sábado, 13 de abril de 2024

Un primer asalto rápido de taekwondo

Llegó el Día Internacional de un deporte con un origen milenario...

Rafael Norberto Pérez Valdés en Exclusivo 04/09/2022
1 comentarios
Taekwondo Alba
Se trata de un deporte proveniente de un arte marcial de origen coreano, surgido en el año 50 Antes de Nuestra Era, y que debió apelar después a toda la paciencia asiática para abrirse determinado reconocimiento(Foto: worldtaekwondo.org).

¿Se acuerda el lector cómo se le hace una especie de radiografía, o de división, al nombre del deporte que ocupará hoy nuestra atención? Allá vamos intentando emular con la velocidad con que se tiran una de sus “patadas voladoras”: TAE (acción de pie)-KWON (acción de mano)-DO (arte o camino).

Esa precisión desde el mismísimo inicio la hicimos para que todos entremos con el pie derecho al DO YANG, es decir, al sitio donde se practica y compite.

Bueno, ¿y por qué razón vienen ahora estos recordatorios?

Es que este domingo, cuatro de septiembre, se impone de forma imaginaria abrir nuestros escaparates, y ponernos los trajes de DOBOK (eso lo explico con detalles más adelante): ¡Llegó el Día Internacional del Taekwondo! En igual fecha, del año 1994, se decidió incluirlo en el programa olímpico, a partir de Sídney 2000.

Ahh, pero aunque la fecha se tiene en cuenta en Cuba, que ha tenido resultados dignos de películas, en realidad se celebra entre nosotros el 10 de Enero. Lo explicamos en otro momento…

Queremos recordar, sin más demora, que se trata de un deporte proveniente de un arte marcial de origen coreano, surgido en el año 50 Antes de Nuestra Era, y que debió apelar después a toda la paciencia asiática para abrirse determinado reconocimiento.

¿Por qué lo de la paciencia asiática?

Lo dijimos porque no resultó nada rápido que se le abrieran las puertas de los Juegos Olímpicos. Estuvo como exhibición, o sea: no como deporte oficial, en los de Seúl 1988 (¡en la propia tierra de su nacimiento solo como de exhibición!), y en Barcelona 1992.

¡AL FIN!

La llegada definitiva a las citas bajo los cinco aros, como ya escribimos, fue a partir de los de Sídney 2000.

Y en ellos, de forma medio increíble, debido a nuestra corta tradición (pues habíamos comenzado en 1987), tuvimos a dos de nuestros compatriotas subiendo al podio.

Pero allá en suelo australiano, en medio de los canguros, se disparó enseguida una pregunta: ¿Hubo un poco de casualidad..?

¡Qué bueno que este Día Internacional nos lleve de la mano a rendirles un nuevo reconocimiento a nuestros seis medallistas olímpicos!

En Sídney 2000, recordemos: ¡en el debut de este deporte!, se presentó indetenible Ángel Volodia Matos (división de los 80 kilogramos), y subió al punto más alto del podio, en tanto Urbia Meléndez (49) también llegó a la final y quedó con la presea de plata.

Cuatro años después Yanelis Labrada, en la misma división, también quedó subcampeona, en una fiesta que continuaron sin interrupción Daynellis Montejo (49/bronce en Beijing 2008), y Robelis Despaigne (más de 80/bronce en Londres 2012).

La racha mágica se interrumpió en los de Río 2016, donde en un gran error en la planificación de aquel momento todos los huevos se habían puesto en la canasta de Rafael Alba (más de 80), quien esa vez no pudo, pero se desquitó llegando a bronce en los de Tokio 2020 (aplazados a 2021 por la pandemia del Covid).

Nuestro resumen olímpico: medallistas en seis de los siete Juegos Olímpicos que han tenido de forma oficial taekwondo, con una cosecha de una de oro, dos de plata y tres de bronce, las cuales nos ubican en un muy destacado lugar 14.

Lo dijeron los datos: ¡No hubo casualidad!

OTROS GOLPES

¿Qué nos había quedado pendiente desde casi el mismísimo inicio sobre el DOBOK? Es de gran semejanza con las ropas tradicionales coreanas, llamadas HANBOK, consistentes en tres prendas. Una son los pantalones (simbolizan la Tierra). Otra la chaqueta (significan el cielo). Y la última el Ti (cinturón o cinta, que representa al Hombre).

No se puede olvidar algo más relacionado con el Día Internacional del Taekwondo. Este domingo concluye en París en el Grand Prix Series II, efectuado desde el viernes. Y con la participación del estelar cubano Rafael Alba, quien como ya escribimos fue un brillante medallista de bronce en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020. Los de 2024, como se recuerda, serán allí mismos en la Ciudad Luz. Quiere decir que se vivió allí ahora una especie de ensayo de esa nueva gran fiesta tan esperada con los cinco aros.

Cuando ahora redacto entusiasmado, que es como se debe tratar de escribir, y mejor todavía estando enamorado, como respondió una vez Ernest Hemingway, se me disparan recuerdos…

Stephen King, el exitoso novelista del terror, nos contó algo en su excelente libro, sobre el oficio literario, Mientras escribo (¡el que pueda no deje de leerlo!): Una vez a Raymond Chandler le preguntaron por el chofer asesino de El sueño eterno. Y contestó: “¡Ah, ése! Es que se me olvidó…”.

No puedo decir ni siquiera que yo sea un pigmeo al lado de

Chandler. Pero sí les puedo decir una cosa a los lectores de Cubahora: No se me olvidó que les debo todavía porque en nuestro país se celebra el Día del Taekwondo no hoy, sino el 10 de Enero.

Pero siento que este combate de hoy se nos fue a un asalto extra. Y no quiero abusar de los lectores con un texto más largo de lo habitual. Volveré con esa explicación, así como muy valiosas declaraciones de Iván Fernández, el comisionado nacional.

Y, como siempre, trataré de esmerarme al escribir. En ese caso no vaya a ser que él se disguste, porque es cinturón negro, séptimo dan Jajaja… Se trata de una broma final. El hombre es todo un caballero del taekwondo, de la vida, y también de la Ética.


Compartir

Rafael Norberto Pérez Valdés

Se han publicado 1 comentarios


Iván Fernández Quirós
 8/9/22 19:11

Excelente y grato, muy bien redactado, impecable en historia y terminología Gracias Rafa por tu entrega

Deja tu comentario

Condición de protección de datos