jueves, 23 de mayo de 2024

¡Libertad o Muerte!

En Guantánamo también hubo alzamientos el 24 de febrero de 1895, en localidades como Santa Cecilia, Tiguabos, Baitiquirí, Yateras, Morrillo Chico, Arroyón del Vínculo y La Confianza...

Raisa Otilia Martín Lobo en Exclusivo 24/02/2016
1 comentarios

El proceso revolucionario que iniciara Carlos Manuel de Céspedes, Ignacio Agramonte, Máximo Gómez, Antonio Maceo y otros patriotas que, en La Demajagua, rompió los vínculos que apresaban a Cuba por cuatro largos siglos y en varias regiones del país el mambisado cubano respondió con el grito de ¡Libertad o Muerte!

“Se autoriza el alzamiento simultáneo, o con la mayor simultaneidad posible, de las regiones comprometidas, para la fecha en que en conjunción con la acción del exterior será más fácil y favorable, que es durante la segunda quincena, no antes, del mes de febrero”. Fue la orden expuesta por José Martí el 29 de enero de 1895, a través de Juan Gualberto Gómez, hecha realidad el 24 de febrero de 1895.

El fervor revolucionario se extendía por toda Cuba. Ese día, en Guantánamo, la respuesta a la orden de alzamiento en la finca La Confianza, encabezada por el Mayor General del Ejército Libertador Pedro Agustín Pérez y secundada por los patriotas Silverio del Prado, Prudencio Martínez, Emilio Giró Odio, Luciano Peguero y otros, no se hizo esperar. Había llegado el momento.

En Guantánamo hubo alzamientos simultáneos en localidades como Santa Cecilia, Tiguabos, Baitiquirí, Yateras, Morrillo Chico, Arroyón del Vínculo y La Confianza, todos bajo las órdenes del Mayor General del Ejército Libertador Pedro Agustín Pérez.

Las operaciones comenzaron al amanecer del 24 de Febrero de 1895. Ese día, el más tarde Coronel Tudela, al frente de un reducido grupo, asaltó y tomó el fuerte de Hatibonico, cercano a Caimanera, sitio desde el cual los españoles vigilaban una zona del puerto de Guantánamo. Fue esta la primera acción de la guerra necesaria preparada por José Martí.

Según algunos historiadores, no fue hasta el atardecer cuando ocurrieron otras insurrecciones en las zonas de Baire, Yara, Jiguaní, Santiago de Cuba, Alto Songo, San Luis, El Cobre, Loma del Gato, Palma Soriano, Holguín, Manzanillo, Jagüey Grande y Aguada de Pasajeros, entre otras. 

Se reiniciaban las luchas independentistas en Cuba. Guantánamo se había convertido en el centro de los preparativos del desembarco de los principales jefes de la guerra: Antonio y José Maceo, el primero de abril por Duaba, en Baracoa, y el 11 el de José Martí, Máximo Gómez y otros patriotas por Playitas de Cajobabo.

Por ello, el principal objetivo de la insurrección era mantener en jaque a los soldados españoles, alejándolos de las zonas costeras por donde desembarcarían los principales jefes de la Guerra Necesaria. Llegaba el momento de ser libres e independientes.

El alzamiento simultáneo del 24 de febrero de 1895 en varias regiones de Cuba era el punto de partida para la discordia iniciada el 10 de octubre de 1868 que duró diez años. Y aunque la acción no alcanzó los objetivos anhelados, abrió las puertas para la victoria lograda el Primero de enero de 1959 con el triunfo de la Revolución.

Han pasado 121 años del levantamiento en armas en varias zonas de Cuba, y en Guantánamo aún se siente el llamado de Pedro Agustín Pérez y de los otros compatriotas que lo acompañaron aquel 24 de febrero de 1895, para favorecer positivamente a la gesta independentista de Cuba y prender por siempre la llama de la libertad.


Compartir

Raisa Otilia Martín Lobo

Se han publicado 1 comentarios


anaisabel
 15/3/16 11:15

A 121 años de la llamada Guerra necesaria por Martí, donde los tres grandes generales de esta contienda alcanzaron los objetivos propuestos de la Reunión de la Mejorana, llevar a cabo la invasión de oriente a occidente ,que el país entero se mantuviera en pie de guerra. Nosotros los herederos de estas tradiciones de lucha mantedremos siempre la fuerza e inteligencia de tantos hombres que lograron la soberanía e independencia aquel día de enero de 1959.

Deja tu comentario

Condición de protección de datos