domingo, 23 de junio de 2024

Obama y el posible último “paso” de los prisioneros en Guantánamo

La cifra de presos en huelga de hambre en el penal administrado por Estados Unidos en la base militar que mantiene ilegalmente en Cuba crece y abarca ya a la mayor parte de los 166 recluidos en Guantánamo...

Iroel Eri Sánchez Espinosa en Exclusivo 02/04/2013
0 comentarios
Prisionero de Guantanamo
"La única manera de abandonar Guantánamo es si estás muerto”

Con el cerco impuesto por las autoridades militares estadounidenses, las noticias pueden variar en el número pero todas coinciden en que la cifra de presos en huelga de hambre en el penal administrado por Estados Unidos en la base militar que mantiene ilegalmente en Cuba crece y abarca ya a la mayor parte de los 166 recluidos en Guantánamo.

Se afirma que los que no participan en la protesta lo hacen por estar enfermos o tener una edad muy avanzada y la mayoría de las informaciones sitúa en 130 el número de participantes en el ayuno que comenzó en el mes de enero.

El portavoz del Comité Internacional de la Cruz Roja, Simon Schorno, ha afirmado que “las tensiones pasadas y actuales en Guantánamo, incluida la huelga de hambre, son resultado de la incertidumbre que enfrentan los detenidos”. Un total de 46 prisioneros están en detención indefinida y no se les han presentado cargos ni han sido llevados ante un tribunal y más de la mitad se ha demostrado no hay razón para mantenerlos en una prisión en la que llevan diez años. Las denuncias de torturas y malos tratos sobre lo que ocurre allí han inundado el mundo y a pesar de que el presidente estadounidense, Barack Obama, hizo campaña electoral para su primer mandato prometiendo terminar con ese infierno, ya comenzó el segundo sin aludir al tema.

Carlos Warner, abogado que representa a 11 de los reos en Guantánamo, describió como “extremas” las condiciones en que permanecen los prisioneros. “Más de la mitad de los presos del centro de detención tiene el visto bueno del Pentágono para ser transferidos y sin embargo permanecen entre rejas”, dijo. “Sin duda, esa situación les deja con la sensación de que la única manera de abandonar Guantánamo es si estás muerto”, y añadió: “Desgraciadamente, creo que están preparados para dar ese paso”.

Desde que Estados Unidos convirtió Guantánamo en lugar para recluir a sus detenidos en la “guerra contra el terrorismo”, nueve presos han muerto allí, la mayoría suicidados. Ahora, para mayor vergüenza de Obama, ese “paso” para abandonar Guantánamo puede ser masivo si su gobierno no tiene el valor para convertir su promesa olvidada en justicia urgente que evite sumar a sus hazañas con los drones una masacre más silenciosa pero de la que no será menos culpable.


Compartir

Iroel Eri Sánchez Espinosa


Deja tu comentario

Condición de protección de datos