jueves, 8 de diciembre de 2022

Cronología del Caso de Los Cinco Cubanos prisioneros del Imperio

Cronología sobre el caso de los Cinco Héroes...

Cubahora en Exclusivo 17/12/2014
0 comentarios

CRONOLOGÍA DEL CASO DE LOS CINCO HÉROES PRISIONEROS EN ESTADOS UNIDOS

16 y 17 de junio de 1998: Las autoridades de la Seguridad del Estado cubano, en un intercambio con el FBI, le entregan 230 páginas sobre las actividades terroristas contra Cuba, cinco videocasetes con conversaciones e informaciones transmitidas por las cadenas de televisión sobre acciones terroristas contra Cuba y ocho casetes de audio, ascendentes a dos horas y 40 minutos, sobre llamadas telefónicas de terroristas centroamericanos que estaban detenidos con sus mentores en el exterior. El FBI reconoce estar impresionado por la abundancia de pruebas y responde que dará respuesta en dos semanas.

12 de septiembre de 1998: Son detenidas diez personas, en un operativo del Buró Federal de Investigaciones contra una supuesta red de espías a las 5.30 am. El FBI identifica entre ellas a René González, Antonio Guerrero, Luis Medina, Rubén Campa, Manuel Viramontes. Son conducidos al Cuartel General del FBI en Miami, para una entrevista de ‘convencimiento’ a colaborar y traicionar a cambio de ciertas promesas, presiones y chantajes. Después de varios intentos fallidos, los llevaron en auto al Federal Detention Center (FDC) de Miami. 

29 de septiembre de 1998: Son trasladados a la llamada Special House Unit (Unidad de Albergamiento Especial) más conocida como el "hueco". Son celdas que poseen piso de cemento mal acabado, con unos 15 pies de largo por 7 de ancho, cama- litera metálica de dos plazas, plancha metálica y colcha, meseta de concreto con asiento del mismo material, sin respaldo, inodoro metálico, junto al cual se eleva un pequeño lavamanos también metálico, y arriba una plancha de metal rectangular que sirve de espejo transfigurado; posee un pequeño baño interior con ducha metálica, donde abundan el moho y la humedad. Según el reglamento, el tiempo máximo para mantener a un detenido en estas condiciones es de 60 días, cuando es culpable de los casos más graves como el de asesinato. 

2 de octubre de 1998: Se radica la causa ante un Jurado Federal quien acusa a los diez detenidos de cometer actos de espionaje, conspiración, conspiración para cometer actos de espionaje y de ser agente extranjero. Da a conocer que el Jurado no conoce aún la verdadera identidad de tres de los acusados. Se ordena que se mantengan detenidos sin derecho a fianza y pendientes de juicio. 

20 de octubre de 1998: El compañero Fidel, en una entrevista con la Cadena de Televisión CNN, defiende el derecho de Cuba a informarse sobre la actividad de los grupos terroristas de la mafia de Miami. 

Diciembre de 1998: Expulsan de Estados Unidos a tres diplomáticos cubanos ante la ONU por realizar actividades "incompatibles" con su condición diplomática y lo vinculan con supuestas actividades de espionaje. 

29 de diciembre de 1998: Dice la agencia EFE, en un cable fechado en Miami: “Los abogados de tres de los presuntos espías cubanos detenidos en una prisión de la Florida podrían presentar un recurso para solicitar que estos sean retirados del confinamiento solitario en que se encuentran.” 

3 de mayo de 1999: René, esposado y encadenado a la silla y bajo la vigilancia de dos agentes del FBI, recibe la visita de su pequeña hija Ivette. Es el primer contacto que tiene con ella desde su arresto. 

7 de mayo de 1999. La Fiscalía presenta un segundo informe de acusación ante la Corte donde se perfeccionan los cuatro cargos alternos y se le agrega a Gerardo el de "conspiración para cometer asesinato". Ocho meses después de su arresto aparece esta grave imputación, asociándolo con el incidente de las avionetas derribadas en el espacio aéreo cubano en febrero de 1996.

26 de mayo de 1999: Se toma acta taquigráfica en una vista extraparte. Los abogados de la defensa no conocen qué contiene y quiénes comparecieron, pues dicho documento está protegido bajo la Ley CIPA.

Mayo de 1999 y junio del 2000: Permanecen los cinco compatriotas en el "Hueco" y bajo condiciones muy difíciles ellos y sus abogados tratan de preparar la defensa para el juicio.

16 de agosto de 1999: El acusado Luis Medina (Ramón Labañino) presenta una moción de solicitud de fondos a la Corte para llevar a cabo una encuesta con vistas a argumentar su solicitud de cambio de sede. 

25 de octubre de 1999: El Gobierno da respuesta a la solicitud del acusado Luis Medina (Ramón Labañino) para llevar a cabo una encuesta como apoyo a la moción de cambio de sede. 

