viernes, 9 de diciembre de 2022

Palizas por doquier

Durante las tres primeras fechas, los ganadores les han sacado demasiada ventaja a los derrotados...

Cubahora en Exclusivo 04/06/2012
0 comentarios
Cardín de boxeo
El crucero José Ángel Larduet superó cómodamente 26-9 a su compatriota Ronny Aguirre.

Siempre he escuchado -y comprobado con mis propios ojos- que nivel técnico desigual es sinónimo de votaciones desproporcionadas en el boxeo. Y eso es lo que se ha plasmado en las tres primeras fechas preliminares del 42 Torneo Internacional Córdova Cardín, con sede en la sala capitalina Ramón Fonst.

Como era de esperar, merced a su mejor aval competitivo, los pugilistas del principal equipo cubano, muchos de ellos clasificados para los Juegos Olímpicos de Londres 2012, marchan invictos y en sus peleas han paseado la distancia.

Por ejemplo, el minimosca mundialista Daniel Matellón, le endosó golpes de todo tipo a la anatomía del casi indefenso y lento jordano Abdullah Shamon, para bajarlo 25-8.

En el único cartel semifinal de mañana, en el cual se espera que las «aguas tomen su nivel» desde el punto de vista cualitativo, Matellón deberá enfrentar a su coterráneo y favorito Yosvany Veitía, vencedor 23-8 del también local Santiago Amador.

Mientras, el titular panamericano Robeisis Ramírez (52 kg), decidió rápidamente en el primer round con dos potentes impactos de izquierda, para acreditarse el triunfo por RSC ante el jordano Adel Al Matbouli, que mostró muy poco ABC boxístico sobre el cuadrilátero. Su rival por plata será el fogoso kazajo Anuarbek Baizhanov, quien aventajó 20-11 al colombiano Johan Vargas.

Entre otros combates en los cuales se han impuesto cómodamente los púgiles con mejor aval técnico, aparece el subcampeón mundial juvenil y actual titular doméstico Norlan Yera (56 kg), quien le dio un recital de buen boxeo en las tres distancias a su coterráneo Yoandris Herrera, del tercer elenco de casa, y lo derrotó 32-9, mientras el bicampeón nacional Iván Oñate (60 kg) le pegó tan fuerte al inexperto venezolano Luis Gabriel García, que el entrenador le tiró la toalla y decretó el abandono en el tercer asalto.

Entretanto, el bronce del orbe José Ángel Larduet (91 kg) no fue condescendiente con su compatriota  Ronny Aguirre, del Cuba C, y le pegó potentes rectos de derecha al rostro, combinados con swinnes al estómago, para derrotarlo con amplio pizarrón de 26-9.

Y el welter Arisnoydes Despaigne, quien no pudo conseguir el boleto cubano para la justa bajo los cinco aros, se presentó ahora en buena forma y se impuso 20-5 al inexperto tunecino Mejri Aymem.

Entre los foráneos, destacó el colombiano Faider Hernández (60 kg), quien negoció el primer éxito de los visitantes frente a un púgil cubano-¿será el último?- tras superar 34-27 a Yosdel Fernández, integrante del Cuba C.

Faider perdió el primer round, pero en el segundo y tercero logró que el anfitrión cayera en su trampa y sacó la mejor parte en el combate en la corta distancia. 

En otros pleitos desproporcionados, el crucero kazajo Arbek Abduganiyev, subcampeón de la Copa Presidente celebrada el mes pasado en su país, le dio con todo al tunecino Cheoly Jemi y lo arrolló 30-5, mientras el colombiano Eduard Marriaga dispuso sin grandes contratiempos 24-7 del holandés Kevin Paulussen.

Este lunes se dirimirá la cuarta fecha, como cierre de la fase de cuartos de final, con un maratónico cartel de 16 pleitos, cuatro per cápita en 56, 60, 69 y 81 kilos.

En este 42 Córdova Cardín, intervienen púgiles clasificados para los Juegos Olímpicos de Londres, quienes vienen a buscar fogueo. Pero los cubanos, una vez más, solo ven resistencia y únicamente pueden foguearse con sus propios compañeros de la preselección nacional.  



Deja tu comentario

Condición de protección de datos