miércoles, 7 de diciembre de 2022

Delegar poderes en el delegado

El delegado es el primer escalón del sistema político cubano, pero a veces se desestima su capacidad. ¿Ejerce gobierno el delegado? Parece que algunos olvidan que ese cubano está ocupando un cargo público dentro de las estructuras estatales…

Javier Ortíz en Exclusivo 04/12/2013
5 comentarios
delegados Asamblea Nacional del Poder Popular
El delegado es el primer escalón del sistema político cubano.

El poder del delegado de una Asamblea Municipal es inversamente proporcional al proceso democrático que lo convierte en el representante de sus electores. Si lo piensan, la nominación y selección del delegado es un acontecimiento político cien por ciento democrático. Lo nomina una asamblea de vecinos, lo eligen en elecciones competitivas y solo puede ocupar el cargo con más de cincuenta por ciento de los votos. Democracia a pulso, sí, pero a veces lo que altera el pulso es la capacidad de los delegados elegidos por el pueblo para trabajar en beneficio de sus electores.

Y uno puede preguntarse ¿cuál es el poder de un delegado? A propósito de que aún avanza en algunos territorios el proceso de rendición de cuentas, proponemos la siguiente reflexión: cada uno de ellos pertenece a una Asamblea Municipal del Poder Popular, la Constitución les da a los parlamentos locales muchas atribuciones dentro de sus respectivos territorios, y todos sabemos que las instituciones y las personas que toman las decisiones no están flotando sobre una embarcación en aguas internacionales: están ubicadas en municipios, dentro de la jurisdicción de esas asambleas.

En un recorrido por la provincia de Santiago de Cuba, el Presidente de la Asamblea Nacional del Poder Popular, Esteban Lazo, comentó que la mitad de los planteamientos de la población en el actual proceso de rendición de cuenta constituían demandas a las administraciones de empresas por ineficiencias, mal servicio, desatención y falta de calidad y control.

Entonces, ¿qué pasa? O acaso es letra muerta el artículo 103 de la Constitución, que dicta: las Asambleas del Poder Popular “son los órganos superiores locales del poder del Estado, y, en consecuencia, están investidas de la más alta autoridad para el ejercicio de las funciones estatales en sus demarcaciones respectivas y para ello, dentro del marco de su competencia, y ajustándose a la ley, ejercen gobierno.”

El delegado es el primer escalón del sistema político cubano, pero a veces se desestima su capacidad. ¿Ejerce gobierno el delegado? Parece que algunos olvidan que ese cubano está ocupando un cargo público dentro de las estructuras estatales.

Las reuniones de rendición de cuentas no deberían ser una exposición de justificaciones institucionales. El delegado no debería estar desarmado ante el dragón de la burocracia. De hecho y de derecho, no lo están. Un acuerdo  del Consejo de Estado en la resolución 65 – 60 y actualizada  en el pasado mes de septiembre por el presidente de la asamblea nacional del Poder Popular Esteban Lazo, plantea,  que para facilitar la atención eficaz de los planteamientos,  los directivos de empresas con mayores problemáticas deberían acompañar al delegado en su reunión para aportar los mayores argumentos a la población. Pero, ¿ocurre siempre de este modo?

¿Qué pasa cuando un burócrata o un dirigente (no elegido por el pueblo) le "pasa máquina" a un delegado cuando va a buscar soluciones para sus electores? ¿Existe una sanción?  ¿A qué instancia se debe apelar? ¿Qué puede hacer el delegado para castigar a los incompetentes que obstaculizan su trabajo?

La mitad, el exacto 50%, de la Asamblea Nacional del Poder Popular, está compuesta por delegados. O sea, a lo largo del archipiélago están desplegados 306 personas con rango de parlamentario, que componen el "órgano supremo de Poder del Estado."

El General de Ejército Raúl Castro anunció en febrero de 2013 que se avecina una reforma constitucional. Entre los futuros cambios a la Carta Magna, no sería mala idea incluir nuevos aspectos que fortalezcan el  empoderamiento de la figura del delegado.

Hay cierta inquietud porque en algunos barrios hay menos asistencia a las asambleas de rendición de cuentas, pero ¿es acaso una ceremonia obligatoria o debería ser un sitio al que el ciudadano encuentre solución a sus adversidades? Entonces, el delegado llega a la  asamblea con las manos vacías, ¿por qué a alguien le extraña que la gente no asista a recibir nada?

En noviembre de 2013, Esteban Lazo recordó en Guantánamo que el Comandante en Jefe Fidel Castro dijo en una en 1992: "Creo que realmente el Consejo Popular se convierte en un eslabón esencial, yo diría que es el eslabón perdido de la dirección estatal socialista". Es un reto enorme situarlos en su justa dimensión.


Javier Ortíz

Se han publicado 5 comentarios


teresita
 6/12/13 17:24

Gran pena ver el trabajo del delegado y sin solucion en muchos casos; Aguas de la Habana es una de las empresas mas complicadas, calle 76 (Playa)despues de un alto gasto x el estado en reparacion ahora es un rio dias alternos y solo justificaciones a la delegada, atada de manos sin dar solucion aun en el mayor esfuerzo.

Yunitón
 5/12/13 11:23

Mi papá fue delegado, y la verdad que por poco me lo matan de un infarto... son muchos problemas los que existen, y la gente en busca de una solución recurren a estos delegados, pero no siempre está en las manos de ellos, la mayor parte del tiempo son peloteados, y hasta mal informados... les exigen muchas reuniones, pero no les dan soluciones para responderle a los vecinos que ponen sus esperanzas en estas personas...

Javier
 5/12/13 11:17

Si el delegado no tiene poder el pueblo ve el poder como algo lejano, como algo que le es ajeno. Muchas veces el delegado es un simple vocero entre el gobierno municipal y el pueblo...nada más.

Irai
 5/12/13 11:00

Holas, interesante articulo, me gusta, lastima q el recorrido haya sido en Santiago y no en la Habana, aqui pasa igual, la ultima de mi circunscripcion no fue nadie, ningun representante del agua, q hay cien mil quejas sobre el agua, el de la farmacia, de la panaderia, en fin, la dejaron sola, como ella misma dijo, y no pasa nada y en cto a la asistencia de los electores, ni hablar, extremadamente pobre, x ejemplo el CDR mio q es de ciento y tantos cederistas asistieron 5, y de ellos 2 eran de mi familia, o son, eso es un problema q hay q resolver, bueno, uno de tantos, otra cosa, x lo menos la delegada ahora no habla de los parques y avenidas q estan dentro del municipio y q ni siquiera conocemos, ni vamos, habla de la comunidad en q vivimos, eso es un paso de avance, xq antes cdo se terminaba de rendir ctas ya los asistentes estabamos cansados de oir lo q no nos pertenece y nos retirabamos y no planteabamos nada, asi sucedia, ahora felizmente es diferente, bueno, yo tengo de este tema q hablar cantidad, pero bueno no quiero dar + lata, sdos

Niurky Caminero desde FB
 4/12/13 12:04

fui delegada durante cinco año hasta 2009 y le digo ke no fue nada facil ,pero me nutri y me implike mucho con la poblacion nunca tuve ,hora de citas ,a cualkier hora los atendia y siempre agradablente aunke muchas cosas no estaban en mis manos .

Deja tu comentario

Condición de protección de datos