martes, 6 de diciembre de 2022

Cuba en Cumbre de Las Américas: más allá de la diplomacia

América Latina y el Caribe unidas podrían reparar la injusticia histórica de la exclusión de Cuba impuesta por Washington...

Norelys Josefa Morales Aguilera en Exclusivo 09/03/2012
0 comentarios
Banderas de América
Cuba aislada de un espacio que se le llama de “Las Américas”.

Una disyuntiva recorre los vericuetos de las cancillerías hemisféricas: obedecer los dictados de Washington o reparar el contrasentido de aislar a Cuba de un espacio que se llame de “Las Américas” verificado en el mecanismo de las cumbres instaladas desde 1994 por una iniciativa del ex presidente de los Estados Unidos Bill Clinton.

Se trata de reuniones de mandatarios del subcontinente y Canadá con el presidente de turno norteamericano para reforzar su control económico y financiero sobre los mercados y la vida política del continente, según analistas y la percepción de la opinión pública regional.

Después de la reunión del mandatario de Colombia, sede de la VI Cumbre  en Cartagena, Juan Manuel Santos con el presidente Raúl Castro en La Habana el tema se agitó nuevamente.

El parteaguas lo había hecho el presidente ecuatoriano Rafael Correa en la pasada cumbre del ALBA en Caracas, proponiendo: “si Cuba no va, si no es invitada a esa Cumbre de las Américas, ningún país del ALBA, por lo menos del ALBA asista a dicha reunión”. O sea, que si falta Cuba está incompleta la región.

La posición de Cuba es la que expresó el Presidente Raúl Castro Ruz el 5 de febrero, en Caracas, en la Cumbre de Presidentes del ALBA. Dijo allí que Cuba jamás lo habría reclamado, pero que apoya el planteamiento del Presidente Correa, Evo y otros presidentes, de actuar para que cese la exclusión de Cuba, posición que consideramos muy justa, ha afirmado el canciller Bruno Rodríguez Parrilla en Conferencia de prensa en La Habana este 8 de marzo.

Por su parte, el mandatario de Colombia, que como país sede no puede eludir la respuesta, optó por no enojar a Washington. En declaraciones a los medios en el aeropuerto internacional José Martí, este miércoles 7, comentó que resulta difícil extender una invitación a Cuba.

Santos dijo que “no hay consenso” sobre la participación de la isla en ese encuentro regional, que era lo que de él esperaban para excluir a Cuba.

“Con un enorme irrespeto por Colombia y por América Latina y el Caribe, los voceros norteamericanos desde el primer día habían decretado la exclusión de Cuba. El vicepresidente Biden, la Secretaria de Estado Clinton, un subsecretario y otros voceros del Departamento de Estado, expresaron su veto antes de que la anunciada consulta ocurriera”, dijo Rodríguez Parrilla.

Sin embargo, tras las declaraciones de Santos, el Departamento de Estado no quiso referirse a la no asistencia de la isla a la Cumbre de las Américas para dejar la papa caliente a Colombia.

Pero, la legisladora estadounidense republicana Ileana Ros-Lehtinen, presidenta del Comité de Asuntos Exteriores de la Cámara de Representantes de EE.UU., consideró que haber invitado a Cuba a la Cumbre de las Américas del próximo abril “hubiera sido un insulto a la democracia, la libertad y los derechos humanos”.

Posición que ni Estados Unidos ni la legisladora mafiosa han mantenido contra dictaduras como la de Pinochet en Chile o como ante el golpe de Estado en Honduras contra el presidente Manuel Zelaya.

El presidente de Ecuador, Rafael Correa, dijo este jueves que analizará si asiste o no a la Cumbre, luego de que Santos, anunciara que “no hay consenso” para invitar a Cuba como reclama Quito.

A Santos, con el mandato de Washington, solo le quedó ofrecer a Cuba que durante la Cumbre de Cartagena, los Jefes de Estado, en un segmento supuestamente privado, a puertas cerradas trataran este tema.

La respuesta cubana en voz de su canciller, al recordar que la Isla no pidió ser invitada a la cita, fue rechazar la posibilidad de que se debata sobre Cuba en su ausencia. “No es aceptable”, dijo.

“El Presidente Chávez ratificó (este 8 de marzo) la posición histórica de Venezuela de rechazar la exclusión de Cuba de este tipo de Cumbres, llamadas de Las Américas, así como la necesidad de celebrar un debate para que el continente logre que se levante el bloqueo de Estados Unidos contra Cuba”, informó la Cancillería venezolana, a través de un comunicado oficial.

Ahora corresponde al Consejo Político, integrado por los cancilleres de Venezuela, Cuba, Bolivia, Nicaragua, Dominica, Ecuador, San Vicente y las Granadinas y Antigua y Barbuda, reiniciar las consultas dentro del grupo y con todos los países latinoamericanos. 

La no asistencia a la Cumbre de Las Américas con Barack Obama, es algo más que diplomacia: sería un acto de justicia con el rechazo al bloqueo y la exclusión de la Cuba que ha postulado el ALBA. No sería un acto de hostilidad sino de reparación histórica y parece que ha llegado el momento en los nuevos tiempos que vive la región latinoamericana y caribeña.


Norelys Josefa Morales Aguilera

Periodista y escritora cubana, impulsora de Blogueros y corresponsales de la Revolución


Deja tu comentario

Condición de protección de datos