domingo, 4 de diciembre de 2022

Súper Copa de la UEFA: En Tallin hubo más colchón que merengue (+Fotos)

El club Atlético de Madrid derrotó hoy 4-2 en tiempo extra al Real Madrid, en un “derby” disputado en Estonia...

José Luis López Sado en Exclusivo 18/08/2018
0 comentarios
Supercopa  Europa
Finalmente el Atlético de Madrid pudo vencer al Real Madrid en la final de una competición europea

Desde bien temprano, el Atlético de Madrid, monarca de la pasada Europa League de Fútbol, se lo dejó bien claro al Real Madrid, titular de la última Liga de Campeones: “venimos por el partido, e ilusiones y dedicación nos sobra para ello”, parecían decir los alumnos del entrenador Diego Simeone —apartado por sanción en un palco ubicado en la grada— a sus similares del debutante estratega merengue Julien Lopetegui.

Este miércoles, en la Coq Arena, de la ciudad estonia de Tallín, se disputó la final de la Súper Copa de Europa que, para bien del fútbol, enroló un derby madridista, en el cual los del “Cholo” Simeone se adelantaron en el pizarrón apenas a 50 segundos de iniciarse el duelo. Su letal delantero Diego Costa, luego de una asistencia de Diego Godín, peinó un balón y dejó atrás a Sergio Ramos, para luego adelantarse de cabeza al también central Raphael Varane y, cruzado, pegarle con potencia al balón que se tornó inatajable para el arquero costarricense Keylor Navas, quien se las ve bien complicada ahora con la llegada al club blanco del portero belga Thibaut Courtois.
Los merengues no se presionaron por ese gol tempranero y, en la medida en que transcurría el juego, se fueron apoderando del balón —eso, no le importaba al cuadro colchonero—, y llegaron en varias ocasiones al área chica rival, en su intento por anotar en el arco custodiado por Jan Oblak.

Y el fútbol premió ese esfuerzo, con el empate 1-1 en el minuto 27, con un tanto de Karim Benzema, de cabeza, después de recibir un pase de Gareth Bale, quien se dio una larga cabalgata de casi 50 metros por el lateral derecho del campo. Oblak apenas se movió, se quedó (casi) parado debajo de los tres palos, y el “Gato” Benzema no lo perdonó. Empate 1-1 y así se fueron al descanso.

Diego Costa fue un dolor de cabeza para la defensa blanca anotando en par de ocasiones (Foto:EFE)

Pero en la segunda parte, Lopetegui realizó varios cambios que, pienso, le costaron el partido. Sus alumnos se fueron delante a los 63' de penal, cuando Sergio Ramos —¡cómo se extraña a Cristiano Ronaldo!— cobró y definió desde los doce pasos, después de que el árbitro polaco Szymon Marciniak cobrara la pena máxima por una mano sumamente infantil de un jugador tan experimentado como el lateral derecho Juanfran, en su propia área. ¿Será que, a falta de CR7, será Ramos quien cobre los penales del Real Madrid? No me lo puedo creer.

Sin embargo, en el 79’, y cuando mejor marchaban las cosas para el conjunto blanco que buscaba su quinta corona en Súper Copas de la UEFA, Costa anotó su doblete, gracias a un pase de Ángel Correa, quien recuperó un balón “salvado” erróneamente por Marcelo, pues se iba de los límites del terreno. Entonces, el empate alargó el encuentro y llegaron los cambios infructuosos de Lopetegui.

Esta vez el Madrid no exhibió su acostumbrado juego vertical (Foto: 90min.com)

El nuevo técnico madridista levantó a casi todo su mediocampo y les dio la tarea a jugadores de ataque, con déficit en labores de defensa. El tiempo reglamentario cerró con empate 2-2 y, en tiempo extra, los colchoneros pasearon la distancia. Saúl Ñíguez regaló un espectacular gol a los 98', tras recibir un pase de Thomas Partey y pegarle con la zurda para el 3-2. El cuarto tanto del Atlético de Madrid llegó seis minutos después, a los 104'. Vitolo le entregó el balón a Koke, quien se merecía un gol, el cuarto de su equipo, por el excelente partido que brindó: corrió, metió las piernas, defendió y realizó varios trazos peligrosos. Esta fue la tercera Súper Copa de UEFA para el Atlético de Madrid. Mientras, el Real Madrid no perdía una final desde el año 2000, cuando cedió ante el Boca Junior argentino en la Copa Intercontinental. A partir de ahí, había ganado cinco Ligas de Campeones, cuatro Mundialitos e igual cantidad de Súper Copas.

 


José Luis López Sado

Periodista


Deja tu comentario

Condición de protección de datos