lunes, 26 de febrero de 2024

El Sur muestra fortaleza en la ONU

Las naciones del Sur muestran en la sexagésimo octava Asamblea General de la ONU una diplomacia contundente respecto a la defensa de los derechos de sus pueblos...

Clara Lídice Valenzuela García en Exclusivo 28/09/2013
0 comentarios
Evo Morales-ONU
Evo Morales calificó de cínico a Obama en su discurso en la ONU.

Las naciones del Sur han demostrado unidad en esta sexagésimo octava Asamblea General de la ONU al acusar directamente a Estados Unidos de su errónea política exterior, que se manifiesta hoy en el espionaje electrónico a gobiernos y personas comunes, en el posible ataque a Siria y en el bloqueo económico, comercial y financiero contra Cuba, entre otras expresiones.

La condena a Estados Unidos se hizo notable desde la apertura de la reunión el pasado martes, cuando la presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, acusó a la Casa Blanca de espiarla a ella como jefa de Estado, a su gabinete y a la empresa estatal Petrobrás, y le dijo al presidente Barack Obama, con duras palabras, que no estaba dispuesta a permitir tales desmanes.

También, en un aplaudido discurso, el presidente boliviano Evo Morales, calificó a Obama de “cínico” y “pirata”, al tratar de defenderse con mentiras acerca de su posición hacia Siria y por impedir el sobrevuelo de su avión presidencial sobre varias naciones europeas.

A partir de ahí, hasta hoy, de una u otra manera los dignatarios o sus representantes en la cita de Nueva York critican al régimen estadounidense por su política agresiva e irresponsable contra Siria, similar a la que antes aplicó contra Iraq, Libia y Afganistán, apoyado en mentiras certificadas por expertos, con el único propósito de adueñarse del petróleo y transformar la geopolítica del Medio Oriente.

La comunidad internacional, encabezada por las naciones del Sur, desecha la posibilidad de una intervención militar en Siria, cuyo gobierno está dispuesto a cooperar incluso en la destrucción de sus armas químicas, luego de la victoria diplomática de Rusia contra el plan de Obama.

Las críticas a Estados Unidos en la ONU no se limitan a su proceder guerrerista e injerencista. Un número importante de dignatarios rechazó también su política agresiva contra Cuba, manifiesta en el bloqueo que por más de cinco décadas ha impedido el desarrollo económico de la Isla, afectando la salud de su población, entre otros males.

Ante los líderes de 193 Estados reunidos en la Asamblea General, Bolivia, Antigua y Barbuda, Uruguay, El Salvador, Guyana y Trinidad y Tobago; Sudáfrica, Argelia, Namibia, Ghana, Chad, Mozambique y Gabón; Sri Lanka y Timor-Este calificaron el bloqueo como “el peor genocidio”, “inútil y triste” y “conducta del pasado”. 

Desde 1992, en la misma sala donde están reunidos ahora los dirigentes mundiales, se vota cada año una resolución de condena contra la extrema medida anticubana de las administraciones que han pasado por la Casa Blanca.

 ESPACIO DE CONCERTACIÓN

 La diplomacia del Sur, que mantiene una posición de defensa de las naciones pobres y subdesarrolladas, también aprovecha la magna cita en las Naciones Unidas para celebrar importantes reuniones, como la de Cancilleres de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC), bajo la presidencia pro témpore de Cuba.

El canciller cubano Bruno Rodriguez, en representación de la presidencia de CELAC, habló la víspera ante el plenario, al que dio a conocer el accionar a nivel regional e internacional de esa organización, a la que pertenecen 33 Estados, con casi 600 millones de personas, algunos con un alto grado de desarrollo económico y enormes recursos naturales.

Rodríguez destacó, en nombre del bloque, la profunda preocupación ante la amenaza para la humanidad que representa la continua existencia de armas nucleares y su posible uso o amenaza de uso, y señaló que es una necesidad urgente avanzar hacia el objetivo del desarme nuclear.

Este viernes, en la cita de ministros de exteriores de la organización fundada en 2011 en Caracas, se informó sobre las actividades de los últimos meses para promover la cooperación y el intercambio, y a favor del desarrollo social, la erradicación de la pobreza y las migraciones. También se trató de futuras citas acerca de gestión de desastres, energía, lucha contra la droga y la corrupción, y finanzas, entre otros.

La troika ampliada de la Comunidad (Cuba, Chile, Costa Rica y Trinidad y Tobago) prevé en su agenda en la ONU reuniones bilaterales con China, Japón, Turquía, Corea del Sur y el Consejo de Cooperación de Países Árabes del Golfo.

Mientras, la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA) celebró también en este contexto su Consejo Político en solidaridad con denuncias y reclamos soberanos de Venezuela, Nicaragua y los países caribeños.

Los ministros de Relaciones Exteriores de los nueve Estados miembros del ALBA y otros altos funcionarios exigieron a Estados Unidos respeto al derecho internacional, a la inmunidad y a  las garantías para la presencia de dignatarios en foros internacionales, demandas que se asocian a la inasistencia del presidente venezolano Nicolás Maduro a la Asamblea General, por nuevas tensiones en la relación de su país con Estados Unidos.

El canciller de Venezuela, Elías Jaua, precisó que autoridades estadounidenses prohibieron hace pocos días el sobrevuelo sobre el Estado anexado de Puerto Rico al avión que conducía a Maduro a China e indicó también las trabas en la entrega de visas a funcionarios de su país, y otros obstáculos y amenazas de Washington, que motivaron la decisión.

Asimismo, los Ministros del ALBA rechazaron las campañas mediáticas contra Nicaragua, a raíz de diferendos sobre límites marítimos con países de la región, y apoyaron la intención de las naciones caribeñas de reclamar indemnizaciones a sus antiguas metrópolis por la trata de esclavos africanos y el genocidio contra las poblaciones autóctonas.


Compartir

Clara Lídice Valenzuela García

Periodista


Deja tu comentario

Condición de protección de datos