domingo, 27 de noviembre de 2022

Parque Vidal de Santa Clara, el nombre glorioso de un mambí

Tres veces Santa Clara fue atacada, y el parque siempre estuvo en el centro de las acciones. Allí murió el 23 de marzo de 1896 el coronel Leoncio Vidal...

Narciso Amador Fernández Ramírez en Exclusivo 23/03/2017
4 comentarios
Parque Leoncio Vidal-Santa clara

Santa Clara, la ciudad de Marta y del Che, es la única cabecera provincial de Cuba que ha sido atacada durante las tres guerras revolucionarias. Y el actual Parque Vidal, antigua Plaza de Armas, fue escenario principal en cada uno de ellos.

La más conocida de las acciones bélicas es la famosa Batalla de Santa Clara, liderada por el Che Guevara en diciembre de 1958. El Comandante Ernesto Guevara, del que se cumplen 50 años de su asesinato en Bolivia y 20 de la llegada de sus restos a la Plaza de la Revolución santaclareña que lleva su nombre, calculó la toma de la ciudad en no menos de un mes y medio; la rindió en solo cinco días.

El Parque Vidal resultó uno de los sitios principales de la Batalla. Ubicado en el corazón de la ciudad y su centro citadino más importante tenía dos objetivos principales: el Palacio de Gobierno Provincial —hoy Biblioteca Provincial Martí— y el edifico Cloris, actual hotel Santa Clara Libre. Ambos fueron ocupados tras intensos combates.

Hubo otras dos acciones combativas que tuvieron por centro el Parque Vidal. La menos conocida ocurrió en 1876, y fue dirigida por el general mambí Manuel, Titá, Calvar, cuando era Plaza de Armas y se le conocía como Plaza Mayor o Plaza de la Constitución.

La otra fue la acción bélica que nos ocupa, acaecida el 23 de marzo de 1896. Fue planeada por el Generalísimo Máximo Gómez y tuvo como brazo ejecutor a un valiente oficial mambí: el coronel Leoncio Vidal Caro, quien cayó en la acción. Este es el nombre que desde 1899 ostenta el parque santaclareño.

Leoncio Vidal Caro había nacido en Corralillo, entonces Ceja de Pablo, pero su juventud transcurrió en Camajuaní, sitio donde se levantara en armas contra España, el 20 de junio de 1895, al llamado de la Guerra Necesaria hecho por José Martí.

Hombre temerario y arrestado, gozaba de la estima del Generalísimo, quien le bautizara como el Guapetón de Leoncio. A este joven, nacido el 12 de septiembre de 1864, le confió el Viejo Gómez el ataque a Santa Clara la noche del 23 de marzo de 1896.

Vidal Caro asumió la orden con entereza y penetró con sus hombres hasta la Plaza de Armas. Dos días antes de la acción que le costara la vida había sido ascendido a coronel del Ejército Libertador y asignado el mando interino de la Brigada de Santa Clara.

Apostados los españoles en lugares seguros convirtieron a los asaltantes en fáciles blancos. En medio de aquella balacera cayó herido de muerte el ayudante del bravo Leoncio, el cabo Ramón Brito, y el coronel mambí descabalgó en medio del tiroteo para intentar llevárselo consigo.

Por el llamado Callejón de las Flores pretendió salir de aquel lugar convertido en una verdadera ratonera, pero una bala de máuser española se le antepuso: “Coño, me mataron”, afirman, fueron sus últimas palabras.

Su cadáver fue a parar a manos enemigas. Lo arrastraron hacia el lugar donde hoy un monumento perpetúa su memoria y lo vejaron: orinándolo y escupiéndolo.

Aunque la barba de varias semanas que llevaba hizo que los españoles dudaran de su identidad, un documento encontrado en sus ropas sirvió para qué fuera identificado.

La noticia llegó rápido a oídos de Gómez, quien lamentó la pérdida de tan valiente y prometedor jefe mambí. La Revolución en Villaclara perdía a uno de sus más valiosos hijos.