15 de noviembre de 1999: La Corte autoriza los fondos solicitados para la encuesta como apoyo a la solicitud de cambio de jurisdicción.

5 de enero de 2000: El acusado Antonio Guerrero presenta una moción para cambio de sede.

13 de enero de 2000: El acusado Luis Medina (Ramón Labañino) presenta una moción sobre cambio de sede e incorpora memorando de apoyo que contiene:

- Encuesta del profesor Gary Morán

- Declaración Jurada de Gary Morán

- Credenciales de Gary Morán

- Selección de artículos del Miami Herald, compilados en apoyo a la moción del acusado Luis Medina para cambio de sede (desde 14 de septiembre de 1998 hasta el 8 de mayo de 1999)

24 de enero de 2000: El acusado Rubén Campa (Fernando González) presenta una moción de solicitud de cambio de sede y memorando legal incorporado. 

25 de febrero de 2000: El acusado Rubén Campa (Fernado González) presenta pruebas adicionales en apoyo a la moción de cambio de sede.  (Bufete de asuntos especializados)

20 de marzo de 2000: Los cinco acusados presentan una moción conjunta para cambio de sede, solicitando que el juicio fuera trasladado a Fort Lauderdale, argumentando que en Miami estaba el núcleo básico del anticastrismo. También ampararon su pedido en una encuesta que arrojó la existencia de prejuicios contra los acusados en esa ciudad.

14 de abril de 2000: El acusado Rubén Campa (Fernando González) presenta una segunda moción notificando pruebas adicionales en apoyo a la moción para cambio de sede.

25 de mayo de 2000: El acusado Rubén Campa (Fernando González) presenta una tercera moción para cambio de sede notificando pruebas adicionales.

Mayo de 2000: El Gobierno da respuesta en oposición a la moción de los acusados para cambio de sede.

26 de junio de 2000: Se da una Conferencia en Corte sobre el cambio de sede. 

27 de julio de 2000: La Jueza Joan Lenard veta la moción en la que se solicitó el cambio de jurisdicción.

Inicios de agosto de 2000: La Fiscalía, a pedido de la defensa se ve obligada a desclasificar 700 páginas de documentos secretos relacionados con el proceso. Sin embargo, por presiones de la Fiscalía, la jueza decidió que esos documentos no pueden ser divulgados públicamente. 

31 de agosto de 2000: Fiscales federales, agentes del FBI y abogados viajan a Cuba para el proceso de toma de deposiciones a los testigos cubanos. 

4 de noviembre de 2000: Los portavoces de los grupos anticubanos publican "Seleccionarán al Jurado para el juicio a espías", dando por sentado un hecho acusatorio cuando el juicio aún está por comenzar. 

27 de noviembre de 2000: Se inicia la llamada selección del jurado. Este proceso duró 8 días y fue difícil por las particularidades propias del caso y el escenario en que se desarrolló. Muchos de los convocados manifestaron resistencia a integrarlo; la mayoría argumentó que no quería estar expuesto al escrutinio de la prensa. Algunos expresaron temor ante una manifestación violenta del exilio si el jurado decidiera absolver a los acusados. La Jueza Lenard leyó una lista de más de 270 nombres de testigos potenciales, entre ellos Ramón Saíl Sánchez, José Basulto y Orlando Bosh.

30 de noviembre de 2000: La jueza Joan Lenard escucha a 30 potenciales jurados, pero elimina a dos tercios. 

6 de diciembre de 2000: Comienza realmente la vista oral de este juicio. Fiscalía y defensa presentan sus argumentos. Durante la audiencia, la defensa presenta sendos discursos de apertura en favor de sus defendidos y revela los verdaderos nombres de los tres compatriotas que hasta ese momento no se habían identificado como tales, ni el FBI había podido descubrirlos.

Ese mismo día, la jueza Joan Lenard le da las siguientes instrucciones al jurado: "no pueden discutir el caso con nadie, ni permitir que alguien le hable del caso. Ustedes no pueden hablar de este caso hasta el final, hasta que se retiren a deliberar sobre el veredicto." Este hecho demuestra las claras intenciones para que la animosidad de la población de Miami contra los cinco compatriotas no fuera un factor a valorar por el jurado.

11 de diciembre de 2000: El abogado de René González, Philliph Horowitz, pronuncia su discurso de apertura en favor de su defendido.

Finales del 2000: Olga Salanueva Arango, esposa de René González Schwerer, es deportada y logra reunirse en Cuba con sus dos hijas, después de estar prisionera y ser chantajeada para que declarase.

21 de enero de 2001: Se comunica Ramón Labañino con su familia a través de una carta por primera vez en 17 meses.

