miércoles, 12 de junio de 2024

Puños cubanos se tornan inhospitalarios

Esta noche se dirimirá la gran final, a la cual solo accedieron tres pugilistas extranjeros...

José Luis López Sado en Exclusivo 06/06/2012
0 comentarios
El crucero Lenier Peró
El crucero Lenier Peró disputará el fajín ante José Ángel Larduet, clasificado para Londres.

La pregunta ha pululado por doquier entre los especialistas durante las diversas carteleras del 42 Torneo Internacional de Boxeo Córdova Cardín, que expira hoy en la sala capitalina Ramón Fonst: ¿retornarán en algún momento aquellos equipos europeos que sí levantaban el graderío y ponían en aprietos a los elencos de la Isla?

Los cubanos siempre han ganado este certamen. Pero desde hace muchos años, lo hacen muy cómodamente, pues con su mejor nivel cualitativo y sin ningún tipo de mesura, apabullan pelea tras pelea, a todos los rivales foráneos y los eliminan casi siempre antes del límite de tiempo o con votaciones muy desproporcionadas.

Y la actual edición no ha constituido la excepción de la regla. Nuestros siete clasificados para los Juegos Olímpicos de Londres -hubo uno que no se inscribió-, se incluyeron en esta final sin grandes contratiempos, y los que se les han presentado, han sido contra sus similares del Cuba B, que enroló a seis representantes en la disputa de cetros.

Por demás, solo habrá tres boxeadores foráneos en la pugna por los fajines, al superar también a púgiles extranjeros.

En el cartel semifinal, destacó el combate en los 60 kilogramos entre cubanos. Ahí, Yasnier Toledo, subcampeón mundial, se impuso 14-10 al dos veces monarca nacional, Iván Oñate.

Toledo ganó cerradamente el primer round 4-3, pero Oñate no se amilanó, se pegó más en la corta distancia y fue más efectivo en su golpeo para ganar 5-4 el segundo e igualar el pizarrón 8-8. Pero en el tercero, Toledo mostró todo su potencial, tiró más el jab de derecha y combinó con varios golpes de izquierda para salir airoso 6-2. 

Toledo buscará el cetro ante el sueco Anthony Yigit, que superó 22-13 al colombiano César Villarraga.

Mientras, la sarta de golpes de desde todos los ángulos lanzada por el campeón mundial Julio César La Cruz (81 kg), le propinó un conteo de protección en los minutos finales del segundo asalto al inexperto tunecino Elmekacheri Yahia, quien se los sintió al extremo de no salir a combatir en el tercero. La Cruz dirimirá la faja ante su coterráneo Yaikel Kindelán, superior 22-10 jordano Ihab Al Matbouli.

Entretanto, en los cruceros se dio la final de más alta tensión entre dos cubanos que se conocen muy bien: José Ángel Larduet y Lenier Peró. A saber, Larduet fue al intercambio en los dos asaltos finales y se mostró efectivo con sus ganchos y rectos de derecha en el cuerpo del kazajo Arbek Abduganiyev, a quien batió 37-11. En tanto, Peró no debió emplearse a fondo para bajar 18-7 al escurridizo colombiano Julio Blanco.

Otro triunfo de un clasificado olímpico cubano fue a la cuenta del mosca Robeisis Ramírez, quien continuó evidenciando su fuerte pegada y despachó al kazajo Anuarbek Baizhanov, por RSC en el tercer round. En la final, Robeisis se medirá al local Víctor Águila, quien dispuso 26-12 de Yosvani Silva, también anfitrión.

En los plumas, Norlan Yera apabulló 31-15-con conteo de protección incluido-, al jordano Obada Al Kisbeh y hoy disputará el título contra Pablo Vicente, superior 21-13 al kazajo Dudar Utelbeav. 

Y en los supercompletos, Erislandi Savón no tiró mucho en el primer round. Pero se fue acomodando al pálido accionar de su rival y no se detuvo hasta vencer 27-8 al kazajo Nurzhan Bekzatov. Su rival en la final será el también cubano Yoandi Maceo, un púgil muy fuerte y atacador, pero que necesita mejorar en el aspecto técnico.


Compartir

José Luis López Sado

Periodista


Deja tu comentario

Condición de protección de datos