domingo, 24 de septiembre de 2023

Vicente García: un héroe incómodo

Los españoles le llamaban el León de Santa Rita y después de la paz del Zanjón lo persiguieron hasta Venezuela para asesinarlo...

José Armando Fernández Salazar en Exclusivo 25/01/2015
0 comentarios
Vicente García
Estatua de Vicente García, más conocido como "el León de Santa Rita".

país luego del fin de la guerra de los Diez Años. Se estableció en Venezuela, en la localidad de Río Chico, acompañado de gran parte de los integrantes de su tropa y su familia.

José Martí contaba con su apoyo para el reinicio de la lucha independentista, sin embargo, murió asesinado a los 53 años víctima de un envenenamiento provocado por un espía español.

El propio Martí, quien lo igualó en decoro y valentía a Ignacio Agramonte, escribió: “Allá, en un asilo infeliz, moría tiempos hace, en la rústica cama, un General de Cuba, rodeado de sus hijos de armas, y se alzó sobre el codo moribundo, no para hablarles de los intereses de la tierra, sino para legarles, con el último rayo de sus ojos, la obligación de pelear por su pueblo hasta verlo libre del extranjero que le odia y extermina”.

Facilismos, tergiversaciones y, ¿por qué no?, hasta mitos e intrigas personales, han hecho de Vicente García una de las figuras más controvertidas y polémicas de la historia nacional. Quizás porque durante años predominó una enseñanza e interpretación de los hechos del pasado con tendencia al reduccionismo. Todo ello convirtió al León de Santa Rita en un héroe incómodo, causante, no pocas veces, de airadas discusiones o relegado de sitios dedicados a rendir homenaje a los grandes hijos de la Patria.

Sus actos comienzan a ser mejor comprendidos, mientras quedan pendientes investigaciones sobre su pensamiento político o sus aportes a la estrategia militar cubana. La conmemoración este 23 de enero, del aniversario 182 de su natalicio, es una oportunidad para promover el debate sobre su figura, y honrarlo.


Compartir

José Armando Fernández Salazar

Para mí no hay nada mejor que estar con los que quiero, riendo y escuchando a los Beatles


Deja tu comentario

Condición de protección de datos