domingo, 21 de abril de 2024

El crimen fue en Santiago

Frank País y Raúl Pujol, tras haber sido detenidos por la policía batistiana, fueron asesinados a sangre fría en plena vía pública...

Pedro Antonio García Fernández en Exclusivo 30/07/2012
0 comentarios
Frank País
Frank País y Raúl Pujol, asesinados hace 55 años por esbirros de la tiranía batistiana

El 30 de julio de 1957, Frank País, después de almorzar en casa de Raúl Pujol, donde se refugiaba, se entrevistó allí con dos combatientes, quienes le trajeron un libro que había pedido, Entre la libertad y el miedo, de Germán Arciniegas, sobre las luchas políticas en América Latina.

La cuñada de Pujol, quien vigilaba en la ventana, se percató de que cuadras más abajo los guardias registraban las casas. Raúl, telefoneado por una vecina a su trabajo, llegó entonces.

Los dos combatientes trataron de convencer a Frank que se fuera con ellos en un auto parqueado frente a la puerta de la casa. Pero él les impartió la orden de que se marcharan en el auto, alegando que le sería mucho más fácil alejarse a pie.

Pujol los acompañó a la puerta tras comprometerse con ellos de que correría la misma suerte de Frank.

PUJOL

Raúl Pujol Arencibia nació el 2 de diciembre de 1918 en el hoy central Dos Ríos, en el municipio de Palma Soriano, actual provincia de Santiago de Cuba. A temprana edad sus padres se trasladan a la Ciudad Héroe, donde inicia sus estudios.

Desde muy joven comienza a trabajar como mensajero y aprendiz de dependiente de ferretería. En los días del asalto al cuartel Moncada, Raúl ayuda a varios de los sobrevivientes a escapar de la represión.

En 1954 ya se encuentra de lleno en las actividades insurreccionales contra la tiranía y asume la encomienda de la recepción y el traslado de armas para diversas acciones.

Es uno de los organizadores de la Resistencia Cívica santiaguera y pone su casa y su ferretería a disposición del Movimiento 26 de Julio.

Cuando en julio de 1957 se pensó en un nuevo refugio para Frank País, muy perseguido por el aparato represivo de la tiranía, los compañeros del Movimiento no dudaron en proponerle el hogar de Pujol.

Ya había estado anteriormente dos veces en esa casa, una acompañado del moncadista Lester Rodríguez, la otra ocasión compartiendo peligros con Agustín Navarrete, de los grupos de Acción del Movimiento.

30 DE JULIO, HORA CERO

Villa y su acompañante lograron evadir el cerco. Raúl no entró enseguida sino que se quedó afuera analizando las posibilidades de escape. Su esposa le trajo una mala noticia: no podía usarse como escape la ventana limada del fondo porque los guardias controlaban también la calle detrás de la casa.

Ya los guardias se acercaban. Frank le entregó a la mujer de Pujol unos documentos y le advirtió que no podían caer en manos de la policía. Ella los escondió tan bien que ni en varios registros posteriores pudieron los batistianos hallarlos.

Frank y Raúl intentaron escapar del cerco y salieron caminando San Germán arriba, pero los guardias le dieron el alto y al registrarlos, le hallaron una pistola al primero. Un sujeto despreciable, antiguo compañero suyo de estudios, lo reconoció enseguida: “¿No sabe quién es este, coronel?, es Frank País”.

A empujones metieron a los dos revolucionarios en un pasillo y comenzaron a golpearlos. A Raúl Pujol le cayeron a culatazos y ya sin conocimiento, en el suelo, lo ametrallaron. Luego asesinaron a Frank.

FRANK

Frank Isaac País García nació Santiago de Cuba el 7 de diciembre de 1934. Se opuso a la tiranía desde el mismo día del golpe de estado perpetrado por Fulgencio Batista. Comenzó a destacarse como dirigente estudiantil y fue electo presidente de la asociación de alumnos de la Escuela Normal.

A raíz del asalto al cuartel Moncada redactó un manifiesto titulado Asesinato, donde condenaba los crímenes perpetrados por la tiranía. Al caer el documento en manos de la policía, Frank fue detenido.

Para luchar contra el régimen batistiano, que no dejaba a la juventud cubana otra opción que no fuera la lucha armada, Frank fundó en 1954 Acción Revolucionaria Oriental (ARO), que poco a poco extendió su influencia con la captación de valiosos elementos de Camagüey.

Por ello, a inicios de 1955, ARO se transformó en ANR (Acción Nacional Revolucionaria), cuyos integrantes, encabezados por el propio Frank, pasaron a formar parte del Movimiento 26 de Julio cuando Fidel comenzó a estructurarlo nacionalmente.

Designado Jefe de Acción del Movimiento en la antigua provincia oriental, la convirtió en un verdadero bastión de la lucha insurreccional. Como se demostró en el levantamiento del 30 de noviembre de 1956 en apoyo a los expedicionarios del Granma.

Frank asumió también otras responsabilidades, como la jefatura de Acción del Movimiento a nivel nacional y el abastecimiento en hombres, armas y demás pertrechos al incipiente Ejército Rebelde.

FRANK EN FIDEL

Al conocer la muerte de Frank, Fidel le escribió Celia Sánchez (31 de julio de 1957): “No puedo expresarte la amargura, la indignación, el dolor infinito que nos embarga. ¡Qué bárbaros! […] ¡Qué monstruos! No saben la inteligencia, el carácter, la integridad que han asesinado”.

“No sospecha siquiera el pueblo de Cuba quién era Frank País, lo que había en él de grande y prometedor... ¿Alguien puede estar pensando en su vida después de ver asesinado a Frank País, el más valioso, el más útil, el más extraordinario de nuestros combatientes?”.


Compartir

Pedro Antonio García Fernández

Periodista apasionado por la investigación histórica, abierto al debate de los comentaristas.


Deja tu comentario

Condición de protección de datos