domingo, 27 de noviembre de 2022

Un bronce para Cuba en Oslo

El bronce de Yarelis Barrios en el lanzamiento del disco fue el único premio que consechó la representación cubana que intervino en la reunión...

Alexandra Duncan en Exclusivo 08/06/2012
0 comentarios
Yarelis Barrios II

Yarelis Barrios, titular de las dos ediciones anteriores de la Liga del Diamante (2010 y 2011), firmó con un tercer lugar su primera salida en defensa de su gema. Terminó tercera gracias a su primer lanzamiento de 63.57 (63.57- 63.52- x- 63.31- x -x). Cedió ante dos que andan por delante de ella en el escalafón mundial de la temporada: la croata Sandra Perkovic (64.89) y la alemana Nadine Müller (63.60), primera y segunda de la lid, respectivamente. Su concurso - sin ser relevante- se comportó dentro del rango de lo predecible; aunque no por ello debe dejar de preocupar el hecho de que sus envíos sigan por debajo de los 64 metros.

Pensando en Londres, la discóbola cubana es una de las más serias aspiraciones que tiene nuestra comitiva atlética. A juzgar por las marcas y por la forma en que acostumbra a competir Yarelis, es quizás la esperanza más razonable para pensar en un oro olímpico pues, Dayron aparte, esta es la que tiene estadísticas más claras.

Ahora, tampoco la tiene fácil; estas dos chicas que le superaron hoy, son dos rivales de batalla, entre las que tampoco se debe dejar de considerar a la china Li Yang Fen, campeona mundial de Daegu. Oslo marcó el debut de Barrios en Europa, queda aguardar por su progreso y ser cómplices de su mejoría; tal y como andan las cosas, para recibir aplausos en tierra de Isabel II habrá que acercarse o incluso, ir más allá de los 68m p; y esa ya es una medida de respeto.

De vuelta a la justa noruega; Lázaro Borges, subtitular de mundial de Daegu 2011, justificó su actuación con registro de 5.52m que le valió el cuarto lugar en el de salto con garrocha de la quinta parada de la carrera mundial por la conquista del Diamante. El cubano marcó su inicio en 5.42 metros; altura que validó en su tercer intento, después superó el 5.52 en la segunda tentativa para quedar varado en 5.62 metros. El galo Renaud Lavillenie venció con 5.82, aventajando al germano Malte Mohr (5.62) y al polaco Lukasz Michalski (5.62). El vigente campeón del mundo, Pawel Wojciechowski, se fue sin conseguir salto válido en un evento marcada por los constantes fallos de todos los atletas contendientes.

El triple salto (m) reunía el mayor protagonismo nacional. Con la expectativa de que Alexis Copello y Osviel Hernández llegaran a superar los 17 metros y colocarse entre los primeros; sin embargo, la dupla de saltadores anduvo errática y sus intentos apenas le alcanzaron para un sexto y séptimo puestos, respectivamente.

Alexis Copello consiguió un salto de 16.70, in extremis; después de haberse enredado con la plastilina en tres de sus intentos. Osviel, por su parte, sigue sin encontrar el rumbo de ese 17.49 que le mantiene entre los primeros del escalafón mundial y volvió a ser protagonista de un pobre desempeño, saldado con discreto resultado de 16.35 en su tercera oportunidad. Llama la atención que el muchacho renunció a sus tres últimos saltos, pero en la Web oficial del evento no se ofrece información de la posible causa de su retirada, esperemos que haya sido solo una molestia y que no pase a mayores.

Los premios en disputa fueron a la cuenta del Lyukman “chocolatico” Adams, el célebre moreno ruso que es líder de la temporada (prometo que pronto les hablaré de él). El chico, esta vez llegó hasta 17.09 para adjudicarse el primer lugar. Le siguieron el norteamericano Christian Taylor (17.06) y el ucraniano Sheryf El Sheryf (17.03).

Desde Luego, OSLO, no fue lo que esperábamos; y lanza otra señal de alerta nacional de cara a unos Juegos Olímpicos que se presagian violentos; desde ya, hay quienes los apuntan para que clasifiquen entre los mejores de la historia.

Un criterio que bien puede parecer precipitado, pero lo cierto es que el atletismo anda dejando huellas que nos hacen soñar con épicas batallas y marcas de otra galaxia.

Uno de los que vaticina grandes cosas es el “marciano” (con permiso de Abdul Nasser Thabet) Usain Bolt, quien volvió a bajar de los 9.80 segundos para llevarse la victoria en la “Exxon Mobil” con crono de 9.79. Detrás de él, se ubicó su paisano Asafa Powell con 9.85; el mejor registro para él en la campaña y con lo que se sigue ofreciendo como uno de los animadores de la batalla olímpica. En tanto, el también jamaicano Lerone Clarke, completó el podio del hectómetro, con marca de 10.10.

La australiana Sally Pearson, otra de las grandes expectativas, cumplió con su papel de favorita y ganó los 100 metros vallas con 12.49 segundos, la mejor marca de la presente temporada y récord para el mitin.

La estrella local y doble campeón olímpico de lanzamiento de jabalina Andreas Thorkildsen, sólo pudo ser tercero, con un mejor registro de 82,30 metros.

La victoria correspondió al checo Vitezslav Vesely, quien con 88,11 superó en casi dos metros el anterior mejor registro de 2012, logrado por el neozelandés Stuart Farquhar el 29 de abril en Hiroshima (Japón), con 86,31. Segundo acabó el turco Fatih Avan (83,82).

Lo próximo en la lid del Diamante será el ADIDAS Gran Prix, señalado para este sábado 9, en Nueva York. La gran manzana, marcada por la ausencia de Dayron Robles, tendrá para Cuba representación en las triplistas Yargelis Savigne, Dailenys Alcántara y Josleidy Rivalta, la pertiguista Yarisley Silva, el vallista Orlando Ortega y el discóbolo Jorge Fernández.


Alexandra Duncan


Deja tu comentario

Condición de protección de datos