sábado, 25 de mayo de 2024

La primera carga al machete por la independencia de Cuba (+Infografía)

Aquella primera incursión mambisa no solo retrasó el avance enemigo sobre Bayamo, también fue fundacional en las tácticas que en los próximos 30 años el Ejército Libertador emplearía en su lucha...

Ariel Eusebio Pazos Ortiz en Exclusivo 04/11/2021
0 comentarios
Carga al machete
La primera carga al machete fue fundacional en las tácticas de lucha del Ejército Libertador (Foto: Tomada de Archivo).

Cuando el capitán general Francisco Lersundi conoció del alzamiento independentista del 10 de octubre de 1868, su primera reacción pública fue restarle importancia. Sin embargo, tras la caída de Bayamo el 20 de octubre en manos de los mambises ordenó el envío de columnas desde diferentes ciudades orientales con el fin de recuperarla.
Carlos Manuel de Céspedes, conocedor de las intenciones de Lersundi de reconquistar Bayamo, había indicado a altos oficiales mambises detener al enemigo en su avance.

Al mayor general Donato Mármol le orientó cerrarle el paso en Jiguaní a las fuerzas que vinieran desde Santiago de Cuba.Efectivamente, desde Santiago salió hacia Bayamo una columna española comandada por el coronel Demetrio Quirós. Contaba con unos 700 efectivos y poseía artillería. Al llegar al poblado de Baire, la columna acampó.

Mármol indicó a Máximo Gómez seleccionar los hombres que este quisiera para hostigar a Quirós. Gómez, incorporado al Ejército Libertador desde el 16 de octubre como sargento, había sido ascendido a mayor general por Céspedes. El jefe de la revolución, reconociéndole su experiencia militar en Dominicana, le encomendó organizar militarmente las tropas de Mármol.

Máximo Gómez se incorporó al Ejército Libertador como sargento y a los pocos días fue ascendido por Céspedes a mayor general (Foto: Tomada de El correo de ultramar).

Con los dos centenares de mambises que Mármol le autorizó escoger, Gómez salió al encuentro de Quirós, que pretendía desplazarse a Jiguaní. El recién ascendido mayor general examinó su tropa. En ella había desconocimiento sobre cómo usar las pocas armas de fuego disponibles. Sin embargo, los insurrectos eran diestros con el machete, su habitual instrumento de trabajo; Gómez, por su parte, traía de Dominicana la experiencia de emplearlo como arma de combate.

En su Diario de Campaña el dirigente mambí narró que el día 4 de noviembre ocupó un lugar conocido como Venta o Tienda del Pino. “(…) Logré avanzar en un momento dado, con 30 o 40 hombres que me acompañaban y di una carga al machete”, escribió.Con los 30 o 40 mambises de la avanzada, el dominicano organizó una emboscada por donde debían pasar los soldados ibéricos. De acuerdo con varias fuentes, advirtió: “Nadie se levante y haga nada hasta que yo en persona salte al camino y grite: ¡al machete!”.

Cerca del mediodía, la vanguardia de Quirós, compuesta por dos compañías, cayó en el ardid. Desde ambos lados del camino se abalanzaron los insurrectos sobre las huestes colonialistas. Según el historiador español Antonio Pirala, España dejó más de 200 muertos sobre el terreno. Los escritores del tema refieren heridas de 15, 20 y más centímetros. Quienes sobrevivieron a esos mortíferos minutos se dispersaron en un repliegue a Baire.

Algunos investigadores han expuesto, en contraposición a lo consignado por Gómez en su Diario, que las acciones en las cercanías de Baire no ocurrieron el 4 de noviembre, sino el 26 de octubre. Como validación han sido citados dos informes militares españoles y una publicación de la época en La Gaceta de La Habana. En cualquier caso, aquella primera carga mambisa al machete no solo retrasó el avance enemigo sobre Bayamo; también fue fundacional en las tácticas que en los próximos 30 años el Ejército Libertador emplearía en su lucha por la independencia de Cuba.

Infografía: Ariel Pazos.

 


Compartir

Ariel Eusebio Pazos Ortiz

Periodista en Cubahoy


Deja tu comentario

Condición de protección de datos