1ro. de febrero de 2001: Gerardo Hernández logra comunicarse con su familia, por primera vez en 17 meses, a través de una carta. 

2 de marzo de 2001: Concluye la presentación de los testigos de la Fiscalía. 

5 de marzo de 2001: Los abogados de la defensa presentan mociones y piden que el juicio sea denegado ante el hecho de que, evidentemente, durante los tres meses que ha pasado la fiscalía presentando supuestas pruebas no ha habido ningún argumento real que pueda determinar si nuestros compatriotas han cometido los delitos que se les imputan.

23 de abril de 2001: Son presentados por la defensa nuevos testigos que avalan la posición de que no había ningún interés en atentar contra la seguridad nacional de Estados Unidos. Son tres testigos que tienen relación con Antonio Guerrero, a partir de su trabajo en la base militar Boca Chica. Dalila Borrego, una de las testigos, afirmó en su testimonio que por iniciativa de ella estimuló a Antonio Guerrero para que ocupara el puesto que desempeñaba en la nombrada base para mejorar su salario, y que nunca se interesó por ningún asunto militar.

30 de abril de 2001: Reconocen portavoces de la mafia anticubana en Miami que "la fiscalía no ha presentado ningún militar que testimonie a su favor, todos los que han ido fueron convocados por la defensa y esto pudiera indicar que el sector militar no ve en una supuesta red de espionaje cubana un riesgo de seguridad nacional." 

8 de junio de 2001: Concluye el amañado juicio llevado a cabo contra los cinco compatriotas, quienes arriesgaban diariamente su vida para descubrir e informar los planes terroristas que los grupos anticubanos, con la tolerancia y complicidad de las autoridades de Estados Unidos, realizaban contra nuestro pueblo. Todos ellos son declarados culpables de infames y falsas imputaciones ante un tribunal de Miami.

17 de junio de 2001: Los cinco compatriotas emiten un mensaje al pueblo estadounidense, explicando los motivos de su acción en contra del terrorismo que desde Estados Unidos se fraguaba contra el pueblo cubano. 

20 de junio del 2001: Cuba divulga por primera vez toda la verdad acerca de los cinco compatriotas, después de casi tres años de anonimato, dada la índole de su heroica misión, pues era necesario esperar el desarrollo del largo y tenebroso período que duró el proceso desde el arresto hasta la injusta decisión del jurado, para desenmascarar y denunciar la impúdica actuación de las autoridades policiales y judiciales de Miami. 

23 de junio de 2001: Se realiza en el municipio capitalino del Cotorro la primera Tribuna Abierta del pueblo cubano en solidaridad con los cinco compatriotas y con la participación de sus familiares. Hace uso de la palabra el comandante en jefe, Fidel Castro, en el que asegura al pueblo que los cinco patriotas definitivamente "volverán". 

25 de junio de 2001: El Procurador estadounidense de Justicia opina que el veredicto de culpabilidad dictado a cinco cubanos acusados de espiar a Estados Unidos, es una "victoria para los derechos de los ciudadanos de este país". 

26 de junio de 2001: El Procurador de Justicia se reúne en un típico restaurante cubano en Miami con algunos de los principales jefes anticubanos. Uno de los participantes en el encuentro es José Basulto. 

26 de junio de 2001: Los cinco compatriotas son conducidos nuevamente al "hueco" en represalia por su comunicado al pueblo estadounidense, y coincidiendo con la visita del Fiscal General para reunirse con jefes anticubanos en Miami. Son despojados de todas sus pertenencias personales, incluyendo cartas, fotos, poemas, la máquina de escribir, y hasta el más pequeño pedazo de lápiz de escribir; les arrebataron también los radios y les restringieron excesivamente todas las llamadas telefónicas. Las protestas de los abogados no reciben respuestas.

16 y 17 de junio de 1998: Las autoridades de la Seguridad del Estado cubano, en un intercambio con el FBI, le entregan 230 páginas sobre las actividades terroristas contra Cuba, cinco videocasetes con conversaciones e informaciones transmitidas por las cadenas de televisión sobre acciones terroristas contra Cuba y ocho casetes de audio, ascendentes a dos horas y 40 minutos, sobre llamadas telefónicas de terroristas centroamericanos que estaban detenidos con sus mentores en el exterior. El FBI reconoce estar impresionado por la abundancia de pruebas y responde que dará respuesta en dos semanas.

12 de septiembre de 1998: Son detenidas diez personas, en un operativo del Buró Federal de Investigaciones contra una supuesta red de espías a las 5.30 am. El FBI identifica entre ellas a René González, Antonio Guerrero, Luis Medina, Rubén Campa, Manuel Viramontes. Son conducidos al Cuartel General del FBI en Miami, para una entrevista de ‘convencimiento’ a colaborar y traicionar a cambio de ciertas promesas, presiones y chantajes. Después de varios intentos fallidos, los llevaron en auto al Federal Detention Center (FDC) de Miami. 

