lunes, 28 de noviembre de 2022

Una economía circular que además de reciclar encadene procesos productivos

Si hace 60 años el Comandante Ernesto Che Guevara tuvo la visionaria idea de crear una organización dedicada al reciclaje, que impactaría en la recuperación de productos y en la sustitución de importaciones, hoy en este sector, al igual que en el resto de la economía y la sociedad, los retos o desafíos son mayores y urgentes en un país como Cuba, donde se requiere un cambio de pensar y de actuar....

Fidel Benito Rendón Matienzo en Exclusivo 16/11/2022
0 comentarios
Economía circular

Por estos días el tema  de la Economía circular ha estado con más fuerza en el debate público y ojalá se mantenga de manera permanente no solo en los medios de comunicación, en las redes virtuales, sino en cuantos espacios sea posibles, en centros de la producción y los servicios, en las comunidades y en los hogares, allí donde se originan muchos de esos desechos que podemos reutilizar, reciclar para bien de la economía, de la salud, del medio ambiente.

El pasado 10 de noviembre en un encuentro del Consejo Nacional de Innovación, que sesionó para sumar ideas en torno a ese asunto en la industria del reciclaje, el Presidente cubano Miguel Díaz-Canel afirmó que se requiere ir conformando una cultura y una transformación en el actuar, porque el desafío está en lograr que las personas se apropien de los conceptos que entraña aquella.

Hizo hincapié en que desde el Gobierno se confiera a la Economía circular toda su importancia, habló de la preparación, de llevar el tema a los organismos de la Administración Central del Estado, al sistema empresarial y a los municipios.

UN MODELO DE PRODUCCION  Y CONSUMO MÁS ALLÁ DE SU IMPACTO AMBIENTAL

Como bien se dijo en esa reunión de expertos con la máxima dirección del país, se trata de un modelo de producción y consumo que implica compartir, arrendar, reutilizar, reparar, renovar y reciclar los materiales y productos existentes durante el mayor tiempo posible.

Más allá de su impacto medioambiental, en una nación como la nuestra no podemos seguir dándonos el lujo de botar, desaprovechar la chatarra ferrosa para la producción de acero y la de cobre, los desechos de papel y cartón, los envases de vidrio y textiles, entre otras, las cuales a su vez generan ingresos al ser exportadas, o le ahorran a Cuba millones de dólares al sustituir importaciones.

Como señalara la colega Alina Perera  Robbio en ese propósito de que los residuos se reduzcan a la mínima expresión, de preservar recursos naturales y ecosistemas, y de promover buenas prácticas desde las edades más tempranas, las reflexiones en el encuentro del Consejo Nacional de Innovación apuntaron a un espacio que resulta clave para avanzar en el camino de la Economía circular: el doméstico.

Es muy importante entender allí, en el hogar, que lo que botamos, por separado, puede ser materia prima, mientras que mezclado es sencillamente basura.

En sintonía con todo lo anterior, este domingo 13, en el programa televisivo Cuadrando la caja los expertos invitados contribuyeron a dar una visión mayor respecto a las ventajas, limitaciones e impactos que tiene hoy para el desarrollo y la calidad de vida la Economía circular, sobre qué paradigmas y principios actúa, qué sectores de la producción y los servicios son más susceptibles de aplicarla.

La Doctora en Ciencia Odalys Goicochea Cardoso, directora general de Medio Ambiente del Ministerio de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente (CITMA); la Ingeniera Xani Arritola Vaca, directora de Industrias del Ministerio de Economía y Planificación (MEP), y el Ingeniero Julio Antonio Sardiñas Bueno, director de Calidad y Comunicación del Grupo Empresarial de Reciclaje, con sus exposiciones ayudaron a esclarecer y precisar conceptos y políticas.

LA ECONOMIA CIRCULAR TRANSVERSALIZA TODA LA SOCIEDAD

Odalys recordó que la Economía circular es uno de los conceptos y enfoques más novedosos que se promueven a nivel internacional desde la gestión ambiental contemporánea, no obstante proviene de la economía.

De acuerdo con los expertos transversaliza la sociedad, pues tiene una interacción con todos los factores y actores económicos: estatales y no estatales, y según Xani Arritola en Cuba hay procesos que ya la tienen incorporados; por ejemplo, en la agroindustria, en la construcción y en el propio reciclaje, pues este constituye uno de sus pasos finales.

En cada sector ella está presente, incluyendo las cadenas de valores, pues parte desde el diseño de un producto hasta su disposición final, una vez que ha cumplido su ciclo de vida útil.

Tal cual se dijo en Cuadrando la caja, la Economía circular surge bajo el principio de no generar residuos en los procesos productivos y de servicios, y aunque parezca poco probable de lograrlo ése es el camino, ya sea a través de la ciencia, de la innovación, de nuevas inversiones y de acciones ambientalistas.

UNA ESTRATEGIA PARA PASAR DEL ESQUEMA LINEAL DE PRODUCCION A UNO CERRADO

Estamos ante una asignatura pendiente pues todavía resulta insuficiente lo logrado en este campo, más cuando podría ser una tabla de salvación ante las tantas carencias de bienes, muchos de los cuales el país se ve obligado importar, sin olvidar su impacto para mitigar la contaminación de nuestros recursos naturales, la degradación de los suelos.

Como bien afirmó en el espacio televisivo la representante del CITMA Cuba no es un país alto productor de materias primas, por lo que debemos pensar en una estrategia que pase de los actuales esquemas lineales de producción, tradicionales, a los de ciclos cerrados, y en los que los residuos no solo sean vistos como desechos sino como materias primas para nuevos procesos productivos.

