jueves, 8 de diciembre de 2022

El voto que engrandece a los cubanos

Este lunes se dará a conocer el sexto parte con los resultados preliminares de las elecciones: los delegados electos, las circunscripciones que acudirán a segunda vuelta y la calidad del voto...

Yuniel Labacena Romero en Exclusivo 20/04/2015
1 comentarios

Serenidad en cada ciudadano; ausencia de tiranos, falsas promesas y partidos políticos; postulación directa por los vecinos; urnas protegidas por pioneros, escrutinio público, manos alzadas y aplausos para el que más votos alcanzó… Todo eso y mucho más distinguieron como un proceso de genuina participación los comicios para elegir a los delegados a las Asambleas Municipales del Poder Popular, este domingo.

Más de ocho millones de cubanas y cubanos estuvieron convocados a las urnas este 19 de abril —justo cuando se celebraba el aniversario 54 de la Victoria de Playa Girón— para elegir a sus delegados a las asambleas municipales del Poder Popular, lo cual se hace cada dos años y medio, según la Ley Electoral. Entre ellos alrededor de 63 400 jóvenes con 16 o más años cumplidos lo hicieron por primera vez.

Quizás por ello no sorprendió ver a muchos ya en los 24 646 colegios electorales cuando el sol entró a raudales por la ventana. En esta ocasión no estaban al lado de una urna electoral como lo hacían años atrás con su uniforme escolar y los atributos pioneriles. Esta vez estaba frente a ella, escogiendo a sus propios representantes, a esos que con total apego a los principios democráticos que distinguen las elecciones cubanas han de estrecharse codo a codo con el pueblo.

El ajetreo para todos los cubanos había comenzado justo a la siete de la maña cuando se escuchó el Himno Nacional por cadena radial y los presentes ya en ellos lo entonaron y escucharon el un llamamiento oficial. No obstante desde la seis de la mañana ya se revisaban en esos sitios las condiciones necesarias para que las elecciones fueran positivas como aseguró Alina Balseiro Gutiérrez, presidenta de la Comisión Electoral Nacional (CEN).

Los diferentes partes compartidos constantemente desde la Televisión Cubana evidenciaban un alto porcentaje de asistencia a las urnas. Dos horas después de abiertos los colegios, un total de 2 426 000 electores, para un 28,96 por ciento del total inscriptos con derecho al voto, habían acudido a las urnas en los colegios electorales abiertos en todo el país.

Pasadas las cinco de la tarde, el 85,19 por ciento del universo electoral del país había asistido a las urnas. Según presidenta de la Comisión Electoral Nacional esta cifra significa que votaron en toda Cuba hasta esa hora siete millones 272 747 personas de las ocho 536 670 convocadas a las urnas.

Agregó que la de este domingo ha sido una jornada positiva, satisfactoria y un buen resultado que hasta las cinco de la tarde da la medida de cómo se ha comportado la asistencia de nuestro pueblo a las urnas. También advirtió que  hubo algunas incidencias en el proceso, como la ocurrencia de lluvias y la falta del fluido eléctrico en lugares muy puntuales, pero estas no impidieron la asistencia del pueblo.

Balseiro Gutiérrez elogió la presencia de los observadores, implementados por vez primera en el sistema electoral cubano con jóvenes universitarios, lo que ayudó muchísimo desde el pleno paso de nominación para perfeccionar el proceso. Además se refirió al gran esfuerzo realizado en este día especial por las autoridades electorales, las cuales aportaron con transparencia y firmeza para que transcurriera con éxito.

Justo a las 6:00 de la tarde, las 12 mil 589 circunscripciones existentes en Cuba dieron por concluido el proceso de votación y cerraron así todos los colegios electores. Tras ese paso comenzó el escrutinio público y el cómputo con participación popular. Tal y como establece la Ley Electoral cubana, fueron abiertas las urnas para proceder al recuento de las boletas, de donde saldrán electos aquellos que alcancen el 50 por ciento más uno de los votos válidos.

Momentos especiales

Fue a las 12 y 35 de la tarde que llegó el voto de Fidel a su Colegio Electoral de siempre. Lo hizo en otra muestra consistente de lealtad a nuestros principios y en cumplimiento a su deber ciudadano. Las imágenes mostradas por nuestra Televisión eran evidencia de ese eterno guerrero que no abandona jamás a su pueblo, aun en condiciones difíciles y que cada día se muestra más lucido para asombros de aquellos que denigran su existencia.

