sábado, 20 de julio de 2024

Reducir el déficit fiscal: una tarea de país para preservar la equidad y justicia social (+Gráficos)

Para el presente año se proyecta un déficit fiscal de 68 mil 126 millones 600 mil pesos, resultado de ingresos netos y gastos totales, y todas las provincias prevén tenerlo a excepción de La Habana, la cual planifica superávit...

Fidel Benito Rendón Matienzo en Exclusivo 23/03/2023
1 comentarios
Déficit fiscal
Todas las provincias prevén tener déficit fiscal excepto La Habana, que planifica un superávit ascendente a 6 mil 792 millones de pesos

Aunque el domingo 19 de marzo, a la misma hora en que el TeamAsere se enfrentaba al poderoso equipo norteamericano salía al aire, por el canal Caribe, el programa Cuadrando la caja, estoy seguro que muchos de sus asiduos televidentes buscaron alguna manera  de verlo, quizás en la retrasmisión, por la importancia del tema que trató: el déficit fiscal en Cuba.

Estamos ante un asunto tan complejo, que rebasa las dimensiones del Ministerio de Finanzas y Precios (MFP) por sus vínculos con varios organismos y sectores de la sociedad, además de impactar en la vida de los cubanos y que, por tanto, amerita en más de una ocasión ser llevado a la televisión, a los medios de comunicación, en aras de contribuir a la educación económica del pueblo.

 

Tanto en la sesión ordinaria de la Asamblea Nacional del Poder Popular, cuando en diciembre del 2022 aprobó la Ley del Presupuesto del Estado correspondiente al actual año, como en enero pasado al intervenir en la Mesa Redonda Informativa, Meisi Bolaños Weiss, titular del MFP, afirmó que la política fiscal para el 2023 tiene por premisas fundamentales la necesaria reducción del déficit fiscal y el respaldo al principio de justicia social.

 

 

Ese indicador es el resultado de los ingresos y los gastos que se planifican en el presupuesto anual, es decir, el saldo negativo que se pronostica cuando los primeros no son suficientes para cubrir los montos que se requieren con vistas a respaldar los programas de salud, de educación, de investigación científica, de la cultura, del deporte, en fin, de servicios básicos que se prestan a la población o programas de alta prioridad.

 

En 2023 se proyecta un déficit fiscal de 68 mil 126 millones 600 mil pesos, resultado de ingresos netos por 279 mil 770 millones de pesos y gastos totales por 347 mil 896 millones de pesos, lo cual a su vez significa una disminución de poco más de 7 mil millones de pesos, derivados de un crecimiento de los aportes al presupuesto y el uso racional del gasto presupuestario, según la ministra.

 

 

Todas las provincias prevén tener déficit fiscal excepto La Habana, que planifica un superávit ascendente a 6 mil 792 millones de pesos.

 

Pero los ingresos  previstos solo pueden financiar el 81 por ciento de los gastos  planificados, explicó en Cuadrando la caja Vladimir Regueiro Ale, viceministro primero de Finanzas y Precios, además de aclarar que en el manejo de los recursos asignados todos los titulares de presupuestos no pueden sobrepasar el límite aprobado.

 

LOS TRIBUTOS, UNA FUENTE IMPORTANTE EN LA CAPTACION DE INGRESOS

 

Una fuente fundamental en la captación del mayor número de dinero está en los impuestos, tasas y contribuciones que se cobran a los contribuyentes según las actividades; para ser más exacto  se afirma que el 53% de los ingresos al presupuesto se prevé por la vía de los tributos, y en realidad dado el nivel de incumplimiento de sus obligaciones fiscales, de indisciplina, se implementan ese año un grupo de medidas contra quienes violan las leyes.

 

También resultan imprescindibles los montos provenientes de la recuperación económica, del incremento paulatino de los niveles de producción y servicios, de la reanimación de la industria nacional, de una mayor oferta de bienes en beneficio de la población, lo cual a su vez permita enfrentar la desmedida inflación.

 

La ministra de Finanzas y Precios ha insistido en captar mayores ingresos al presupuesto sobre la base de diversificar las fuentes y potenciar las producciones con mayor eficiencia.

 

El déficit es el resultado de cómo se complementa el plan de la economía y el presupuesto del estado. Tenemos que tener la capacidad de gestionar ese déficit que tiene que ver con hacer crecer la oferta, ha señalado.
 

Indudablemente son diversos y complejos los factores que gravitan hacia la deseada estabilización macroeconómica, como el bloqueo estadounidense, las secuelas de la COVID-19 y su impacto en la economía mundial, el aumento de los precios internacionales, el cambio climático, y en lo interno las limitaciones de recursos financieros y no pocas insuficiencias.

 

 

En realidad, tal cual afirmó en Cuadrando la caja el Doctor en Ciencias José  Carlos del Toro, director de Investigaciones Financieras y Contables del MFP y presidente de la Sociedad Cubana de Presupuesto Público de la Asociación Nacional de Economistas y Contadores de Cuba (ANEC), el déficit no es inherente solamente al modelo económico cubano.

