas, fue la de mantener (al menos) una parada en todas las estaciones de las cabeceras provinciales que se encuentran en el trazado de la vía central y algunas paradas adicionales en los territorios más extensos, alternándolas en los diferentes trenes, tratando de dar la mayor cobertura por cada uno con alrededor de 15 paradas en el todo el recorrido, tales son los casos de Jovellanos y Florida en el tren No. 17: La Habana-Bayamo-Manzanillo, y Colón en el tren No. 15: La Habana-Holguín.

Para ello se realizó un análisis minucioso entre la dirección de los Ferrocarriles y el Ministerio del Transporte, conciliado con las autoridades de cada provincia, atendiendo al principio de que estos trenes brindaban un servicio de transportación nacional de pasajeros.

Se concibió una transportación multimodal con ómnibus que transportaran a las personas desde las paradas del tren a las localidades vecinas, servicio muy afectado en Los últimos tiempos sobre todo por la escasez de combustible y la disponibilidad técnica de los medios automotores de las provincias, es precisamente esta una de las causas, por la que la población pide paradas en cada localidad, pues el traslado hasta el lugar de la parada oficial, muchas veces se le hace imposible o incosteable.

Según mensajes que nos llegan de la población a través de los distintos canales de comunicación, hoy tenemos identificadas más de 15 peticiones de paradas adicionales, que de instrumentarlas todas se incrementarían en más de 4 horas la duración de cada viaje, lo que afectaría a los más de 700 pasajeros que como promedio que viajan en el tren. Asimismo, se reduciría el tiempo para ejecutar los procesos tecnológicos de revisión técnica y alistamiento de los coches y locomotoras para garantizar el viaje de retorno, según itinerario.

Algunas paradas muy demandadas son la de Céspedes en Camagüey, los Reynaldo en Songo la Maya, Alto Cedro en Holguín y Aguacate en Mayabeque, entre otras.

En resumen, el acceso los tres nacionales se encuentra afectado en la actualidad en muchos territorios y por tanto es preciso continuar explorando alternativas que lo faciliten.

Las paradas del tren son importantes; pero también es importante el acceso a estas. La unión de ferrocarriles trabajará en una nueva reevaluación de este asunto y en la búsqueda de nuevas alternativas para atender esta necesidad del pueblo.

 


Compartir


Deja tu comentario

Condición de protección de datos