Como estipula la Ley Electoral para los casos de ciudadanos aptos para el ejercicio del sufragio, pero con algún impedimento, el Comandante en Jefe fue visitado en su hogar por un miembro suplente de la Mesa Electoral para llevarle la boleta, que luego y ya con el voto de Fidel, trajo de vuelta al recinto, debidamente doblada y sellada.

Según los reportes, la presidenta del Colegio Electoral número uno, Carmen Llópiz Casadevall, fue quien recibió la boleta a nombre del elector número 18, Fidel Castro Ruz, del CDR 1, perteneciente a la circunscripción 13 del municipio Plaza en la capital. Una vez allí, se dejó constancia en la lista de electores del voto del líder histórico de la Revolución, y seguidamente se procedió a depositar la boleta en la urna. Así sucedió también en los comicios de octubre de 2007, enero de 2008, abril de 2010 y octubre de 2012.

Entre esos ocho millones de cubanos que también votaron este domingo estuvo el Presidente Raúl Castro Ruz. Al llegar al colegio, ubicado en el habanero municipio de Playa, Raúl conversó con los miembros de la mesa electoral sobre la importancia de estas elecciones en las que más de 8 millones de cubanos fueron convocados para elegir a sus representantes en los órganos de gobierno de base en el país.

Según los medios de prensa, específicamente, indagó acerca de la cantidad de personas que habían votado hasta el momento en el colegio y los que faltaban por ejercer el sufragio. Luego de votar, el General de Ejército compartió con los pioneros que custodiaban la urna y los que esperaban su turno para hacerlo.

Les preguntó por los estudios, en qué grado estaban, qué querían ser cuando crecieran, cada qué tiempo se rotaban en el cuidado de la urna y si sabían la cantidad de años que les faltaba para poder votar. Después, entre risas y bromas, se tomó varias fotos con ellos.  A la salida del lugar, Raúl conversó también con un grupo de vecinos que ya habían votado y esperaron para saludarlo.

El voto de los Cinco

En esta histórica jornada no faltó el voto de los Cinco, esos valerosos hombres que estuvieron más de 16 años  injustamente en cárceles norteamericanas por defender a todo nuestro pueblo y a la humanidad del terrorismo. Refieren los medios que Gerardo Hernández Nordelo llegó acompañado de su esposa Adriana al Colegio Electoral número uno, de la Circunscripción cinco, del municipio capitalino del Cerro.

Tras votar, confesó sentirse muy emocionado por ejercer ese derecho del que por más de 16 años se le había privado, al encontrarse injustamente preso en cárceles estadounidenses, y consideró de infinito valor los sufragios de este domingo en los cuales participaban los cubanos.

Dijo que era un hecho transparente, pero que se debe ganar en consciencia de que este primer paso, donde se eligen a los delegados a las asambleas municipales del Poder Popular, es muy importante, por tratarse de la elección de quienes lidian con los problemas en el barrio. Por eso insistió en que el voto debe ser por el más competente y con más virtudes para servir.

Gerardo fue de los que recordó también que recientemente la Isla desempeñó un papel digno en la Cumbre de las Américas, celebrada en Panamá, donde demostramos ir por el camino correcto. “Las estrellas se van alineando y el enemigo parece que comienza a rectificar. Nosotros no hemos cedido en nada. Estamos defendiendo los mismos principios que en 1959, cuando empezaron a pretender aislar a nuestro país”.

También acompañado por su esposa, Olga Salanueva y su hija mejor, Ivette González, René González llegó al  Colegio Electoral número 1 de la circunscripción 10 del capitalino municipio de Playa, donde dijo que se sentía feliz pues esta fue la iniciación de Ivette como votante.

“Una alegría estar aquí ejerciendo este derecho y a la vez este deber… es un derecho que tenemos como ciudadanos y es un deber también gobernarnos nosotros mismos, porque de eso se trata la soberanía y estar haciéndolo y junto a mis cinco hermanos en Cuba es una tremendo privilegio, tremenda alegría y es además la celebración de un triunfo”, expresó.

“Lo que más distingue este proceso es que va a la esencia de las cosas y no a la superficie. Yo vi mucha fanfarria, mucho globo de colores, mucha gritería y pachanga fuera de los centros de votación (en Estados Unidos), y todo eso en función de los que pusieron el dinero para comprar esos candidatos y vendérselos al pueblo como si fueran hamburguesas, con las mismas técnicas”, subrayó el Héroe de la República de Cuba.

