martes, 6 de diciembre de 2022

Santiagueras conservan la corona

Detrás de Santiago de Cuba, que signó 62 puntos, se ubicaron La Habana (51) y Sancti Spíritus (42).

José Luis López Sado en Exclusivo 20/01/2012
9 comentarios
Lucha Femenina - Lisset Hechevarría (72 kg)
Lisset Hechevarría campeó por su respeto y ganó cinco combates.

La selección de Santiago de Cuba demostró su poderío y mejor arsenal técnico sobre el colchón, para retener sin muchas tribulaciones el título en el Torneo Nacional de Lucha libre para damas, que concluyó este jueves en la sala Córdova Cardín, de Ciego de Ávila.

Las aguerridas chicas santiagueras firmaron dos medallas de oro, dos de plata y tres de bronce, para archivar 62 puntos. Detrás se ubicaron los elencos de La Habana (51) y Sancti Spíritus (42).

Este certamen se dirimió en una sola jornada, en la cual se efectuaron ¡123 combates! Ojalá y para próximos certámenes domésticos, la federación cubana de este deporte de llaves y agarres valore la posibilidad de dirimirlo en dos fechas, pues la marcada diferencia existente entre el nivel técnico de las gladiadoras del equipo nacional y las que compiten por provincias, hacen que el púbico pierda la motivación y abandone la sala. 

Sin dudas, el combate más atractivo de esa jornada estuvo en los 55 kilogramos, peso en el cual Cuba  busca una representante de fuerza para el torneo preolímpico de marzo próximo, en Orlando, Florida. Y el primer paso lo dio la habanera Idirmis Acea, quien signó su tercera corona doméstica tras superar en la final por pegada a la espirituana Yamilka del Valle, primera mujer cubana en asistir a un Campeonato Mundial.       

En este torneo, dos gladiadoras retuvieron la corona de la pasada edición. Se trata de la habanera Aray Sanz (48 kg) y de la santiaguera Lisset Hechevarría (72 kg), monarca panamericana de Guadalajara 2011. 

Sanz, quien se tornó imbatible en las preliminares y en la semifinal, ganó el título por no presentación de la santiaguera Mairelis Ferrera.

Mientras, Lisset campeó por su respeto y ganó cinco combates, tres de ellos por pegada. Y en dos ocasiones superó a la tunera Yoenny Chapman, una en la eliminatoria del grupo y la otra en la final. 

Y en los 67 kilogramos, triunfó una nueva invitada: la cienfueguera Cándida de Armas, quien venía de los 72 kilogramos. En la final, venció 2-0 (1-0, 3-0) a la juvenil espirituana Claudia Casañas, basada en el desbalance y los pases atrás. 

Las tres restantes triunfadoras fueron la santiaguera Harry Casero (51 kg), la avileña Yusmaris Sánchez (59 kg) y la guantanamera Yakelyn Estornell (63 kg).   

Los entrenadores cubanos liman asperezas de cara al preolímpico de Estados Unidos, en el cual buscarán cupos en las divisiones de 48, 55, 63 y 72 kilogramos. 


José Luis López Sado

Periodista


Deja tu comentario

Condición de protección de datos