martes, 28 de mayo de 2024

El Combate de Uvero (+Mapa)

Por voluntad propia y con la anuencia de Fidel, el Che fue el primer cronista e la Guerra Revolucionaria. En ella, junto a dato histórico suele estar el rasgo vivo de aquel escritor excepcional...

Luis Pavón Massó en Exclusivo 27/05/2013
0 comentarios
El uvero
El combate del Uvero, ejemplo del sacrificio máximo de nuestros hombres por la independencia.

El 28 de mayo de 1957, apenas seis meses después del dramático desembarco en la Playa de las Coloradas, las tropas revolucionarias dirigidas por Fidel llevaban a cabo lo que sería, a juicio del Che, un combate sangriento y especialmente significativo, el de Uvero.

Sépase que la palabra uvero esta inscrita en repetidas ocasiones en distintas provincias cubanas. Se refiere, en general, a una mata costera que produce una fruta parecida a la uva, Hay así, uveros en oriente y occidente,

Nos referimos al que con este nombre se levanta en un espacio entre la Sierra Maestra y el mar, en tierras de las provincias orientales.

En aquellos días del 57 había desembarcó por el Norte de la provincia de Oriente la expedición del Corintia, que dirigió Calixto Sánchez White

Enterado de  esto, Fidel puso todo el esfuerzo con el naciente Ejército Rebelde en apoyar a los revolucionarios que eran víctimas de una cacería implacable por tropas del  sanguinario Coronel Cowley.

Así se decidió el ataque al cuartel.

En el combate intervino toda la plana mayor —lo que de ella quedaba— de los expedicionarios del Granma, y los Campesinos y hombres que se les habían sumado.

La sorpresa hacia esperar un combate rápido, sin embargo, el cuartel de Uvero resistió y la lucha se prolongó por mas de tres horas. La victoria de las tropas revolucionaras fue indudable aunque costosa., Allí cayó entre  otros el expedicionario de el Granma, Julito Díaz. Che volvió nuevamente a cambiar sus arreos de combatiente por los  de médico. Allí atendió a los heridos.

Uno de ellos, Cilleros estaba especialmente grave. Che pretendió darle confianza pero el combatiente sabía que iba a morir, Che comenta: "Lo sabíamos y estuve tentado de depositar en su frente un beso de despedida, pero me di cuenta de que aquello amargaría más al soldado que ya vería el fin inevitable. Me despedí lo más cariñosamente posible y con un gran dolor".
Lealtad, amistad, admiración ante la muerte. Lucha de la que dejó el Che tan hermoso testimonio.


Compartir

Luis Pavón Massó


Deja tu comentario

Condición de protección de datos