viernes, 12 de abril de 2024

Son los sueños todavía (+Video)

Ernesto Che Guevara continúa siendo un símbolo de rebeldía para las nuevas generaciones...

Haroldo Miguel Luis Castro en Exclusivo 09/10/2018
2 comentarios
Che
En la actualidad, las ideas de Che Guevara mantienen una vigencia insospechada (Foto: Elliott Erwitt).

“El fantasma del Che, como un viajero fronterizo sin visas ni pasaportes, está atrapado a mitad de un puente generacional, entre unos jóvenes que saben muy poco de él pero que lo intuyen como el gran comandante y abuelo rojo de la utopía, y la generación de los sesenta, que llegó tarde o fracasó en el proyecto, pero que entiende que El Che sigue siendo el heraldo de una revolución latinoamericana que por más que parezca imposible, sigue siendo absolutamente necesaria.

Es un fantasma que además, muy a pesar de su humor cáustico y de sus reiteradas timideces, ha quedado preso en la parafernalia de la imagen y de las maquinarias inocentes o dolosas que se dedican a vaciar de contenido todo aquello que se les cruza a su paso para volverlo camiseta, suvenir, taza de café, póster o fotografía, destinadas al consumo. Y eso es la condena de los que provocan la nostalgia: estar atrapados en los arcones del consumo, o en los reductos de la inocencia.”

Así nos presenta Paco Ignacio Taibó II en su libro Ernesto Guevara, también conocido como el Che al hombre que de la noche a la mañana pasó de viajero errante a Comandante de una de las revoluciones más extraordinarias jamás concebidas en América Latina.

Medio siglo y un año después de aquel fatídico 9 de octubre, uno no puede evitar preguntarse cuán diferente hubiera sido todo si no hubiese partido. Hoy, los nuevos intentos de rastrear sus huellas y de aproximarse a lo más íntimo de sus motivaciones, no son otra cosa que el más claro ejemplo de rebeldía ante la injusticia y la unipolaridad de un mundo neoliberal que se autodrestruye.

Yo, que más que ser como él, aspiro, al menos, a parecerme, no puedo estar más de acuerdo con lo que me escribiera un amigo, ‘’mucha gente ajena al contexto, algunos porque no lo viven, y otros que prefieren hacer como que no lo viven, dicen que el culto al Che es un fanatismo exacerbado de la izquierda, que es de postalitas progresistas y demás. Ese tipo fue grande y tengo mis razones para quererlo sin haberlo conocido, por muy irracionales que sean”.

Desde la distancia, sus ideas sobre la necesidad de avanzar hacia la industrialización del país, de erradicar la corrupción, de hacer frente al bloqueo económico con disciplina, de no cejar en el empeño de establecer relaciones con Estados Unidos bajo los preceptos de igualdad y reconocimiento mutuo y otras muchas tantas, aún se mantienenen vigentes. Conscientes de lo que nos queda por hacer, a pesar de todo, creo no pecar de inocente al creer firmemente que son los sueños todavía.


Compartir

Haroldo Miguel Luis Castro

Periodista y podcaster

Se han publicado 2 comentarios


Paloma
 9/10/18 14:06

...y yo agregaría ES LA ESPERANZA DE QUE TODO NO ESTÁ PERDIDO. En estos tiempos en que suenan los tambores de la guerra, que quieren aniquilar la unidad latinoamericana, también hay que buscarlo en los detalles más mínimos pues es desde la semilla que crecen los árboles más fuertes. El Che es paradigma para todo aquel que pretenda ser una mejor persona desde todo punto de vista, por eso no muere, por eso siempre está presente, por eso cada 8 de octubre nuestros pinos nuevos reciben su pañoleta azul con orgullo y alegría. !!!HASTA LA VICTORIA SIEMPRE!!! CHE, COMANDANTE AMIGO.

Loida
 9/10/18 11:40

Hermoso el Che. Y tiene razón el joven periodista. Ser como él puede resultar difícil, pero al menos en su integridad, lealtad  y disciplina deberíamos intntar ser cómoél.

Deja tu comentario

Condición de protección de datos