sábado, 26 de noviembre de 2022

Trump: los viajes a Cuba también lo benefician a usted

Donald Trump podría anunciar en breve una serie de cambios en la política de ese país hacia Cuba...

Redacción Cubahora en Exclusivo 13/06/2017
1 comentarios
Turismo norteamericano en Cuba

No pocos medios de prensa reflejan en sus titulares la noticia de que el actual presidente de Estados Unidos, Donald Trump podría anunciar en breve una serie de cambios en la política de ese país hacia Cuba que significaría un retroceso en cuanto a la apertura que impulsó su predecesor, Barack Obama.

Entre ellas, las anunciadas en octubre de 2016 por el gobierno estadounidense hacia Cuba relacionadas con ampliar las posibilidades de viaje de sus ciudadanos. En ellas, fueron modificadas algunas regulaciones del bloqueo contra nuestro país, aunque de manera limitada, pues al mantenerse la prohibición para hacer turismo, los viajeros norteamericanos continúan visitando Cuba, amparados por 12 categorías de permisos.

Meses después, la primera empresa mundial de cruceros, la estadounidense Carnival abrió la primera línea de viajes de cruceros entre Estados Unidos y Cuba en más de medio siglo, cuando llegaba en mayo de 2016 el Adonia al puerto habanero. Luego de que Carnival inaugurara la ruta, durante el primer trimestre de 2017 se concretaron nuevos arribos de cruceros de las compañías estadounidenses Pearl Seas, Royal Caribbean y Norwegian Cruise a la capital cubana.

Con un gesto de buen augurio, conocido como el tradicional saludo de agua, el vuelo 387 de la Aerolínea JetBlue aterrizó en el aeropuerto Abel Santamaría de Santa Clara en agosto de 2016. Así quedaron inaugurados los vuelos regulares entre Cuba y Estados Unidos, suspendidos desde 1961, una ruta a la cual se han sumado otras aerolíneas estadounidenses.

Casi una semana antes de concluir su mandato, Obama derogó la política de pies secos pies mojados y del programa de parole para médicos cubanos, que representaban vías de inmigración inseguras a territorio norteamericano. Constituía esto un paso de avance más en el camino hacia la normalización de las relaciones diplomáticas entre los dos países.

Si pretende retomar las restricciones para que los estadounidenses viajen a Cuba, como afirman diversos medios de prensa, Trump se plantea entonces deshacer uno de los principales logros de la política exterior de Obama. Según Janet Ayala, directora de Comunicación del Ministerio del Turismo (MINTUR), entre las principales regiones de emisión de turistas a Cuba, al cierre del primer trimestre de 2017, Norteamérica (Canadá y Estados Unidos) agrupa el 45% del total de visitantes, Europa el 33% y América Latina el 16%.

Por su parte, los visitantes de Estados Unidos crecen un 118,5% a pesar de que se mantienen las prohibiciones de su gobierno de que puedan venir a Cuba como turistas, siendo necesario calificar en una de las 12 licencias aprobadas, explicó Ayala en el marco de SAHIC-Cuba 2017, el evento internacional de conferencias sobre inversiones en turismo y hotelería.

En 2016, 613 mil personas viajaron de Estados Unidos a Cuba, de ellos 329 mil cubanoamericanos y 284 mil 937 norteamericanos, este último dato representó 74 por ciento de crecimiento respecto al año anterior, y la tendencia se mantiene en 2017.

El total de visitantes procedentes de Estados Unidos en el primer mes de este año totalizó 74 mil visitantes, si se añaden los 31 mil cubanoamericanos, cifra que creció 78 por ciento, según cifras oficiales procesadas por el profesor universitario cubano José Luis Perelló.

Manuel Marrero, Ministro de Turismo de Cuba precisó durante la apertura en Holguín de la Feria Internacional de Turismo FitCuba 2017, que en los tres primeros meses las llegadas desde Estados Unidos aumentaron en un 18 por ciento.

El dinamismo en general del sector turístico en Cuba, unido al restablecimiento de relaciones diplomáticas, hizo que Expedia, gigante estadounidense de las reservas de viajes en línea anunciara recientemente en un comunicado, su entrada en el mercado cubano.

Por su parte, la compañía estadounidense Airbnb, especializada en el turismo en casas particulares, ha enviado a Cuba a más de 560 mil visitantes, desde que lanzara su servicio para nuestro país el dos de abril de 2015, según un reporte de la firma californiana publicado recientemente.

El informe indica que en el 2017 la Mayor de las Antillas ha sido el noveno destino más popular como país en Airbnb para los viajeros estadounidenses, por encima de Australia, Alemania, Holanda o Tailandia.

Tras los informes de que la Administración Trump está preparada para revertir las políticas de la era Obama en Cuba, Engage Cuba encabezó una coalición de grupos empresariales, economistas y destacados expertos de Cuba para analizar el impacto económico que supondría para Estados Unidos un retroceso en este sentido.

Los resultados del estudio arrojaron que invertir el progreso con Cuba amenazaría los intereses de seguridad nacional de Estados Unidos, costaría a la economía estadounidense 6.600 millones de dólares y afectaría a 12.295 empleos estadounidenses.

Luego de los cambios regulatorios que facilitaron el crecimiento de la llegada de estadounidenses a Cuba, retirar los viajes ampliados podría costar a las aerolíneas y líneas de cruceros $ 3.500 millones y afectar a 10.154 empleos en esas industrias.


Redacción Cubahora

Desde la redacción de Cubahora se toman día a día decisiones informativas, editoriales y de cualquier índole.

Se han publicado 1 comentarios


eloy
 21/6/17 14:20

señor trum , Somos felices en cuba , le agradecemos sus deseos deayudar a nuestro pueblo ,pero mejor ocupese de suyo

Deja tu comentario

Condición de protección de datos