29 de septiembre de 1998: Son trasladados a la llamada Special House Unit (Unidad de Albergamiento Especial) más conocida como el "hueco". Son celdas que poseen piso de cemento mal acabado, con unos 15 pies de largo por 7 de ancho, cama- litera metálica de dos plazas, plancha metálica y colcha, meseta de concreto con asiento del mismo material, sin respaldo, inodoro metálico, junto al cual se eleva un pequeño lavamanos también metálico, y arriba una plancha de metal rectangular que sirve de espejo transfigurado; posee un pequeño baño interior con ducha metálica, donde abundan el moho y la humedad. Según el reglamento, el tiempo máximo para mantener a un detenido en estas condiciones es de 60 días, cuando es culpable de los casos más graves como el de asesinato. 

2 de octubre de 1998: Se radica la causa ante un Jurado Federal quien acusa a los diez detenidos de cometer actos de espionaje, conspiración, conspiración para cometer actos de espionaje y de ser agente extranjero. Da a conocer que el Jurado no conoce aún la verdadera identidad de tres de los acusados. Se ordena que se mantengan detenidos sin derecho a fianza y pendientes de juicio. 

20 de octubre de 1998: El compañero Fidel, en una entrevista con la Cadena de Televisión CNN, defiende el derecho de Cuba a informarse sobre la actividad de los grupos terroristas de la mafia de Miami. 

Diciembre de 1998: Expulsan de Estados Unidos a tres diplomáticos cubanos ante la ONU por realizar actividades "incompatibles" con su condición diplomática y lo vinculan con supuestas actividades de espionaje. 

29 de diciembre de 1998: Dice la agencia EFE, en un cable fechado en Miami: “Los abogados de tres de los presuntos espías cubanos detenidos en una prisión de la Florida podrían presentar un recurso para solicitar que estos sean retirados del confinamiento solitario en que se encuentran.” 

3 de mayo de 1999: René, esposado y encadenado a la silla y bajo la vigilancia de dos agentes del FBI, recibe la visita de su pequeña hija Ivette. Es el primer contacto que tiene con ella desde su arresto. 

7 de mayo de 1999. La Fiscalía presenta un segundo informe de acusación ante la Corte donde se perfeccionan los cuatro cargos alternos y se le agrega a Gerardo el de "conspiración para cometer asesinato". Ocho meses después de su arresto aparece esta grave imputación, asociándolo con el incidente de las avionetas derribadas en el espacio aéreo cubano en febrero de 1996.

26 de mayo de 1999: Se toma acta taquigráfica en una vista extraparte. Los abogados de la defensa no conocen qué contiene y quiénes comparecieron, pues dicho documento está protegido bajo la Ley CIPA.

Mayo de 1999 y junio del 2000: Permanecen los cinco compatriotas en el "Hueco" y bajo condiciones muy difíciles ellos y sus abogados tratan de preparar la defensa para el juicio.

16 de agosto de 1999: El acusado Luis Medina (Ramón Labañino) presenta una moción de solicitud de fondos a la Corte para llevar a cabo una encuesta con vistas a argumentar su solicitud de cambio de sede. 

25 de octubre de 1999: El Gobierno da respuesta a la solicitud del acusado Luis Medina (Ramón Labañino) para llevar a cabo una encuesta como apoyo a la moción de cambio de sede. 

15 de noviembre de 1999: La Corte autoriza los fondos solicitados para la encuesta como apoyo a la solicitud de cambio de jurisdicción.

5 de enero de 2000: El acusado Antonio Guerrero presenta una moción para cambio de sede.

13 de enero de 2000: El acusado Luis Medina (Ramón Labañino) presenta una moción sobre cambio de sede e incorpora memorando de apoyo que contiene:

- Encuesta del profesor Gary Morán

- Declaración Jurada de Gary Morán

- Credenciales de Gary Morán

- Selección de artículos del Miami Herald, compilados en apoyo a la moción del acusado Luis Medina para cambio de sede (desde 14 de septiembre de 1998 hasta el 8 de mayo de 1999)

24 de enero de 2000: El acusado Rubén Campa (Fernando González) presenta una moción de solicitud de cambio de sede y memorando legal incorporado. 

25 de febrero de 2000: El acusado Rubén Campa (Fernado González) presenta pruebas adicionales en apoyo a la moción de cambio de sede.  (Bufete de asuntos especializados)

20 de marzo de 2000: Los cinco acusados presentan una moción conjunta para cambio de sede, solicitando que el juicio fuera trasladado a Fort Lauderdale, argumentando que en Miami estaba el núcleo básico del anticastrismo. También ampararon su pedido en una encuesta que arrojó la existencia de prejuicios contra los acusados en esa ciudad.

