martes, 6 de diciembre de 2022

La Gran Guerra Patria (II)

La Gran Guerra Patria es sólo un período de tiempo de todos los años que duró la Segunda Guerra Mundial, y que afectó particularmente al pueblo de la Unión Soviética. Por tanto, es necesario tomar esta contienda bélica desde el principio. Haremos un viaje ameno, con menos fechas y más descripciones.

Manuel Segovia en Agencia Latinoamericana de Información 27/03/2015
0 comentarios

Alemania había salido derrotada, junto con el imperio austrohúngaro, e la I Guerra Mundial. Luego de firmados los tratados correspondientes fue obligada a ceder parte de su territorio y a aceptar que no se rearmaría.

Cuando terminó la contienda bélica, además de la destrucción material de pueblos y ciudades, de la economía, agricultura, industria e infraestructura, habían muerto millones de personas y otros millones habían quedado mutiladas. También habían desaparecido algunos imperios como el alemán, el otomano y el austrohúngaro; y algunas colonias dejaron de ser tales.

Sin embargo, uno de los principales hechos históricos asociados a ella fue el surgimiento, en 1917, del primer Estado de obreros y campesinos del mundo, el primer Estado socialista. En resumen, el nacimiento de la Unión Soviética. Sin detenernos en este importantísimo hito que cambió al mundo en 10 días, al decir del periodista norteamericano John Reed,  cuyos restos descansan al pie de la muralla del Kremlin, las transformaciones allí ocurridas les vino muy bien a algunos personajes europeos para asustar a millones de personas y predisponerlas a favor de sus ideas expansionistas, segregacionistas e imperialistas.

Benito Mussolini, en Italia, fue uno de ellos. Creó una organización llamada los Camisas Negras. Grandes columnas de sus seguidores, enemigos declarados del comunismo, participaron en una conocida marcha sobre Roma en octubre de 1922 a partir de la cual en ese país comenzó a imperar el fascismo.

No tardó en seguir su ejemplo Adolfo Hitler en Alemania. Esta nación no olvidaba la humillación sufrida a partir de la derrota en la conflagración mundial hacía pocos años y el después autonombrado führer o guía se aprovechó de estos sentimientos para inculcar su doctrina en la enorme masa de ciudadanos que anhelaban días de esplendor y poder. Creó el Partido Nacional Socialista Alemán, de ideología racista, segregacionista, expansionista, colonialista y militarista.

La necesidad de recursos naturales, mercado, tierras y recursos financieros, unida a los fuertes sentimientos nacionalistas exacerbados por los líderes fascistas y nazis y a los sentimientos de superioridad racial, sentaron las bases para el rearme militar y la posterior agresión y usurpación de territorios aledaños a Alemania y su expansión mucho más allá de sus fronteras.


Manuel Segovia


Deja tu comentario

Condición de protección de datos