 

Los estudios que ha hecho la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) muestran que ese saldo negativo es reiterativo en muchos países de la región, que se incrementó sobre todo en los años de la pandemia cuando en el manejo de los presupuestos los gastos afectaron los niveles de ingresos asociados directamente al desarrollo económico de las naciones.

 

En opinión suya y de Yipsi Ramos Mesa, directora de Tesorería y Crédito Público del Ministerio de Finanzas y Precios, tener déficit fiscal no necesariamente es malo, siempre y cuando ese número responda a las inversiones que está haciendo el Estado, que en un futuro pueden por supuesto traer beneficios y  desarrollo para el país.   

 

Porque cuando la economía es deficitaria usted en el déficit lo que va a manifestar es la capacidad que tiene el Estado de mantener sus conquistas sociales, es decir, se puede destinar más recursos a lo social  pero sustentado en un nivel de crecimiento que sea  aceptable dentro de los parámetros de estabilización macroeconómica.

 

EL ESTADO CUBANO SIGUE SUBSIDIANDO BIENES Y SERVICIOS ESENCIALES

 

Según los expertos  el déficit fiscal se puede financiar por varias formas: o el Estado vende sus activos (instalaciones económicas y sociales, recursos naturales, etc), lo cual significa renunciar a nuestra soberanía, o endeudándonos, y esto también es peligroso, pues una trayectoria de deuda que no se pueda contener con respecto al producto interno bruto del país sí sería nocivo para Cuba, aclara la Tesorera del MFP.

 

Los panelistas del dominical espacio televisivo explicaron que en Cuba el déficit presupuestario  se financia mediante bonos soberanos que emite ese ministerio y son adquiridos por el sistema bancario nacional.

 

Como en reiteradas ocasiones se ha subrayado, aun cuando una vía para reducir el mencionado indicador son los recortes en el gasto público y el aumento de los impuestos,  terapias de choque, acá tales alternativas jamás tendrán cabida y pese a que por razones diversas ha habido un incremento desmedido de los precios,  incluyendo los de las importaciones y el gobierno norteamericano mantiene su persecución a los bancos que intenten darnos créditos,  el Estado sigue subsidiado bienes y servicios básicos.

 

Los presupuestos destinados a la seguridad social, a la salud y la educación continúan siendo altos, a la par que se subsidia la canasta familiar normada (aun cuando no alcanza para terminar el mes),  alimentos comprados en tierras lejanas, la tarifa eléctrica, el agua, los medicamentos controlados, las dietas destinadas a embarazadas y a niños…, por citar algunos.

 

El incremento de precios por la escasez de ofertas, las reparaciones de las escuelas, de los hospitales, entre otros tantos ejemplos,  también pesa  o impacta sobre ese gasto social que estamos planificando para este año, ha subrayado Yipsi Ramos Mesa.

 

 

Y en medio de esa voluntad por afectar en lo más mínimo al pueblo, de poner en práctica la política de equidad y justicia social, fenómenos como la evasión  y la elusión fiscal atentan contra la reducción del déficit fiscal. 

 

Afectan los ingresos, incluso no solo en montos sino en la oportunidad porque  no obstante las medidas adoptadas en aras de facilitar el pago en tiempo de los tributos, de los controles establecidos, si ese dinero no se capta en el momento necesario se ven afectados el pago de los salarios al personal de las entidades presupuestadas, o el financiamiento a compras de alimentos importados o de alguno de los servicios básicos mencionados.

 

Por ello este año en aras de mejorar la disciplina fiscal la Oficina Nacional de Administración Tributaria, con el apoyo de diversos organismos e instituciones, aplicará diversas medidas de gestión y control, que deben impactar positivamente en los ingresos y en mayor proporción en los de los presupuestos locales, algunas de las cuales favorecerán el enfrentamiento de las conductas evasoras y los altos niveles de subdeclaración presentes entre los contribuyentes.

 

Tenemos que continuar enfrentando todas aquellas conductas que erosionen la recaudación al presupuesto del Estado y que nos hagan tener esos precios especulativos y abusivos que tanto molestan a la población, ha expresado la ministra de Finanzas y Precios, además de señalar como un reto diseñar de conjunto con el Ministerio de Economía y Planificación, y otros organismos, un plan de medidas que nos lleve a la reducción del déficit fiscal, una tarea de país en función de preservar la equidad y la justicia social.

 

 


Compartir

Fidel Benito Rendón Matienzo

Periodista con 40 años de experiencia, dedicado actualmente a temas económicos, merecedor en 2022 del Premio por la Obra de la Vida, durante 20 años ocupó diversas responsabilidades, además de ser tutor y miembro de Tribunales de Tesis de Grado e integrar jurados de concursos nacionales de Periodismo, de la UPEC y la ANEC.

Se han publicado 1 comentarios


Eriberto
 28/3/23 14:00

¿Equidad dice usted?.Con la cantidad de Mypimes que hay que lo que hacen es revender lo mismo que el estado produce donde cada día lo que hay es más desigualdad ¿y estamos hablando de equidad?.

Deja tu comentario

Condición de protección de datos