lunes, 22 de abril de 2024

10 coordenadas para un joven futuro (+ Caricaturas)

Este 4 de abril, los vítores por un cincuentenario aclaman a la organización que más juventudes acumula en Cuba. ¿Dónde encontrarla, en qué coordenadas del pensamiento y la acción de cada joven cubano?...

Alfredo Lorenzo Martirena Hernández, Carol Muñoz Nieves, Maite López Pino en Exclusivo 04/04/2012
4 comentarios
Jóvenes "Vamos por más"
50 Aniversario de la UJC

Decir “medio siglo” evoca antigüedad, polvo, grietas. Generalmente. Pero no este 4 de abril, cuando los vítores por un cincuentenario aclaman a la organización que, paradójicamente, más juventudes acumula en Cuba.

Hondura, energía, retos; eso exhibe la Unión de Jóvenes Comunistas en sus bodas de oro.

¿Dónde encontrarla, en qué coordenadas del pensamiento y la acción de cada joven cubano? Su decálogo para ser un comunista, tácito e inédito, podría ser:

1.    Amar a Cuba

Resoluto. Imprescindible. Jamás negociable.

2.    Estar en la vanguardia

Harto conocido es, para los militantes de la UJC, el llamado del Che Guevara durante la ceremonia por el segundo aniversario de la integración del movimiento juvenil revolucionario, el 20 de octubre de 1962: “La Unión de Jóvenes Comunistas tiene que definirse con una sola palabra: vanguardia. Ustedes, compañeros, deben ser la vanguardia de todos los movimientos. (…) Los primeros en el trabajo. Los primeros en el estudio. Los primeros en la defensa del país.”

3.    Continuar la Historia

Fidel, durante el discurso pronunciado en la clausura del Congreso de la Asociación de Jóvenes Rebeldes, el 4 de abril de 1962; explicitó al relevo generacional como esencia del proyecto de nación soñado y sangrado por jóvenes como él: “A nosotros nos ha correspondido el privilegio o el derecho de empezar a hacer esa Revolución, a nosotros nos ha correspondido la oportunidad de comenzar. A ustedes sí que les corresponderá el privilegio de llevarla adelante”.

4.    Parecerse a su tiempo

“Los hombres se parecen más a su tiempo que a sus padres”, afirma un proverbio árabe. Esa distancia, casi inevitable, aunque no antagónica, entre generaciones, suscita hoy —o debería hacerlo-, varias preguntas en los jóvenes comunistas cubanos: ¿Cómo es el tiempo que les ha tocado vivir, que no son los mismos de ayer ni serán los de mañana; qué esperan de ellos las generaciones que les legaron el presente; y qué quieren hacer ellos por este, y los tiempos por venir?

5.    Actuar con cabeza propia

El propio Che Guevara, en la temprana fecha de 1962, llamó a la juventud a escuchar siempre, con respeto, la voz de la experiencia acumulada por los primeros impulsores de la Revolución; y luego advirtió: “Pero la juventud tiene que crear. Una juventud que no crea es una anomalía, realmente. Y a la Unión de Jóvenes Comunistas le ha faltado un poco de espíritu creador. Ha sido (…) demasiado dócil, demasiado respetuosa y poco decidida a plantearse problemas propios.” El afán por ser cada día más protagonistas de su propia historia impulsa gran parte del quehacer de esa institución y sus integrantes.

6.    Rebelarse con causa

Es casi una exigencia de principios del espíritu juvenil ser rebelde, desafiante, incómodo. El Che Guevara invitó a las juventudes a rebelarse, pero con el sublime motivo de combatir las injusticias cometidas contra la humanidad en cualquier parte del mundo: “(…) se plantea a todo joven comunista ser esencialmente humano, ser tan humano que se acerque a lo mejor de lo humano, purificar lo mejor del hombre por medio del trabajo, del estudio, del ejercicio de la solidaridad continuada con el pueblo y con todos los pueblos del mundo, desarrollar al máximo la sensibilidad hasta sentirse angustiado cuando se asesina a un hombre en cualquier rincón del mundo y para sentirse entusiasmado cuando en algún rincón del mundo se alza una nueva bandera de libertad.”