14 de abril de 2000: El acusado Rubén Campa (Fernando González) presenta una segunda moción notificando pruebas adicionales en apoyo a la moción para cambio de sede.

25 de mayo de 2000: El acusado Rubén Campa (Fernando González) presenta una tercera moción para cambio de sede notificando pruebas adicionales.

Mayo de 2000: El Gobierno da respuesta en oposición a la moción de los acusados para cambio de sede.

26 de junio de 2000: Se da una Conferencia en Corte sobre el cambio de sede. 

27 de julio de 2000: La Jueza Joan Lenard veta la moción en la que se solicitó el cambio de jurisdicción.

Inicios de agosto de 2000: La Fiscalía, a pedido de la defensa se ve obligada a desclasificar 700 páginas de documentos secretos relacionados con el proceso. Sin embargo, por presiones de la Fiscalía, la jueza decidió que esos documentos no pueden ser divulgados públicamente. 

31 de agosto de 2000: Fiscales federales, agentes del FBI y abogados viajan a Cuba para el proceso de toma de deposiciones a los testigos cubanos. 

4 de noviembre de 2000: Los portavoces de los grupos anticubanos publican "Seleccionarán al Jurado para el juicio a espías", dando por sentado un hecho acusatorio cuando el juicio aún está por comenzar. 

27 de noviembre de 2000: Se inicia la llamada selección del jurado. Este proceso duró 8 días y fue difícil por las particularidades propias del caso y el escenario en que se desarrolló. Muchos de los convocados manifestaron resistencia a integrarlo; la mayoría argumentó que no quería estar expuesto al escrutinio de la prensa. Algunos expresaron temor ante una manifestación violenta del exilio si el jurado decidiera absolver a los acusados. La Jueza Lenard leyó una lista de más de 270 nombres de testigos potenciales, entre ellos Ramón Saíl Sánchez, José Basulto y Orlando Bosh.

30 de noviembre de 2000: La jueza Joan Lenard escucha a 30 potenciales jurados, pero elimina a dos tercios. 

6 de diciembre de 2000: Comienza realmente la vista oral de este juicio. Fiscalía y defensa presentan sus argumentos. Durante la audiencia, la defensa presenta sendos discursos de apertura en favor de sus defendidos y revela los verdaderos nombres de los tres compatriotas que hasta ese momento no se habían identificado como tales, ni el FBI había podido descubrirlos.

Ese mismo día, la jueza Joan Lenard le da las siguientes instrucciones al jurado: "no pueden discutir el caso con nadie, ni permitir que alguien le hable del caso. Ustedes no pueden hablar de este caso hasta el final, hasta que se retiren a deliberar sobre el veredicto." Este hecho demuestra las claras intenciones para que la animosidad de la población de Miami contra los cinco compatriotas no fuera un factor a valorar por el jurado.

11 de diciembre de 2000: El abogado de René González, Philliph Horowitz, pronuncia su discurso de apertura en favor de su defendido.

Finales del 2000: Olga Salanueva Arango, esposa de René González Schwerer, es deportada y logra reunirse en Cuba con sus dos hijas, después de estar prisionera y ser chantajeada para que declarase.

21 de enero de 2001: Se comunica Ramón Labañino con su familia a través de una carta por primera vez en 17 meses.

1ro. de febrero de 2001: Gerardo Hernández logra comunicarse con su familia, por primera vez en 17 meses, a través de una carta. 

2 de marzo de 2001: Concluye la presentación de los testigos de la Fiscalía. 

5 de marzo de 2001: Los abogados de la defensa presentan mociones y piden que el juicio sea denegado ante el hecho de que, evidentemente, durante los tres meses que ha pasado la fiscalía presentando supuestas pruebas no ha habido ningún argumento real que pueda determinar si nuestros compatriotas han cometido los delitos que se les imputan.

23 de abril de 2001: Son presentados por la defensa nuevos testigos que avalan la posición de que no había ningún interés en atentar contra la seguridad nacional de Estados Unidos. Son tres testigos que tienen relación con Antonio Guerrero, a partir de su trabajo en la base militar Boca Chica. Dalila Borrego, una de las testigos, afirmó en su testimonio que por iniciativa de ella estimuló a Antonio Guerrero para que ocupara el puesto que desempeñaba en la nombrada base para mejorar su salario, y que nunca se interesó por ningún asunto militar.

30 de abril de 2001: Reconocen portavoces de la mafia anticubana en Miami que "la fiscalía no ha presentado ningún militar que testimonie a su favor, todos los que han ido fueron convocados por la defensa y esto pudiera indicar que el sector militar no ve en una supuesta red de espionaje cubana un riesgo de seguridad nacional." 

