domingo, 3 de marzo de 2024

¿Otra medalla olímpica para el judo cubano? (+Video)

Y una segunda pregunta mientras esperamos a París 2024: ¿Quién es la figura con más posibilidades de sonreír allá en la Ciudad Luz?...

Rafael Norberto Pérez Valdés en Exclusivo 14/07/2022
0 comentarios
Idalis Ortiz vs Akira Sone
Idalys Ortiz demostró que sigue en primeros planos.

No es demasiado temprano para hacernos una pregunta magnética. Es verdad que faltan todavía 24 meses. Pero la vamos a lanzar ya… ¿Podrá otra vez ganar el judo de Cuba alguna medalla en los Juegos Olímpicos de París 2024? Y la respuesta muy obvia es: ¡Sí, claro que sí!

Una interrogante lleva a otra:

¿Quién es la figura con más posibilidades de lograrla (en esa cita tan esperada desde el 26 de Julio de 2024 en la Ciudad Luz)?

Si me hicieran esa pregunta, la cual ya me hice, y empiezo a responder, contestaría algo así: “Hay más de un candidato de fuerza. Pero si me obligaran a dar un solo nombre diría… ¡Idalys Ortiz!”.

Y hace pocas horas la estelar súper completa (división de más de 78 kilogramos), de 32 años de edad, envío otra señal con una medalla más para su vitrina. En este caso de plata en el Gran Premio de Budapest, concluido el pasado domingo 10 de julio luego de tres días de ippones en la Arena Laszlo Papp, con la presencia de 406 atletas de 61 naciones.

Casi enseguida escribiremos más sobre su desempeño…

Allí en Budapest también logramos dos de bronce, gracias a Maylín del Toro (63) e Iván Silva (90).

La muchacha, número 24 del ranking, solo perdió con la brasileña Katleyn Quadros, bronce en los Juegos Olímpicos de Beijing 2008.

Y el joven, número siete, quien es el cubano mejor ubicado en el ranking, nada más y nada menos que ante un japonés: Sanshiro Murao, en definitiva el campeón.

No olvido en mi pronóstico adelantado, por supuesto, ni a Del Toro ni a Silva, subcampeón mundial de Bakú 2018. Ahhh… y querrá resarcir un poco lo ocurrido en los de Tokio 2020 (celebrados por la pandemia en 2021). Llegó con posibilidades reales de alcanzar medalla, y en definitiva se fue sin poder subir al podio.

Tenemos, además de a Ortiz y Silva, también a Del Toro y otros compatriotas con posibilidades, pero hoy ni los voy a mencionar a la espera de que se vaya clarificando más el panorama.

MUY LAUREADA

Ortiz, número 14 del ranking, pero no se guié por ese número que en este caso no dice la última verdad, se unió luego de empezada a la larga preparación que sus compañeros realizaban en Francia, una de las potencias de este deporte, e incluso asistió después solo como espectadora, para ir entrando en ambiente, a una competencia (el Grand Slam de Antalya, Turquía, del 1 al 3 de abril).

Ahora, en Budapest, derrotó a la serbia Milica Zabic; después a Marit Kamps, de Países Bajos, y la china Xin Su, en semifinales.

La que le cortó el camino a lo más alto del podio, por Ippon, fue una japonesa: Wakaba Tomita, plata en el Campeonato Mundial del año pasado, realizado también en Budapest.

El currículo de Idalys Ortiz es impresionante: cuatro medallas en Juegos Olímpicos. Se estrenó con bronce en los de Beijing 2008. Llegó a lo más alto del podio en los de Londres, con los colores rojo y azul de nuestra bandera en su pelo. Y quedó muy feliz con las medallas de plata en los de Río 2016 y Tokio 2020.

En Campeonatos Mundiales tiene dos de oro-dos de plata-cuatro de bronce=ocho.

La faena en la capital nipona, en la que llegó a una de oro-dos de plata-una de bronce=cuatro en la suma, le permitió igualar en cantidad en esas citas con la también estrella cubana ya retirada Driulis González (una-una-dos=cuatro). Pero se colocó primera por tener una más de plata. Sin dudas se trata de dos de las más grandes leyendas del judo…

ALGO MÁS

Y vamos a redondear lo que acabamos de escribir (lo de dos de las más grandes leyendas del judo): en Juegos Olímpicos solo ha existido una mujer con mejores resultados que ellas. Sí, claro, es una japonesa (los padres de este deporte). Es la también retirada Ryoko Tani (48 kilogramos), quien acumuló 2-2-1=5. La de bronce, la cual también la dejó muy feliz, la conquistó en su despedida en los de la capital china, donde, claro que en divisiones diferentes, Ortiz también quedó tercera. Tani ganó dos de plata seguidas (Barcelona 1992/Atlanta 1996), y después dos de oro (Sydney 2000/Atenas 2004).

Quienes pensaron que Idalys Ortiz colgaría el kimono luego de Tokio 2020 se equivocaron: “A la Torre Eiffel hay que ir….”, dijo en una interesante entrevista aquí en nuestra revista digital.

Vale la pena ahora recordar el impresionante palmarés del judo de Cuba en Juegos Olímpicos: 6-15-16=37, según refleja la base de datos de la federación internacional.

(¿Y en Campeonatos Mundiales? 16-20-38=74).

Cuando escribo este comentario los judocas cubanos ya casi se iban a poner otra vez los kimonos: sí, para el Gran Premio de Croacia, del 15 al 17 de julio.

En la mirilla, por supuesto, el Campeonato Mundial, en Taskent, Uzbekistán, del 6 al 13 de octubre.

Y todo ello sin dejar de apuntarle al blanco principal de estos años: los Juegos Olímpicos de París 2024.

Idalys Ortiz discutiendo el oro en los Juegos Olímpicos de Londres 2012 contra la japonesa Mika Sugimoto.


Compartir

Rafael Norberto Pérez Valdés


Deja tu comentario

Condición de protección de datos