jueves, 25 de abril de 2024

Por la mínima ganó PPK la presidencia de Perú

El candidato del derechista partido Peruanos por el Cambio (PPK), Pedro Pablo Kuczynski, ganó la presidencia de la nación andina en una segunda vuelta con un mínimo de diferencia con su rival, Keiko Fujimori...

Clara Lídice Valenzuela García en Exclusivo 10/06/2016
0 comentarios

El electo presidente de Perú, Pedro Pablo Kuczynski, ganó las elecciones por un mínimo gracias al apoyo coyuntural de último momento de fuerzas de izquierda, que lograron evitar la victoria de Keiko Fujimori, y el eventual retorno de un sistema dictatorial como el implantado por su encarcelado padre, que controló el país entre 1990 y 2000.

Este jueves, la Oficina Nacional de Procesos Electorales (ONPE) confirmó que Kuczynski, banquero de 77 años, triunfó con el 50,12% de los votos frente al 49,88% de Fujimori, del Frente Popular, que hasta hace apenas dos semanas era considerada una ganadora segura en la segunda vuelta comicial del pasado día 5. Es decir, se trata de una victoria pírrica, con una diferencia en torno a los 40 mil votos.

Con el ciento por ciento de las actas escrutadas, procesadas de manera transparente, según la ONPE, la perdedora carece de derecho a reclamación. Esta es la segunda ocasión en que la hija de Alberto Fujimori queda rezagada,  pues antes lo hizo frente a Ollanta Humala, el saliente mandatario.

Para analistas está claro que el neoliberal Kuczynski, banquero, político y músico, obtuvo el triunfo gracias al respaldo de la izquierda, en especial el Frente Amplio liderado por Verónika Mendoza, tercera colocada con un 20% de boletas en la primera vuelta del 10 de abril pasado.

Sin el apoyo del Frente Amplio y las movilizaciones contra Keiko por movimientos populares, el presidente conocido como PPK, pues la abreviatura de su nombre coincide con la de su partido, no hubiese podido remontar el 21,01 %  de la primera vuelta, mientras su rival ganó el 39,85 % y parecía que seguiría ascendiendo. En el balotaje resulta triunfador quien alcance la mayor cifra de votos válidos.

Lo que se expresó en las urnas no fue simpatía por el candidato del PPK, pues la población peruana conoce su ideología  coincidente con la de Fujimori,  sino ponerle freno al gobierno que con la empresaria de 41 años y sus testaferros se les venía encima. Con Kuczynski existe la posibilidad de establecer una lucha de clases abierta, mientras que con Keiko se impondría –según analistas- un régimen de mano dura.

En entrevista exclusiva para teleSUR, el analista, sociólogo y catedrático universitario Héctor Béjar explicó que el nuevo gobierno “va a ser de orientación básicamente neoliberal en el aspecto económico. En el aspecto político va a ser una democracia parlamentaria, lo que significaría una relación cercana con los Estados Unidos”.

Béjar precisó que “como ha recibido el apoyo de la izquierda y gracias a ella ha obtenido el triunfo, es probable que haya un gobierno de centro-derecha y no de derecha totalmente”, además de que tendrá la presión del movimiento social, con una agenda pendiente, en especial lo referido a las inversiones mineras. Se prevé, dijo, una lucha fuerte en los próximos años y esperamos un diálogo entre la izquierda y el nuevo Ejecutivo, que además tendrá al Congreso en contra, con mayoría de Fuerza Popular.

El nuevo mandatario, favorito de las élites financieras y miembro de las facciones conservadoras peruanas, antes de comenzar su carrera política estuvo relacionado con la dirección de proyectos para corporaciones privadas, en especial de Estados Unidos, país del que se hizo ciudadano y luego renunció para postularse en el 2010.

Hijo de padre alemán y madre estadounidense, fue  ministro de Economía entre 2001 y 2002 de Alejandro Toledo, y en un segundo período, de nuevo primero como Ministro de Economía y luego como primer ministro entre 2005 y 2006 cuando logró bajar el déficit fiscal a cero.

Asesor del Fondo Monetario Internacional, Kuczynski trabajó en el Banco Mundial y en 1966 regresó a Perú para colaborar con el primer gobierno de Fernando Belaunde Terry desde el Banco Central de la República. Luego de la llegada al poder del general Juan Velasco Alvarado en 1968, PPK huyó a lo que llamó el exilio en Estados Unidos, pues se le acusaba de corrupción por usar 115 millones de dólares a favor de la International Petroleum Company.

El criticado extravismo de los recursos mineros, contra el cual se alzan voces de campesinos y obreros, deberá mantenerse durante el próximo régimen como la forma más visible de generación de ganancias en manos privadas, con la consiguiente devastación de la ecología y el despojo de las comunidades locales, entre ellas las indígenas.

El próximo 28 de julio el anciano presidente, nacido en Lima el 3 de octubre de 1938, asumirá el mando como hombre fuerte del capitalismo local e internacional, pero lo acompaña también, a su pesar, una parte de la población organizada, capaz de movilizarse en horas, que en su mayoría mantiene la memoria histórica y parece decidida a hacerle difícil sus años de gobierno.


Compartir

Clara Lídice Valenzuela García

Periodista


Deja tu comentario

Condición de protección de datos