8 de junio de 2001: Concluye el amañado juicio llevado a cabo contra los cinco compatriotas, quienes arriesgaban diariamente su vida para descubrir e informar los planes terroristas que los grupos anticubanos, con la tolerancia y complicidad de las autoridades de Estados Unidos, realizaban contra nuestro pueblo. Todos ellos son declarados culpables de infames y falsas imputaciones ante un tribunal de Miami.

17 de junio de 2001: Los cinco compatriotas emiten un mensaje al pueblo estadounidense, explicando los motivos de su acción en contra del terrorismo que desde Estados Unidos se fraguaba contra el pueblo cubano. 

20 de junio del 2001: Cuba divulga por primera vez toda la verdad acerca de los cinco compatriotas, después de casi tres años de anonimato, dada la índole de su heroica misión, pues era necesario esperar el desarrollo del largo y tenebroso período que duró el proceso desde el arresto hasta la injusta decisión del jurado, para desenmascarar y denunciar la impúdica actuación de las autoridades policiales y judiciales de Miami. 

23 de junio de 2001: Se realiza en el municipio capitalino del Cotorro la primera Tribuna Abierta del pueblo cubano en solidaridad con los cinco compatriotas y con la participación de sus familiares. Hace uso de la palabra el comandante en jefe, Fidel Castro, en el que asegura al pueblo que los cinco patriotas definitivamente "volverán". 

25 de junio de 2001: El Procurador estadounidense de Justicia opina que el veredicto de culpabilidad dictado a cinco cubanos acusados de espiar a Estados Unidos, es una "victoria para los derechos de los ciudadanos de este país". 

26 de junio de 2001: El Procurador de Justicia se reúne en un típico restaurante cubano en Miami con algunos de los principales jefes anticubanos. Uno de los participantes en el encuentro es José Basulto. 

26 de junio de 2001: Los cinco compatriotas son conducidos nuevamente al "hueco" en represalia por su comunicado al pueblo estadounidense, y coincidiendo con la visita del Fiscal General para reunirse con jefes anticubanos en Miami. Son despojados de todas sus pertenencias personales, incluyendo cartas, fotos, poemas, la máquina de escribir, y hasta el más pequeño pedazo de lápiz de escribir; les arrebataron también los radios y les restringieron excesivamente todas las llamadas telefónicas. Las protestas de los abogados no reciben respuestas.

16 y 17 de junio de 1998: Las autoridades de la Seguridad del Estado cubano, en un intercambio con el FBI, le entregan 230 páginas sobre las actividades terroristas contra Cuba, cinco videocasetes con conversaciones e informaciones transmitidas por las cadenas de televisión sobre acciones terroristas contra Cuba y ocho casetes de audio, ascendentes a dos horas y 40 minutos, sobre llamadas telefónicas de terroristas centroamericanos que estaban detenidos con sus mentores en el exterior. El FBI reconoce estar impresionado por la abundancia de pruebas y responde que dará respuesta en dos semanas.

12 de septiembre de 1998: Son detenidas diez personas, en un operativo del Buró Federal de Investigaciones contra una supuesta red de espías a las 5.30 am. El FBI identifica entre ellas a René González, Antonio Guerrero, Luis Medina, Rubén Campa, Manuel Viramontes. Son conducidos al Cuartel General del FBI en Miami, para una entrevista de ‘convencimiento’ a colaborar y traicionar a cambio de ciertas promesas, presiones y chantajes. Después de varios intentos fallidos, los llevaron en auto al Federal Detention Center (FDC) de Miami. 

29 de septiembre de 1998: Son trasladados a la llamada Special House Unit (Unidad de Albergamiento Especial) más conocida como el "hueco". Son celdas que poseen piso de cemento mal acabado, con unos 15 pies de largo por 7 de ancho, cama- litera metálica de dos plazas, plancha metálica y colcha, meseta de concreto con asiento del mismo material, sin respaldo, inodoro metálico, junto al cual se eleva un pequeño lavamanos también metálico, y arriba una plancha de metal rectangular que sirve de espejo transfigurado; posee un pequeño baño interior con ducha metálica, donde abundan el moho y la humedad. Según el reglamento, el tiempo máximo para mantener a un detenido en estas condiciones es de 60 días, cuando es culpable de los casos más graves como el de asesinato. 

2 de octubre de 1998: Se radica la causa ante un Jurado Federal quien acusa a los diez detenidos de cometer actos de espionaje, conspiración, conspiración para cometer actos de espionaje y de ser agente extranjero. Da a conocer que el Jurado no conoce aún la verdadera identidad de tres de los acusados. Se ordena que se mantengan detenidos sin derecho a fianza y pendientes de juicio. 

20 de octubre de 1998: El compañero Fidel, en una entrevista con la Cadena de Televisión CNN, defiende el derecho de Cuba a informarse sobre la actividad de los grupos terroristas de la mafia de Miami. 

