domingo, 3 de marzo de 2024

Retorno funesto: ni goles ni victorias

La selección cubana de fútbol acaba de disputar dos partidos de fogueo. Perdió ambos, no marcó goles y recibió cinco.

José Luis López Sado en Exclusivo 24/08/2014
0 comentarios

Otro roce internacional y otro retorno sin victorias y sin goles, que es lo más preocupante. Estoy seguro que saben a qué me refiero. Claro que sí, a la selección absoluta cubana de fútbol, la cual dirimió esta semana par de partidos amistosos y no consiguió marcar en esos 180 minutos de juego.

El director técnico granmense Walter Benítez, escogió a 20 jugadores para enfrentar esos duelos de fogueo como preparación para la Copa del Caribe, que se desarrollará del 6 al 16 de noviembre venidero y de la cual Cuba es el actual monarca, pues ganó hace dos años el título en la edición acogida por Haití.

Fuera de la alineación, Benítez dejo a varias «vacas sagradas», como el portero Odelín Molina y el volante Jaine Colomé, además de no poder incluir a jugadores claves como el defensa Jorge Luis Clavelo y el mediocampista creativo Alain Cervantes, quienes se encuentran de «refuerzos» en la selección sub 21 que se prepara con vistas a los Juegos Centroamericanos y del Caribe, que se disputarán en Veracruz, México, también en noviembre.

Y no hubo muestras de solidez. El pasado miércoles, los cubanos fueron goleados 4-0 por Panamá, en el estadio Rommel Fernández, de la capital istmeña. Según los sitios webs consultados, Cuba debió jugar con un portero que debutaba en la selección nacional: Diosvelis Guerra, pues los dos mejores arqueros del país pertenecen a la selección sub 21.

Sin embargo, el joven no permitió goles en el primer tiempo, e incluso, paró un penal tras una falta cometida por el lateral izquierdo Jorge Luis Corrales. Pero en el segundo tiempo, llegó la debacle defensiva. Panamá supo abrirse los espacios, se apoderó aún más del balón y consiguió no solo sus cuatros goles, sino también la primera victoria en la «era» de su nuevo técnico, el colombiano Hernán «Bolillo» Gómez.

Luego de ese primer descalabro, los cubanos se trasladaron hacia Guatemala, para jugar allí el segundo amistoso en el estadio Mateo Flores. Habida cuenta del fracaso ante los panameños, Walter hizo varios ajustes y alineó con jugadores de mejor trato con el balón. Pero volvió a ceder, aunque ahora cerradamente por 1-0.  

Gregori Lester Ruiz resolvió un partido que no tuvo complicaciones para la escuadra local, pero sí fue un reto para anotarle a Cuba, que supo defender bien y logró llegar en varias ocasiones al área rival.

Según trascendió, los ingresos en la segunda parte del partido dieron dinamismo y mayor profundidad al elenco chapín, en especial los de Lester Ruiz y Julián Priego.

Fue Ruiz quien hizo un buen tanto dentro del área con la derecha, para vencer al guardameta artemiseño Diosvelis Guerra. Pero una vez más, no llegó el gol cubano.

Benítez movió su banca en esos dos partidos, buscando alternativas de cara a la Copa del Caribe, que tributará boletos para la Copa de Oro 2015 y la Copa América 2016.

Ora utilizaba como hombre punta al pinero Yoandir Puga, líder perforador de la pasada temporada cubana, ora al pinareño José Ciprián, asistidos siempre por el volante de llegada Alberto Gómez. Pero una vez más, la sequía goleadora hizo mella en los intentos por salvar una actuación decorosa.

Ahora, a los técnicos cubanos solo les resta un análisis exhaustivo de lo que dejaron estos dos juegos. El objetivo cercano es «arreglar la mira y mejorar la pólvora» ante la ya inminente Copa del Caribe, en la cual, si no llegan los goles, poco podrán hacer para mantener el título.


Compartir

José Luis López Sado

Periodista


Deja tu comentario

Condición de protección de datos