sábado, 3 de diciembre de 2022

Cuba defiende sus ideales en Cumbre de Perú (+Infografía)

La mayor de las Antillas aboga en defensa de Venezuela y de los pueblos que continúan en lucha para impedir a los imperialistas de reconvertir la región en otra colonia norteamericana...

Clara Lídice Valenzuela García en Exclusivo 09/04/2018
2 comentarios
Cumbre de las Américas-Perú
Perú no es, en estos momentos, el sitio ideal para congregar a los jefes de estado o gobierno de América Latina.

En un complejo escenario regional, con Estados Unidos en busca de un liderazgo perdido, comenzará la VIII Cumbre de las Américas y la paralela Cumbre de los Pueblos, en Lima, Perú, escenario de una nación sumida en un conflicto interno y cuna de uno de los grupos oficiales de la contrarrevolución internacional contra Venezuela.

La treintena de dignatarios que lleguen a Lima para reunirse los días 13 y 14 conocen que esta será una cita difícil. Naciones agrupadas en el llamado  Grupo de Lima tratarán de buscar un consenso de castigo para Venezuela, representada por su presidente Nicolás Maduro, quien a contrapelo de la sumisa actitud peruana de no ser invitado, prometió estar en Lima de cualquier manera, como corresponde a un país independiente y democrático.

Hay coincidencia en analistas internacionales que Perú no es, en estos momentos, el sitio ideal para congregar a los jefes de estado o gobierno de América Latina, dada la crisis interna que llevó a la reciente renuncia del presidente Pedro Pablo Kuczynski por corrupto, en tanto los tres dignatarios que le precedieron y otros jefes políticos están bajo investigación por igual causa. Los peruanos, afirmó Prensa Latina, se muestran indiferentes a la VIII Cumbre, pues problemas internos les sobran.

La cita tiene oficialmente una paradójica agenda –dada la crisis de corrupción que afecta a la clase política en varias naciones latinoamericanas- cuando pretende analizar, en dos días, el tema de la "Gobernabilidad democrática frente a la Corrupción". A su vez, la Cumbre de los pueblos, que comienza…… tratará "Por la Articulación social de nuestra América¨.

Expertos en relaciones políticas estiman que existe ahora un momento muy complejo signado por la contraofensiva de la derecha continental con sus pretensiones de relanzar la Cumbre de las Américas para promover el proyecto económico de la Alianza del Pacífico y los intereses del Grupo de Lima, contrapuestos a los expresados por  los pueblos de la zona en la Unión de Naciones Suramericanas, la Alianza Bolivariana para los pueblos de Nuestra América y la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños.

El presidente Maduro, símbolo de resistencia contra la embestida de la reacción mundial, llegará a Lima a decir las verdades de los negativos hechos que ocurridos en su país, organizados y financiados por Estados Unidos, cuyo presidente, Donald Trump, también prometió estar en el evento, luego de amenazar a Venezuela con una intervención armada.

Venezuela, que da un ejemplo de dignidad y resistencia prácticamente desde el triunfo de la Revolución Bolivariana en 1998,  estará acompañada en la defensa de su patrimonio político en la VIII Cumbre por naciones a las que le unen principios y  acciones revolucionarias, como Cuba, Bolivia, Uruguay, Nicaragua, El Salvador, y las fieles naciones del Caribe, que han impedido con su voto negativo que prosperaran los espectáculos montados por la Organización de Estados Americanos (OEA) para aplicar en la nación suramericana la injerencia foránea con el pretexto de una crisis humanitaria.

Es relevante el interés de Trump y sus aliados de aprobar una medida intervencionista contra la patria del fallecido líder revolucionario Hugo Chávez, quien en 1998 con su triunfo presidencial, y hasta ahora en la continuidad con Maduro, abrió nuevos y justos caminos de unidad y solidaridad regional.
Cuba y su líder histórico Fidel Castro fueron los primeros en el mundo en reconocer en Chávez en 1994 durante su primera visita a la isla (donde recibió honores de Jefe de Estado, aun sin serlo), al líder natural que haría realidad los sueños unitarios de Simón Bolívar, padre de la patria latinoamericana.