Diciembre de 1998: Expulsan de Estados Unidos a tres diplomáticos cubanos ante la ONU por realizar actividades "incompatibles" con su condición diplomática y lo vinculan con supuestas actividades de espionaje. 

29 de diciembre de 1998: Dice la agencia EFE, en un cable fechado en Miami: “Los abogados de tres de los presuntos espías cubanos detenidos en una prisión de la Florida podrían presentar un recurso para solicitar que estos sean retirados del confinamiento solitario en que se encuentran.” 

3 de mayo de 1999: René, esposado y encadenado a la silla y bajo la vigilancia de dos agentes del FBI, recibe la visita de su pequeña hija Ivette. Es el primer contacto que tiene con ella desde su arresto. 

7 de mayo de 1999. La Fiscalía presenta un segundo informe de acusación ante la Corte donde se perfeccionan los cuatro cargos alternos y se le agrega a Gerardo el de "conspiración para cometer asesinato". Ocho meses después de su arresto aparece esta grave imputación, asociándolo con el incidente de las avionetas derribadas en el espacio aéreo cubano en febrero de 1996.

26 de mayo de 1999: Se toma acta taquigráfica en una vista extraparte. Los abogados de la defensa no conocen qué contiene y quiénes comparecieron, pues dicho documento está protegido bajo la Ley CIPA.

Mayo de 1999 y junio del 2000: Permanecen los cinco compatriotas en el "Hueco" y bajo condiciones muy difíciles ellos y sus abogados tratan de preparar la defensa para el juicio.

16 de agosto de 1999: El acusado Luis Medina (Ramón Labañino) presenta una moción de solicitud de fondos a la Corte para llevar a cabo una encuesta con vistas a argumentar su solicitud de cambio de sede. 

25 de octubre de 1999: El Gobierno da respuesta a la solicitud del acusado Luis Medina (Ramón Labañino) para llevar a cabo una encuesta como apoyo a la moción de cambio de sede. 

15 de noviembre de 1999: La Corte autoriza los fondos solicitados para la encuesta como apoyo a la solicitud de cambio de jurisdicción.

5 de enero de 2000: El acusado Antonio Guerrero presenta una moción para cambio de sede.

13 de enero de 2000: El acusado Luis Medina (Ramón Labañino) presenta una moción sobre cambio de sede e incorpora memorando de apoyo que contiene:

- Encuesta del profesor Gary Morán

- Declaración Jurada de Gary Morán

- Credenciales de Gary Morán

- Selección de artículos del Miami Herald, compilados en apoyo a la moción del acusado Luis Medina para cambio de sede (desde 14 de septiembre de 1998 hasta el 8 de mayo de 1999)

24 de enero de 2000: El acusado Rubén Campa (Fernando González) presenta una moción de solicitud de cambio de sede y memorando legal incorporado. 

25 de febrero de 2000: El acusado Rubén Campa (Fernado González) presenta pruebas adicionales en apoyo a la moción de cambio de sede.  (Bufete de asuntos especializados)

20 de marzo de 2000: Los cinco acusados presentan una moción conjunta para cambio de sede, solicitando que el juicio fuera trasladado a Fort Lauderdale, argumentando que en Miami estaba el núcleo básico del anticastrismo. También ampararon su pedido en una encuesta que arrojó la existencia de prejuicios contra los acusados en esa ciudad.

14 de abril de 2000: El acusado Rubén Campa (Fernando González) presenta una segunda moción notificando pruebas adicionales en apoyo a la moción para cambio de sede.

25 de mayo de 2000: El acusado Rubén Campa (Fernando González) presenta una tercera moción para cambio de sede notificando pruebas adicionales.

Mayo de 2000: El Gobierno da respuesta en oposición a la moción de los acusados para cambio de sede.

26 de junio de 2000: Se da una Conferencia en Corte sobre el cambio de sede. 

27 de julio de 2000: La Jueza Joan Lenard veta la moción en la que se solicitó el cambio de jurisdicción.

Inicios de agosto de 2000: La Fiscalía, a pedido de la defensa se ve obligada a desclasificar 700 páginas de documentos secretos relacionados con el proceso. Sin embargo, por presiones de la Fiscalía, la jueza decidió que esos documentos no pueden ser divulgados públicamente. 

31 de agosto de 2000: Fiscales federales, agentes del FBI y abogados viajan a Cuba para el proceso de toma de deposiciones a los testigos cubanos. 

4 de noviembre de 2000: Los portavoces de los grupos anticubanos publican "Seleccionarán al Jurado para el juicio a espías", dando por sentado un hecho acusatorio cuando el juicio aún está por comenzar. 

