miércoles, 22 de marzo de 2023

Samba, son, gambetas y el amparo de la FIFA

El poderoso Brasil, pentacampeón mundial, ayudará al desarrollo del fútbol a través del proyecto de colaboración Cuba-Brasil...

José Luis López Sado en Exclusivo 14/09/2018
0 comentarios
Cuba y Brasil-proyecto de colaboración-FIFA
Cuba y Brasil firman acuerdo de colaboración en fútbol.

La noticia, sin duda alguna, hará historia. El Programa Forward de la FIFA, que entraña el desarrollo del fútbol en todo el planeta Tierra, especialmente en países subdesarrollados carentes de recursos, ha llegado a Cuba de los pies —quise decir, de la mano— de la Confederación Brasileña de Fútbol.

Cuba y Brasil firmaron este jueves, en el Salón La Palma del capitalino Hotel Meliá Habana, un inédito proyecto de colaboración entre ambas naciones, que ya se inició con un curso para entrenadores cubanos, el cual se desarrolla desde el pasado lunes en el Hotel Kohly y el estadio nacional Pedro Marrero.

Con su Programa Forward, la FIFA apoyará este interesante intercambio, primero del mundo, en el cual un país de grandes resultados como Brasil brindará apoyo a Cuba, una nación de poco nivel, pero con enorme potencial para crecer futbolísticamente, comentó Jair Bertoni, quien funge en el continente americano como director de las asociaciones afiliadas a la FIFA.

 Este acuerdo, expresó Bertoni, tiene cinco aspectos fundamentales, pero el componente principal es el táctico.

Primero se hará un acuerdo modelo, con pleno apoyo de la FIFA y su programa Forward; y, en la medida que se den los primeros pasos, se crearán planes anuales hasta un primer plazo de cuatro años. El objetivo es que Cuba crezca paulatinamente en áreas de capacitación, arbitraje, así como la presencia en Brasil de clubes, jugadores y entrenadores de la isla, manifestó el federativo argentino.

Bertoni indicó que habrá capacitación en la esfera de arbitraje, la cual está en permanente evolución, como es el caso actual del VAR (video asistente para el réferi). Y como tercer aspecto tendremos la formación y capacitación de entrenadores de todos los niveles, desde categorías infantiles hasta la selección mayor.

 El cuarto acápite, amplió Bertoni, versará sobre la experiencia de intercambio de jugadores, entrenadores y equipos por ambos países, en tanto la evaluación y continuidad del trabajo cerrará el quinto aspecto de este interesante proyecto.

 Mientras, Walter Feldman, secretario general de la Confederación Brasileña de Fútbol, alabó el interés de la FIFA porque su país apoye al fútbol de la isla.

 Esta es una visión a largo plazo y los frutos los iremos recogiendo en los próximos cuatro años. Queremos que este empeño de destinar recursos para una colaboración como la que iniciamos en Cuba no se quede solo en deseo y voluntad, expresó Feldman.

“Lo más importante es que en el fútbol todo se da cuando hay voluntad y capacidad de trabajo. El principal componente de este convenio de colaboración es el aspecto técnico, y estamos seguros de que tendremos buenos resultados”, aseveró el directivo del fútbol brasileño.   
 Para Feldman, hablar de este intercambio es aludir a su expresión práctica sobre el gramado.

“Nosotros somos conocedores del esfuerzo del pueblo y los directivos del deporte cubano en mejorar las estrategias de desarrollo en las áreas de educación y deporte. Además, ustedes son vanguardia mundial en los procesos de formación y educación en niños y jóvenes. Por eso, la Confederación brasileña en los últimos tres años inició este acuerdo, conocedora de que se podría crear un movimiento revolucionario y académico en materia de deportes, fundamentalmente fútbol”, sentenció Feldman.

“Este no es un proyecto esporádico. Tiene que ver con una estrategia que plantea la idea de fomentar la colaboración entre naciones miembros de la FIFA. En América este convenio es pionero entre dos naciones, una de CONCACAF (Cuba) y otra de CONMEBOL (Brasil)”, concluyó Feldman.

 Reza el viejo adagio que, “quien a buen árbol se arrima, buena sombra le cobija”. Y si en el fútbol hay un país ejemplo de resultados positivos a nivel mundial, de buen trabajo y de talento por doquier, ese es Brasil. El físico del brasileño no difiere nada del cubano. Además, sus jugadores son muy veloces y fuertes. Entonces, no hay dudas que los de la mayor de las Antillas necesitan mejorar técnicamente y creerse que sí pueden crecer futbolísticamente. ¿Será que este convenio marcará pautas para tal crecimiento? Esperemos.


Compartir

José Luis López Sado

Periodista


Deja tu comentario

Condición de protección de datos