viernes, 9 de diciembre de 2022

Preservar la historia

Proteger nuestro patrimonio documental nos será de mucha utilidad para conocer quiénes somos y hacia dónde vamos y nos permitirá trabajar de conjunto por Cuba y para ella...

Redacción Cubahora en Exclusivo 24/04/2019
1 comentarios
Archivo Nacional
Archivo Nacional de Cuba (Foto: Arnaldo Santos)

El patrimonio documental de una nación contribuye y forma parte de su identidad. Sin los libros, imágenes, documentos, ¿qué sería de la historia de un país?

Preservarlos es una de las más importantes tareas. Así lo asume la Política para el Perfeccionamiento del Sistema Nacional de Gestión Documental y Archivos (SNGDYA), aprobada el 19 de febrero de 2019.

  El Sistema Nacional de Gestión Documental y Archivos es el que rige la conservación de documentos y las instituciones involucradas en el proceso. Está integrado por los archivos históricos provinciales y municipales, archivos centrales de los órganos, organismos de la administración central del Estado, entidades nacionales y organizaciones superiores de dirección empresarial y sus secciones, los de gestión, los especializados, los universitarios, así como los de particulares y personales.

  A pesar de las disposiciones del país en aras de preservar la memoria histórica, debido a problemas de integración, orden y también materiales como la falta de capacidad de almacenamiento y condiciones inadecuadas para la conservación (tal es el caso de la ausencia de equipamiento tecnológico para la digitalización y el control de humedad y temperatura en los archivos centrales de la Administración Pública y en los históricos), como se identifica en un diagnóstico realizado por el  SNGDYA,  se ha hecho difícil mantener con la calidad requerida el fondo documental cubano.

 A las causas anteriores también el estudio les añade falta de personal capacitado, la carencia de una normativa que regule el acceso a la información oficial y que garantice la transparencia en la gestión de la Administración Pública y dificultades para garantizar el acceso a la información a los ciudadanos cubanos, que ya es un derecho estipulado por la Constitución de la República.

 Es por ello, que se trabaja en optimizar procesos y la lograr la gestión a través un solo órgano rector. En este caso se definió al CITMA la Dirección de Gestión Documental y Archivo. Entre los objetivos de la política destacan:

  • Integrar en un solo sistema las funciones de la Gestión Documental y Archivo, con los encargos y principios que rigen la protección de la información oficial clasificada y su acceso.
  • Establecer medidas administrativas y/o penales que fortalezcan los mecanismos jurídicos de protección de la documentación administrativa e histórica, en cualquiera de sus soportes, y que sancionen la extracción ilegal de la entidad o del país, así como el incumplimiento de las regulaciones para su protección.
  • Definir un programa de gobierno para el mejoramiento de las capacidades de almacenamiento, conservación y tecnológicas en los archivos centrales de la Administración Pública y en los históricos; de manera particular, priorizar en este programa la creación de los archivos históricos provinciales de Artemisa y Mayabeque y el Archivo de la Revolución en la capital, a fin de poder transferir a ellos los documentos históricos que corresponde.
  • Diseñar, en el marco del Programa Nacional de Informatización, un proyecto que garantice crear las capacidades tecnológicas y de seguridad que demanda la actividad de Gestión Documental y Archivo en la Administración Pública.
  •  Como parte de las acciones para implementar la política se trabaja en en la propuesta de normativa jurídica que regule la transparencia y el acceso a la información oficial en la Administración Pública cubana.

A esto también se unen proyectos de digitalización de documentos, tarea esencial para el desarrollo de la política de informatización del país, por ejemplo, para el avance hacia etapas superiores del gobierno electrónico se necesitan los registros públicos accesibles y automatizados.

 A finales de 2018, según informaba el Ministerio de Comunicaciones (MINCOM)  se habían digitalizado el registro central de sancionados y el registro de actos de última voluntad y declaratoria de herederos;  y también se había avanzado en la digitalización de los registros de la ONEI, el MINSAP, MINAG, MININT, MINED, MINFAR, entre otras organizaciones.

También se trabaja en la digitalización de archivos históricos, de la prensa y otras colecciones. Por ejemplo, Juventud Rebelde reportaba que el 70 por ciento del fondo que guardan las bibliotecas universitarias ya se encontraba digital a principio de este mes.

Muchas son las labores que se llevan a cabo en el país con el objetivo de preservar la memoria histórica de la nación. Proteger nuestro patrimonio documental nos será de mucha utilidad para conocer quiénes somos y hacia dónde vamos y nos permitirá trabajar de conjunto por Cuba y para ella. Por la importancia de esta temática continuaremos abordándola próximamente en otros artículos.


Redacción Cubahora

Desde la redacción de Cubahora se toman día a día decisiones informativas, editoriales y de cualquier índole.

Se han publicado 1 comentarios


Melba
 1/10/19 17:55

Trabajo en el Archivo Municipal de San Luis, Santiago de Cuba me interesan muchos los trabajos de su revista y quisiera ver la posibilidad de publicar en la misma. ¿Cuál es la vía?l

Deja tu comentario

Condición de protección de datos