Por decisión del Ayuntamiento de la ciudad, desde el 4 de enero de 1899, la antigua Plaza del Recreo o Plaza de Armas lleva el nombre de Leoncio Vidal. Una propuesta realizada apenas tres días después de cesado el dominio español en la isla por el concejal Enrique del Cañal, y aprobada de manera unánime.

En 1929, al coronel Leoncio Vidal Caro le fue develado un busto esculpido en Italia. Al acto asistió su viuda, amigos y pueblo en general. También al insigne patriota villaclareño se le recuerda en una farola de las que entonces iluminaba el lugar, evidencia histórica que representa el lugar donde el coronel mambí cayó luchando contra el colonialismo español.

El eminente escritor, historiador, bibliotecólogo y patriota Manuel García Garófalo Mesa escribió la inscripción que allí reza: “Aquí, en la noche del 23 de marzo de 1896 sucumbió heroicamente en defensa de la independencia de la Patria el Coronel Leoncio Vidal”.

El parque Vidal de Santa Clara resulta el lugar más concurrido de la ciudad y su centro neurálgico. Ostenta un nombre ilustre que hoy se venera por las generaciones de santaclareños que cada día acuden al hermoso sitio.

Monumento Nacional desde el 15 de julio de 1999, en su bello entorno está el Teatro La Caridad, donado por Marta Abreu a los pobres de la ciudad, y también el imponente Hotel Santa Clara Libre, que en sus paredes de concreto aún muestra al visitante las huellas de aquella épica batalla de diciembre de 1958, liderada por el guerrillero argentino-cubano que se inmortalizara con el nombre del Che.

También desde allí, específicamente, desde el edificio del Gobierno Provincial, hoy Biblioteca Provincial Martí, habló Fidel a los santaclareños, el 6 de enero de 1959, en su marcha triunfal hacia la capital de la República, en la famosa Caravana de la Libertad.

Y desde allí afirmó el Comandante en Jefe: “¡Hay que trabajar para hoy y para mañana, para esta generación y para las generaciones venideras! ¡Hay que sentar sobre bases firmes el futuro grandioso de la patria!”.


Narciso Amador Fernández Ramírez

Periodista que prefiere escribir de historia como si estuviera reportando el acontecer de hoy

Se han publicado 4 comentarios


Cuco
 31/3/17 13:37

 Miles de veces he hestado en ese parque y millones de veces lo he nombrado y visto el monumento  que perpetua la memoria de leoncio Vidal . pero desconocia los detalles de su caida en combate y si maximo gomes  decia que era un guapeton de verda que lo era pues en lo referido avalor personal el Viejo na daba nada que no se tuviera  de verdad. muy interesante el articulo y bien merecido el homenaje . 

Lester Fernández Pérez
 28/3/17 12:07

A veces circulamos a diario por nuestra ciudad y desconocemos su historia, lugares que encierran anécdotas, pasajes de la lucha revolucionaria llevada a cabo por nuestro pueblo y en nuestra ciudad de Santa Clara, sin dudas Leoncio Vidal, patrióta de nuestra localidad, supo poner en alto los valores de nuestro pueblo y en honor a él, el centro de nuestra ciudad, nuestro parque, lleva su nombre. Muchas gracias papi por compartir con todos este maravilloso pasaje de nuestra historia local.

Marta
 24/3/17 15:59

Muy interesante saber esas cosas de Leoncio Vidal, ahora mi parque es mas hermoso

Narciso
 27/3/17 17:34

Marta, gracias por su opinión sobre el trabajo. El Parque Vidal nuestro es uno de los más hermosos de Cuba. Saber su historia es un modo de apreciar mejor esas bellezas. Unido a los miles de toties que cada tarde llenan sus árboles en un espectáculo único e irrepetible. Así es nuestro Parque Vidal, con su estatua de Marta Abreu y su Glorieta.

154

Deja tu comentario

Condición de protección de datos