Desde el momento en que Fidel y Chávez se abrazaron en la losa del aeropuerto internacional José Martí de La Habana, sin conocerse en persona,  surgió entre ellos una sólida comunión de principios políticos, ideas, planes de  futuro, que generó después un sentimiento recíproco de hermandad, de solidaridad y de entrega entre sus gobiernos y pueblos.

Cuba y Venezuela fueron referentes en los cambios geopolíticos ocurridos en América Latina en los últimos 18 años. Sus gobiernos y pueblos unieron sus  sociedades mediante documentos oficiales de cooperación, inclusivos y basados en la solidaridad que han permitido importantes cambios importantes en las dos naciones. Pero, sobretodo, de un sentimiento de respeto y amor mutuo. En los 18 años de Revolución Bolivariana ha llegado a la nación suramericana la colaboración del personal cubano que lleva adelante planes que involucran a los más pobres, desposeídos y necesitados.

Con humildad, el gobierno venezolano primero con Chávez, que se decía el hijo político de Fidel, y este a su vez lo designó como el mejor amigo de Cuba, contribuye con mano amiga a paliar el bloqueo impuesto a la Isla por más de medio siglo por el enemigo común: Estados Unidos.

La solidaridad venezolana se ha plasmado en numerosas ocasiones en las áreas económicas y sociales. En momentos de grandes complicaciones para Cuba, como el paso de los destructores huracanes de los últimos años, la primera carga de ayuda procede de Venezuela, que cubre necesidades materiales y envía su personal a ayudar a resarcir los daños.

Sin tratar de realizar mediciones en objetivos en que prima el espíritu de hermanos, la colaboración cubana permitió que Venezuela fuera la segunda nación latinoamericana en dejar atrás el analfabetismo y la primera en realizar la Operación Milagro para pacientes con dolencias visuales. El intercambio de mercancías y personal especializado es continuo en los dos sentidos.

En la VIII Cumbre, Cuba, que ha fustigado duramente en declaraciones de su Ministerio de Relaciones Exteriores la actitud cobarde del Grupo de Lima y de Estados Unidos, llega a la VIII Cumbre –la segunda en que participa desde 2015 pues antes le era negada la invitación, posición que cambió ante la firme postura de los entonces gobiernos progresistas de Latinoamérica- como una de las voces de defensa de la libertad de Venezuela de escoger su proyecto político y a sus líderes.

Venezuela sabe que pueden contar con Cuba, y a la inversa. Es una cuestión de principios políticos que Cuba reitere con su política de paz, defendida en la región, las verdades y razones que la obligan a mantener  una tenaz batalla contra los planes imperialistas de reconvertir la región en otra colonia norteamericana.

La detención el pasado sábado del ex presidente brasileño Luiz Inacio Lula da Silva mediante un complot mediático, político y judicial, también debe surgir en la VIII Cumbre, a pesar del evidente desinterés de los organizadores. Lula da Silva, quien aspira a candidatearse para la presidencia en los comicios de octubre próximo, es no solo la esperanza para su vilipendiado pueblo por un gobierno de facto y las amenazas de las fuerzas militares, sino un ejemplo magnífico de la dignidad de los políticos revolucionarios.

Los manipuladores proyectos imperiales serán denunciados en Lima por Cuba y otros países negados a dejarse manipular desde la Casa Blanca, ahora ocupada por un presidente que pretende reimplantar la Doctrina Monroe y su profecía de ¨América para los americanos¨.

No hay moral en los regímenes de Brasil, Argentina, Paraguay, Guatemala, Perú, Chile, entre otros, para tratar de fustigar al gobierno de Caracas y a su líder revolucionario.
Lo que prima entre los enemigos de la Revolución Bolivariana es la emisión compulsiva de especulaciones y adjetivaciones desprovistas de solidez analítica y criticidad. No respetan la autoridad gubernamental ni la toma de decisiones oficiales, como la celebración de las elecciones presidenciales el próximo mes, en tanto apoyan la violencia de la parte más retrograda de la oposición organizada y financiada por Washington.