Antonio Guerrero Rodríguez, Héroe de la República de Cuba, quien ejerció su voto en el Colegio No. 2 de la circunscripción 60, en Arroyo Naranjo, dijo que estar en el barrio era regresar a sus orígenes, borrar ese tiempo fuera de la patria y cumplir uno de los deberes más importantes del cubano. Dijo “como todo revolucionario, ejercer su voto incorporándose después de tantos años a la vida y las tareas de la patria”.

“Esta es una de las actividades más hermosas e importantes que hemos realizado porque se trata de demostrar el amor a la Revolución, de demostrar la unidad de nuestro pueblo y el apoyo a nuestro sistema electoral democrático —mucho más democrático que lo que otros llaman una democracia verdadera”, detalló el Héroe de la República.

“Regresar a este espíritu electoral —en un día como hoy que aconteció la victoria de Playa Girón— y notando el entusiasmo y organización que reina en cada uno de los colegios, nos llena de alegría y nos da la certeza de que esta será otra victoria de nuestro pueblo”, afirmó Guerrero Rodríguez, quien además dijo que el pueblo cubano está consciente de lo que representa ejercer su voto.

Elecciones diferentes

Nuevos pasos caracterizaron estas elecciones. Uno de ellos fue que se le solicitó a cada elector que fírmese en la Lista de Electores como constancia de que asistió a ejercer su derecho al voto, lo cual es voluntario y puede o no hacerlo. También la posibilidad de que los colegios electorales pudieran tener cada uno hasta 700 electores,  la creación de comisiones electorales especiales, así como desde el proceso de nominación, los observadores que le aportaron más confiabilidad a las elecciones.

En el actual proceso de nominación, efectuado con satisfactorios saldos en las miles de asambleas de áreas organizadas por circunscripción, resultaron nominados 27 379 candidatos, constituyendo la cantera para ser propuestos y elegidos como presidentes y vicepresidentes de sus Asambleas Municipales.

Cifras publicadas en el periódico Granma destacan que de los candidatos, 9 815 son mujeres, 5 448 jóvenes y 11 663 negros y mestizos. Predomina entre los nominados el nivel de escolaridad medio superior. Las cualidades humanas, éticas y revolucionarias; así como también su compromiso con la comunidad y el país distinguen a los elegidos este domingo.

Valido destacar que cuando aun andaban las asambleas de nominación en su pleno movimiento, las listas de electores -que contienen los datos de identificación y residencia de los ciudadanos con derecho al sufragio-, ya eran colocadas en lugares visibles, con la oportunidad de que cada uno pueda verificar sus datos y en su caso, proceder a subsanarlos, modificarlos o actualizarlos, según corresponda.

Además, se hicieron públicas las síntesis biográficas y las fotos de cada candidato en los sitios de mayor afluencia y de acceso para todos los electores, con vistas a que valoren nuevamente cuáles representantes en su opinión tienen mayores méritos y aptitudes para representarlos. Importante fueron también las 188 900 autoridades electorales, entre ellas cerca de 123 000 en las mesas, el eslabón más cercano al elector.

Para los cubanos es algo muy común concurrir a las urnas, no solo por ser un deber cívico, sino porque esta es una de las formas más concretas de demostrar la participación de un pueblo en sus destinos. Una gran fiesta popular, que en honor a la verdad comienza desde mucho antes, cuando en reunión de barrio se proponen los posibles candidatos.

Votamos de forma entusiasta y masiva con la inmensa alegría de celebrar estas elecciones justo cuando se recordaba el aniversario 54 de la Victoria de Playa Girón, también luego de la recién concluida VII Cumbre de las Américas y la digna representación de nuestra sociedad civil, y también con el feliz regreso a la Patria de los Cinco antiterroristas cubanos defensores de la justicia. Esperemos este lunes entonces para conocer el sexto parte con los resultados preliminares, los delegados electos, las circunscripciones que acudirán a segunda vuelta y la calidad del voto (boletas válidas, en blanco, nulas).

La participación decidida y el voto por el mejor candidato señalaron los principios y valores de cada uno en este acontecimiento político de extraordinaria importancia. Quienes ejercieron nuevamente su derecho al sufragio, en este proceso masivo, gigantesco; regido por la legalidad, la transparencia y la ética, lo hicieron pensando en el Apóstol, “el voto es un depósito más delicado que otro alguno, pues va con él vida, honor y porvenir”.


Yuniel Labacena Romero

Se han publicado 1 comentarios


Antonio
 21/4/15 10:05

Esse é o verdadeiro exercício da democracia.

Deja tu comentario

Condición de protección de datos