sábado, 18 de mayo de 2024

Cuando se gana una guerra

El Ejercicio Estratégico Bastión 2016 es la manera más evidente de expresar la concepción de la guerra de todo el pueblo...

Yuniel Labacena Romero en Exclusivo 17/11/2016
0 comentarios

“Para nosotros evitar la guerra equivale a ganarla, pero para ganarla evitándola tenemos que prepararnos adecuadamente..., derramar ríos de sudor que es preferible a ríos de sangre”. Ese pensamiento del General de Ejército Raúl Castro Ruz acompaña por estos días el Ejercicio Estratégico Bastión 2016, que tiene el propósito de incrementar el nivel de preparación y cohesión de los órganos de dirección y de mando de todas las instancias de las tropas, la economía y la población.

Y es que la defensa de la Patria socialista es el más sagrado deber de todo revolucionario cubano, y para ello debemos prepararnos desde tiempos de paz. Diversas maniobras y ejercicios tácticos de diferentes tipos y la participación de unidades de las Fuerzas Armadas Revolucionarias, el Ministerio del Interior y otros componentes del sistema defensivo territorial se desarrollarán como parte del Bastión.

Varios estudiantes se sumaron al primer día del Ejercicio Estratégico Bastión 2016, al participar desde sus centros de Educación Superior o en varias unidades militares, en el Bastión Universitario, demostración de que la juventud cubana, heredera de la obra de la Revolución, también se prepara y está dispuesta a defender la Patria socialista, en caso de que el enemigo intente agredir el territorio nacional.

Juan Carlos Ayala, estudiante de la Universidad de las Ciencias Informáticas, quien se unió a las actividades de este miércoles desde la Gran Unidad de Tanques de la Gloria Combativa Rescate de Sanguily, Orden Antonio Maceo, afirmó que su participación es una oportunidad para ratificar los conocimientos adquiridos en el Servicio Militar y mejorar sus habilidades a fin de enfrentar un escenario de guerra si fuera necesario.

Igual sentimiento compartió Alain Rodríguez Torres, quien añadió que la jornada de este miércoles fue útil para seguir su preparación ideológica, patriótica y militar, más con las exigencias que reclaman los tiempos actuales, cuando el enemigo ha cambiado sus estrategias pero sin obviar el propósito de destruir desde adentro a la Revolución. “Defender nuestro país es deber de todo hijo de esta tierra y hay que tomárselo bien en serio”.

Tras dar la orden de iniciar el Ejercicio Estratégico Bastión 2016, en su alocución del miércoles, el General de Ejército Raúl Castro Ruz, Primer Secretario del Comité Central del Partido y Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, aseguró que una exigencia que no podemos descuidar es lograr que las actividades se cumplan con la mayor eficiencia y racionalidad, bajo el principio de que la guardia revolucionaria no se descuidará jamás en interés de continuar fortaleciendo la capacidad defensiva.

Todo el territorio nacional —excepto la provincia de Guantánamo, recientemente afectada de manera significativa por el huracán Matthew y la cual se concentra en su recuperación— no descuida su intensa preparación, pues como ha expresado el líder de la Revolución Fidel Castro Ruz, mientras exista imperialismo esta constituirá una tarea permanente, a la que habrá que prestarle el máximo de atención.

Vale recordar que el primer Ejercicio Estratégico Bastión tuvo lugar en 1980, ante el incremento de la agresividad hacia Cuba por la administración norteamericana de Ronald Reagan, y a partir de entonces se realizan cada cuatro años, como una manera más de disuadir a quienes intentan derrocar a la Revolución y de preparar a los ejércitos, regiones militares y zonas de defensa.

El Ejercicio Estratégico Bastión 2016, que se extenderá hasta el próximo viernes y dará paso luego a los Días Nacionales de la Defensa, permitirá consolidar la concepción de la guerra de todo el pueblo y, al propio tiempo, reflejará un peldaño superior en pos de afianzar la invulnerabilidad militar de la Patria. Además, demostrará la eficiencia, estado de conservación y modernización de la técnica de combate.

Como decía Fidel en una concentración popular en Guantánamo, el 3 de febrero de 1959: “…a un pueblo bien instruido, un pueblo preparado, un pueblo que sabe defenderse, no hay quien le imponga una dictadura por ningún concepto”. Así que otra vez hacemos realidad uno de los preceptos de la filosofía de lucha del pueblo cubano: las palabras rendición y derrota están abolidas totalmente de nuestra terminología militar.


Compartir

Yuniel Labacena Romero


Deja tu comentario

Condición de protección de datos