27 de noviembre de 2000: Se inicia la llamada selección del jurado. Este proceso duró 8 días y fue difícil por las particularidades propias del caso y el escenario en que se desarrolló. Muchos de los convocados manifestaron resistencia a integrarlo; la mayoría argumentó que no quería estar expuesto al escrutinio de la prensa. Algunos expresaron temor ante una manifestación violenta del exilio si el jurado decidiera absolver a los acusados. La Jueza Lenard leyó una lista de más de 270 nombres de testigos potenciales, entre ellos Ramón Saíl Sánchez, José Basulto y Orlando Bosh.

30 de noviembre de 2000: La jueza Joan Lenard escucha a 30 potenciales jurados, pero elimina a dos tercios. 

6 de diciembre de 2000: Comienza realmente la vista oral de este juicio. Fiscalía y defensa presentan sus argumentos. Durante la audiencia, la defensa presenta sendos discursos de apertura en favor de sus defendidos y revela los verdaderos nombres de los tres compatriotas que hasta ese momento no se habían identificado como tales, ni el FBI había podido descubrirlos.

Ese mismo día, la jueza Joan Lenard le da las siguientes instrucciones al jurado: "no pueden discutir el caso con nadie, ni permitir que alguien le hable del caso. Ustedes no pueden hablar de este caso hasta el final, hasta que se retiren a deliberar sobre el veredicto." Este hecho demuestra las claras intenciones para que la animosidad de la población de Miami contra los cinco compatriotas no fuera un factor a valorar por el jurado.

11 de diciembre de 2000: El abogado de René González, Philliph Horowitz, pronuncia su discurso de apertura en favor de su defendido.

Finales del 2000: Olga Salanueva Arango, esposa de René González Schwerer, es deportada y logra reunirse en Cuba con sus dos hijas, después de estar prisionera y ser chantajeada para que declarase.

21 de enero de 2001: Se comunica Ramón Labañino con su familia a través de una carta por primera vez en 17 meses.

1ro. de febrero de 2001: Gerardo Hernández logra comunicarse con su familia, por primera vez en 17 meses, a través de una carta. 

2 de marzo de 2001: Concluye la presentación de los testigos de la Fiscalía. 

5 de marzo de 2001: Los abogados de la defensa presentan mociones y piden que el juicio sea denegado ante el hecho de que, evidentemente, durante los tres meses que ha pasado la fiscalía presentando supuestas pruebas no ha habido ningún argumento real que pueda determinar si nuestros compatriotas han cometido los delitos que se les imputan.

23 de abril de 2001: Son presentados por la defensa nuevos testigos que avalan la posición de que no había ningún interés en atentar contra la seguridad nacional de Estados Unidos. Son tres testigos que tienen relación con Antonio Guerrero, a partir de su trabajo en la base militar Boca Chica. Dalila Borrego, una de las testigos, afirmó en su testimonio que por iniciativa de ella estimuló a Antonio Guerrero para que ocupara el puesto que desempeñaba en la nombrada base para mejorar su salario, y que nunca se interesó por ningún asunto militar.

30 de abril de 2001: Reconocen portavoces de la mafia anticubana en Miami que "la fiscalía no ha presentado ningún militar que testimonie a su favor, todos los que han ido fueron convocados por la defensa y esto pudiera indicar que el sector militar no ve en una supuesta red de espionaje cubana un riesgo de seguridad nacional." 

8 de junio de 2001: Concluye el amañado juicio llevado a cabo contra los cinco compatriotas, quienes arriesgaban diariamente su vida para descubrir e informar los planes terroristas que los grupos anticubanos, con la tolerancia y complicidad de las autoridades de Estados Unidos, realizaban contra nuestro pueblo. Todos ellos son declarados culpables de infames y falsas imputaciones ante un tribunal de Miami.

17 de junio de 2001: Los cinco compatriotas emiten un mensaje al pueblo estadounidense, explicando los motivos de su acción en contra del terrorismo que desde Estados Unidos se fraguaba contra el pueblo cubano. 

20 de junio del 2001: Cuba divulga por primera vez toda la verdad acerca de los cinco compatriotas, después de casi tres años de anonimato, dada la índole de su heroica misión, pues era necesario esperar el desarrollo del largo y tenebroso período que duró el proceso desde el arresto hasta la injusta decisión del jurado, para desenmascarar y denunciar la impúdica actuación de las autoridades policiales y judiciales de Miami. 

23 de junio de 2001: Se realiza en el municipio capitalino del Cotorro la primera Tribuna Abierta del pueblo cubano en solidaridad con los cinco compatriotas y con la participación de sus familiares. Hace uso de la palabra el comandante en jefe, Fidel Castro, en el que asegura al pueblo que los cinco patriotas definitivamente "volverán".

(Con información de Granma.cu)


Cubahora


Deja tu comentario

Condición de protección de datos