7.    Estudiar, trabajar y empuñar el fusil

El lema de la UJC encierra las tareas fundamentales que deben ocupar a las juventudes cubanas: el estudio, el trabajo y la defensa del país -esta última sintetizada en la emblemática arma de combate de los guerrilleros cubanos: el fusil-. El Che los consideró, incluso, “los símbolos de todo el pueblo de Cuba”, con lo cual volvió a distinguir la importancia del protagonismo de la juventud dentro de la gran masa popular.

8.    Romper formalismos

Una vez más, el Che destacó la necesidad de la ruptura con esquemas y rutinas como un rasgo del verdadero revolucionario: “Eso es algo que debe caracterizar al joven comunista (…) espíritu inconforme cada vez que surge algo que está mal, lo haya dicho quien lo haya dicho. Plantearse todo lo que no se entienda; discutir y pedir aclaración de lo que no esté claro; declararle la guerra al formalismo, a todos los tipos de formalismo.”

9.    Profundos y alegres

De la mano de las responsabilidades que recaen en un joven revolucionario, siempre va a estar el entusiasmo y la energía propios de la edad. No son condiciones añadidas, sino indisolubles, de la juventud comunista.

Como bien expresó Fidel, ello no impide la confianza: “Creer en los jóvenes no es ver en los jóvenes a la parte del pueblo simplemente entusiasta; no es ver en los jóvenes a aquella parte del pueblo entusiasta pero irreflexiva; llena de energía, pero incapaz, sin experiencia. Creer en los jóvenes no es ver a los jóvenes simplemente con ese desdén con que muchas veces las personas adultas miran hacia la juventud. Creer en los jóvenes es ver en ellos además de entusiasmo, capacidad; además de energía, responsabilidad; además de juventud, ¡pureza, heroísmo, carácter, voluntad, amor a la patria, fe en la patria!”

10.    Vamos x más

¿Hacia dónde va la UJC; hacia dónde avanzan los jóvenes que la constituyen? ¿Por qué dicen cumplir medio siglo y querer ir a por más?

Posiblemente, las palabras del Che, aún con el peso del tiempo, aporten respuestas: “La Unión de Jóvenes Comunistas está directamente orientada hacia el futuro. Está vertebrada con vistas al futuro luminoso de la sociedad socialista, después de atravesar el camino difícil en que estamos ahora de la construcción de una sociedad nueva, en el camino del afianzamiento total de la dictadura de clase, expresada a través de la sociedad socialista, para llegar finalmente a la sociedad sin clases, la sociedad perfecta, la sociedad que ustedes serán los encargados de construir, de orientar y de dirigir en el futuro.”


Compartir

Alfredo Lorenzo Martirena Hernández

Carol Muñoz Nieves

Licenciada en Periodismo desde 2010. Aborda temas relacionados con la juventud cubana.

Maite López Pino

Ariguanabense de nacimiento. Periodista desde siempre, con título desde junio 2009.

Se han publicado 4 comentarios


adagoberto
 27/4/12 14:28

Felicidades ao povo cubano. Brasil

Gretel
 4/4/12 12:57

Muchas de las frases del artículo las leo por primera vez. Me gustó mucho la de Fidel; y es cierto, mucha gente no confía en los jóvenes, como si la Revolución la hubiera impulsado otra generación. Ahora estamos nosotros, con energías, ideas, entusiamo y ganas d seguir echando pa'lante.

Janet
 4/4/12 10:14

este es un dia muy especial para la juventud cubana, 50 años cumple ya nuestra organización, y que manera tan bonita de celabrarlo con este artículo tan fresco y juvenil, me encantó. Aprovecho para extender las felicitaciones a nuestros pioneros que hoy arriban a su 51 cumpleaños, y como dice Liud Vamos x mas... Felicidades a todos, todos , todos, los jóvenes cubanos

Liud
 4/4/12 9:22

Felicidades a todos los jóvenes cubanos. Vamos x más...libertad, solidaridad, paz, diversidad, inclusión, bienestar social, amor y MUCHA ALEGRÍA!!!!!

Deja tu comentario

Condición de protección de datos