En ese sentido, el analista y teológo José Toledo afirmó en el sitio digital Rebelión que ¨el miedo a la presencia de Maduro está dada por la propagación de la cultura de la dignidad, decencia y soberanía de los pueblos. El terror es al triunfo del Socialismo Bolivariano, Martiano (José Martí) y Mariateguista (José Carlos Mariátegui) y a la final derrota del neoliberalismo groseramente desnudado a la luz del imperio de la corrupción¨.

La Cumbre de los Pueblos (entre los días 10 y 14), contará con varias secciones, en las que participa una numerosa delegación de la sociedad civil de Cuba. Cientos de cubanos hablarán en este programa colateral llamado a convertirse en otra trinchera en defensa de Venezuela y de los pueblos que continúan en lucha en las calles para impedir la entrada en el círculo imperial.   

El primer foro de la Sociedad Civil y Actores Sociales se celebra los días 10 y 11, pero durante esta semana tendrá lugar la III Cumbre Empresarial, el V Foro de Juventudes, el Foro de los Pueblos Indígenas y el III Encuentro de ParlAméricas (parlamentario).
A la Cumbre de los Pueblos asistirán miles de miembros de movimientos sociales, populares, sindicalistas y otros grupos que también debatirán y adoptarán acuerdos  ¨frente a la ofensiva imperialista e intervencionista de parte del gobierno norteamericano dirigido por Donald Trump, asumimos la defensa de nuestra soberanía nacional y de una integración regional con voz propia¨ en referencia a la necesidad de unir a América Latina contra sus enemigos comunes.

Perú es ejemplo de la situación calamitosa de la mayoría de las poblaciones  en América Latina. Con 32 510 600 millones de habitantes, más del 20% de esa cifra vive en pobreza, aunque su Producto Interno Bruto crece de manera sostenida. Ello indica la desigualdad en la distribución de la renta interna.

El analfabetismo es un flagelo del cual se vale la media para confundir a la masas. De las tres regiones de ese país, Costa, Sierra y Selva, ese flagelo asciende a 96.8% hasta el 2016;  92,5% y 92,3% respectivamente.

En la capital peruana se expresa el más alto índice de letrados absolutos o funcionales con un 97,9 por ciento.

Es este el modelo de ¨nación democrática¨ escogido por Estados Unidos para liderar el grupúsculo contrarrevolucionario que desea ¨castigar¨ como dice el secretario general de la OEA, Luis Almagro, a Venezuela, bloqueada y asediada por Washington y sus satélites internacionales, entre ellos varios de los que vienen por lana a Lima y seguramente saldrán trasquilados, como siempre.


Clara Lídice Valenzuela García

Periodista

Se han publicado 2 comentarios


Yoandra Jersey Duany Mena
 15/4/18 17:45

Trump piensa que con patrañas y mentiras va a detener a Cuba. Cree que puede impedir el avance de los pueblos de América. Pero una vez más se ha dado con la verdad en la cara. los cubanos seguiremos siempre firmes a nuestros ideales, a nuestra ideología y a nuestros principios revolucionarios. No traicionaremos jamás a nuestros héroes, a nuestra Historia, y sobre todo a nuestro invicto Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz, quien siempre confió en los cubanos , los verdaderos cubanos, los que amamos y somos fieles a nuestros ideales socialistas.

Henry_77
 9/4/18 12:34

De donde obtienen las cifras de analfabetismo en el Perú?, Si realmente el 97,9% de los Limeños son analfabetas, se puede decir existe un alto índice de mano de obra no calificada en esta ciudad. Entonces, de donde proviene la mano de obra calificada?, o es que no existe?. Las cifras oficiales (https://www.inei.gob.pe/media/MenuRecursivo/publicaciones_digitales/Est/Lib1150/cap06.pdf) indican que la tasa de analfabetismo en lima está alrededor del 2%. Esto quiere decir que el nivel de corrupción en Perú ha llegado al extremo: no diré de alterar, sino de invertir estas cifras, año tras año, sin que exista una denuncia o investigación al respecto?

Deja tu comentario

Condición de protección de datos