martes, 29 de noviembre de 2022

No habrá “primavera cubana” creada con manipulaciones mediáticas

¿Lograrán esta vez entorpecer el restablecimiento de relaciones Cuba-Estados Unidos?...

Norelys Josefa Morales Aguilera en Exclusivo 28/11/2015
2 comentarios

Cualquiera que desee encontrar las realidades hallará que la verdad se vuelve sal y agua, cuando la batería mediática ejecuta sus operaciones. Les distingue la coordinación y rapidez, sin saberse de dónde parten las agendas informativas, que nos obsequian agencia internacionales y medios corporativos.

El caso de la migración cubana, el ocultamiento interesado de hechos incontrastables,  y el sobre dimensionamiento de otros, conduce a que nuevamente estemos frente a lo que comúnmente se denomina campaña mediática, pero que es ni más ni menos la agresión con fines determinados, en escenario de guerra no convencional, o si lo prefieren, de gestación de un golpe suave, en los que la CIA tiene bastante experiencia. 

El factor humano y emotivo, es manipulado en nombre de derechos legítimos, que hacen que el ciudadano medio fije su atención hacia donde los medios les seducen, mediante técnicas probadas. Esa es la estrategia y la labor, así como otros objetivos, enunciados más adelante. ¡Cuánto darían por desórdenes que condujeran a la utópica "primavera cubana"!.

Los cubanos involucrados en el actual affaire, desean viajar a Estados Unidos, otro país no les interesa. Los motivos se saben. Cuando han tratado de obtener visas en la hoy embajada de Estados Unidos en La Habana, se les continúa negando.

La agencia AP lo publicó el 22 de julio de este 2015, cuando quizás se comenzó a gestar lo que vemos hoy: “Cientos de cubanos hicieron largas filas en las afueras de la nueva embajada estadounidense el martes en La Habana para intentar obtener una visa.”

Pero, el silenciamiento mediático a que los cubanos -cientos dijo la Agencia- estaban solicitando visas en la embajada USA, no es casual, pues, en contraste hemos tenido los acontecimientos en curso en Centro América, y el consiguiente ataque sin miramientos a Nicaragua, motivados, entre otros ingredientes por la presión a Costa Rica de Estados Unidos, cuya embajadora en Nicaragua, dijo que cada país es responsable de los que están en su territorio. 

En la reunión del Sistema de la Integración Centroamericana (SICA), este 24 de noviembre, en El Salvador, hubo consenso para trabajar en la lucha contra el tráfico ilegal y la trata de personas. El acuerdo más importante fue que cada nación decidirá “de manera soberana”, si permite o no el paso por sus territorios a los inmigrantes cubanos varados en Costa Rica.

Nicaragua había fijado su posición. A continuación este 26 de noviembre, lo hizo Ecuador, y nadie puede cuestionar la soberanía de su decisión, que ha sido solamente, que los migrantes soliciten su visa a partir del 1 de diciembre, algo que era el único país que no hacía en la región. El Canciller de Ecuador, Ricardo Patiño, ha dicho, que esta situación no aplica para un “corredor humanitario” porque no estamos en presencia de un conflicto bélico. 

De inmediato, el Presidente de Costa Rica, Luis Guillermo Solís aseguró que “es una de las medidas que había que esperar se anunciara de parte de uno de los países más importantes en este proceso. Le agradezco al Gobierno de Ecuador haber tomado esta medida que forma parte de un conjunto de otras medidas que se irán anunciando en los próximos días”, según la web de la Presidencia, este 26 de noviembre.

El aluvión mediático, como cualquiera puede ver, apunta a crear una situación descontrolada y de protesta en la Isla, que es caldo de cultivo, para los planes nunca concluidos, de una “primavera cubana”, para usar un símil, que ayude a la brevedad.

Ya está anunciada la reunión bilateral entre Cuba y Estados Unidos para el día 30 de noviembre. Se supone, que allí habrá alguna decisión honorable porque Cuba continuará defendiendo a sus nacionales, de ser manipulados y arriesgados, en una migración desordenada e insegura, algo que los medios han explotado insistentemente durante años.

A nadie debe escapar, que el trasfondo sucio de la actual campaña u operación mediática, es contra el restablecimiento de relaciones de Cuba y Estados Unidos, puesto que si fuera otro, no sería a los cubanos migrantes a los que se les sobre visibilice mediáticamente. 

Los medios de Miami se han empeñado en presentar este incidente como una “crisis humanitaria”, para convertir esta situación en un problema internacional que perjudique las relaciones entre Cuba y EE.UU.

Cada vez la ultraderecha norteña, socarronamente trata de poner a Cuba en la picota pública para agredirla, les sale el tiro por la culata, y los que sufren son los cubanos. Esta vez tampoco tendrán su “primavera cubana” si es lo que estaban esperando con la manipulación de la migración y el despliegue de la batería mediática de Miami y sus congéneres internacionales de la derecha fracasada.


Norelys Josefa Morales Aguilera

http://norelysblog.blogcip.cu/

Periodista y escritora cubana, impulsora de Blogueros y corresponsales de la Revolución

Se han publicado 2 comentarios


Gladys Canizares
 28/11/15 17:11

De certeza no habrá una “primavera cubana.” Sino que se fijen en las “primaveras” en otros países y los resultados nefastos sin ninguna solución para los ciudadanos.  Desgraciadamente para los cubanos, existen muchos intereses que desean que eso ocurra, por eso no se levanta el embargo, para que los cubanos se desesperen. A veces pienso que ha sido todo un ardid. Pero por otro lado el gobierno cubano tendrá que buscar soluciones rápidas para que los cubanos no vean en Estados Unidos como el bien para todos sus males.

cayo
 28/11/15 12:14

Ecuador tiene todo el derecho de preservar su soberanía y recordemos que, siendo uno de los paises estigmatizados por EE UU, tiene necesidad de impedir una causa más de criticas y campañas mediaticas. Por otra parte, repito que siento dolor de nuestros compatriotas en situaciones dificiles, pero esa acción unipersonal con todo derecho ha servido para que Cuba nuevamente sea vituperada y comparada con las peores desgracias migratorias actuales. Comprendo que el movil migratorio en Cuba tenga un objetivo economico como lo es para todos los paises latinoamericanos y de otras latitudes que saben pueden mejorar su situación en EE UU, pero para Cuba se suman otros elementos como la reunificacion familiar y por encima de todo el privilegio que le otorga la Ley de Ajuste Cubano vigente desde 1966. A esto se suma la reiterada negacion de visa a las mismas personas que, llegadas por cualquier vía pero al amparo de la desdichada Ley, son favorecidos por encima de todos los migrantes. Ser cubano implica, ante todo, pensar en Cuba, en los daños y beneficios que cada ciudadano puede proporcionarle y no poner en riesgo la seguridad de la nación. EE UU ha considerado una amenaza a su seguridad nacional las hipoteticas o reales avalanchas de emigrados. No es ocioso recordar el tratamiento dado a los balseros en la Base Naval de Guantanamo y la inmensa cantidad de ellos que retornaron al país, pero nadie escarmienta por cabeza ajena. Ojalá que las conversaciones sobre temas migratorios encuentren vias de entendiemiento y soluciones no solo a lo actual sino al futuro.

Deja tu comentario

Condición de protección de datos