miércoles, 7 de diciembre de 2022

Expresión genuina e inocente de un niño

La primera carta conocida de Martí, fue fechada el 23 de octubre de 1862, hace 150 años...

Raquel Marrero Yanes en Exclusivo 23/10/2012
2 comentarios
José Martí1
Escribió su primera carta con sólo nueve años.

¿Cuándo y por qué la escribió? ¿Qué decía la carta? Era el 23 de octubre de 1862, cuando José Julián Martí Pérez, (Pepe, como le llamaron sus familiares y amigos), se encontraba en medio de la naturaleza, en Hanábana, Matanzas, en compañía de su padre que trabaja allí como juez pedáneo.

Como muestra de su permanente comunicación epistolar con Doña Leonor Pérez Cabrera (su madre), escribió la misiva, en la cual describe sus primeras impresiones de un entorno diferente.

Por primera vez, el niño se enfrenta a la campiña verde y resonante y aspira el aire puro, contempla el amanecer y goza en las noches con estrellas y escucha el canto de los grillos, pasea a caballo, se relaciona con los negros, los escucha y les habla.

Desde allí, en busca del diálogo con la mujer que más le ama —aquella que lo trajo al mundo—, Martí redacta la primera carta conocida. Expresión ingenua e inocente de un pequeño de sólo nueve años.

A mi señora madre Da. Leonor Pérez

Hanábana: y octubre 23 de 1862

Estimada mamá: Deseo antes de todo que Vd. esté buena, lo mismo que las niñas, Joaquina, Luisa y mamá Joaquina. Papá recibió la carta de Vd. con fecha 21, pues el correo el Sábado que era 18 no vino, y el martes fue cuando la recibió; el correo —según dice él— no pudo pasar por el río titulado “Sabanilla” que entorpece el paso para la “Nueva Bermeja” y lo mismo para aquí, papá no siente nada de la caída, lo que tiene es una picazón que desde que se acuesta hasta que se levanta no le deja pegar los ojos, y ya hace tres noches que está así.

Yo todo mi cuidado se pone en cuidar mucho mi caballo y engordarlo como un puerco cebón, ahora lo estoy enseñando a caminar enfrenado para que marche bonito, todas las tardes lo monto y paseo en él, cada día cría más bríos. Todavía tengo otra cosa en que entretenerme y pasar el tiempo, la cosa que le digo es un “Gallo Fino” que me ha regalado Dn. Lucas de Sotolongo, es muy bonito y papá lo cuida mucho, ahora papá anda buscando quien le corte la cresta y me lo arregle para pelearlo este año, y dice que es un gallo que vale más de dos onzas.

Tanto el río que cruza por la "finca" de Dn. Jaime como el de la “Sabanilla” —por el cual tiene que pasar el correo estaban el Sábado sumamente crecidos, llegó el de acá a la cerca de Dn. Domingo, pero ya han bajado mucho.

Y no teniéndole otra cosa que decirle déle expresiones a mamá Joaquina,

Joaquina, Luisa y las niñas y a Pilar déle un besito y Vd. recíbalas de su obediente hijo que le quiere con delirio.

JOSÉ MARTÍ OC. 20:243-244

Esta misiva sencilla, elocuente, graciosa y sincera, que nos asombra por su nitidez y perfecta redacción, así como la forma de expresar sus impresiones, es considerada la primera obra literaria de Martí.

En ella, como en otras dedicadas a sus amores, amigos, hermanas, y en particular a su madre, hay diálogo, reflexión, valores e ideas morales y estéticos, que lo convirtieron en un hombre genial, que con el tiempo devino espíritu para cumplir con el deber de la Patria.

En suma, menos de un año permaneció Martí en Hanábana; sin embargo, aquel primer encuentro con la realidad de nuestros campos, unido a la amarga realidad de los hombres sometidos a esclavitud, dejaron en su espíritu una huella imborrable.

Hoy una tarja recuerda el lugar. Detrás, un conjunto monumentario con una escultura del joven Martí, una tarja y la declaratoria de Monumento Nacional dada en mayo de 1996. A la entrada, otra tarja recuerda el Centenario de su natalicio y cruzando la carretera está el Memorial de Caimito del Hanábana proyecto de arquitectura solar de Domingo Alás.

Escribimos de un hombre que nació el 28 de enero de 1853 y que cayó en combate, luchando por la independencia de su patria y la libertad de su pueblo, el 19 de mayo de 1895, que sólo vivió la pequeña existencia de unos 42 años y que, sin embargo, fue el organizador de la última de las tres guerras de independencia de Cuba en aquella centuria, el ideólogo de la Revolución al que siempre volvieron sus ojos los jóvenes rebeldes e iracundos del siglo XX.


Raquel Marrero Yanes

Se han publicado 2 comentarios


Trabajador_Cubano
 25/5/20 11:03

Excelente trabajo sobre José Martí. Esperamos que sigan publicando más sobre él.

Gracias

nureya
 24/10/12 8:18

Leer sobre Martí siempre es un regalo a los sentidos. Esta carta, como todo lo que escribió y pensó, es sencillamente genial. José Martí es la personalidad más importante del siglo XIX mundial. Gracias por el bello artículo.

Deja tu comentario

Condición de protección de datos