Hoy uno de los retos de la industria cubana del reciclaje está en la cantidad de desechos reciclables que se mezclan con los residuos sólidos y que paran en los vertederos, lo que provoca pérdidas de recursos para el país e impacta altamente en el medio ambiente y la salud humana. Tal cual alertaron los expertos reunidos hace unos días con el Presidente cubano  incluso ciertas actividades productivas se convierten en focos contaminantes.

Para enfrentar esos y otros problemas, el Grupo Empresarial de Reciclaje, del Ministerio de Industrias, ha trazado una Estrategia de desarrollo hasta el  2030, la cual responde al Plan Nacional de Desarrollo Económico y Social hasta igual año, a las medidas de la recuperación económica tras la crisis de la COVID-19, a la implementación de la Política de desarrollo industrial aprobada recientemente en el país y a la propia Política de reciclaje de 2012. Igualmente, da cumplimiento a los lineamientos del 8vo. Congreso del Partido.

Entre los principios fundamentales bajo los cuales se actúa figuran el aprovechamiento de las capacidades, recursos financieros y el capital humano; la reconversión tecnológica gradual con mecanismos propios, y la inversión extranjera para contar con mayor capital, de cara a las inversiones más complejas desde el punto de vista tecnológico.

En tal sentido, en la XXXVIII Feria Internacional de La Habana, que del 14 al 18 de noviembre transcurre en Expocuba, sin dudas esta problemática estará en los contactos con empresarios o entidades foráneas, o con empresas estatales y Mipymes, en aras del necesario encadenamiento.

Y es alentador saber que se trabaja en una nueva Ley de Reciclaje, que corresponde aprobar el próximo año en el programa legislativo de la Asamblea Nacional, paso que traerá regulaciones para esos actores que generan y consumen desechos reciclados, tal cual informó en Cuadrando la caja el Ingeniero Julio Antonio Sardiñas Bueno.

Pero además de las normativas hay que recurrir a las instituciones, conectar e implicar a todos los actores de la economía, seguir apostando a un cambio de la matriz energética,  imbricar a todos los saberes que puedan tributar a la feliz implementación de esa economía, y ese fue el sentir de los participantes en la sesión del Consejo Nacional de Innovación.

De acuerdo con el directivo del mencionado Grupo Empresarial del Ministerio de Industrias el 100 por ciento de la producción de acero se garantiza con el reciclaje, más de 100 mil toneladas anualmente.

¿Y cuántas toneladas de plásticos, papel y cartón, vidrios y de metales no van cada año a los vertederos de nuestras ciudades y poblados?

QUE TODO PLAN TENGA UN ENFOQUE DE ECONOMIA CIRCULAR

Para el Ingeniero ambientalista Yosiel Marrero Báez, director del Programa de Economía y Consumo Responsable de la  Fundación Antonio Núñez Jiménez de la Naturaleza y el Hombre, toda empresa debe plantearse desde su plan de negocios el enfoque de la economía circular, las inversiones o acciones con ese fin, conocer las necesidades y problemas locales.

Es decir, es importante trabajar desde la comunidad para que esos ciclos productivos queden cerrados y las Mipymes, como los demás actores económicos, pueden hacer sus contribuciones, se dijo en Cuadrando la caja, pero tener bien claro no identificar la Economía Circular solo con el reciclaje, pues la primera abarca un concepto bien amplio, multidisciplinario y multisectorial.

Como bien escribió un internauta llamado Carlos Fidel: Establecer la compra de los desechos con sacos de nylon que se depositen en los tanques de basura clasificados por los materiales y un # que identifique al depositario.  El basurero lo traslada al centro de reciclaje; al fin de mes se le paga al cooperante por tarjeta magnética el importe del material y se le vende los sacos al cooperante de diferentes colores para clasificar el desecho recuperable. Es evidente que este método de recuperación de materia prima requiere de una organización inteligente para que funcione y todas las personas que intervienen reciban un beneficio monetario. El papel, los envases de cristal, los envases plásticos, todo esto puede reciclarse y comercializarse. En los países desarrollados todo se recicla, en los países subdesarrollados todo se vota. Iniciemos el cambio de mentalidad en este hábito de desecharlo todo.

Otro usuario de las redes, OERM, escribió: Mucho se puede hacer en el aprovechamiento de lo que votamos. Pero si algo se puede aprovechar en nuestra economía es la cantidad de chatarra con que contamos en las bases de transporte. Además, muchos medios de transporte (en mal estado) circulan por nuestras calles y carreteras y son grandes contaminantes (…) Con los plásticos sucede igual Todo va a parar a los vertederos y esto es dinero que se pierde por falta de cultura del reciclaje.

Que todo lo que se vaya a proponer en los planes para el país, tenga un pensamiento desde la economía circular, indicó el Presidente cubano en el  reciente encuentro del Consejo Nacional de Innovación porque en su entender “eso nos permitiría entonces encadenar procesos, encadenar flujos, y nos puede llevar a nuevos productos, nos puede llevar incluso a transformación de procesos, y a innovaciones productivas”.


Fidel Benito Rendón Matienzo

Periodista con 40 años de experiencia, dedicado actualmente a temas económicos, merecedor en 2022 del Premio por la Obra de la Vida, durante 20 años ocupó diversas responsabilidades, además de ser tutor y miembro de Tribunales de Tesis de Grado e integrar jurados de concursos nacionales de Periodismo, de la UPEC y la ANEC.


Deja tu comentario

Condición de protección de datos