domingo, 24 de septiembre de 2023

Onel Hernández: “Me llena de orgullo representar a mi pueblo”

El pasado 24 de marzo, el cubano Onel Hernández cumplió el segundo de sus dos grandes sueños. El primero era debutar en la Premier League y el otro vestir la elástica de la selección del país que lo vio nacer...

Daniel Gotay Torres en Exclusivo 28/03/2021
0 comentarios
Onel Hernández-Premier League inglesa
Onel Hernández volvió a ser noticia al ver hecho realidad el otro de sus grandes anhelos, jugar por la selección cubana.. (Tomada de Norwich City).

A mediados de 2019, el Norwich City celebraba su ascenso a la Premier League inglesa. Onel Hernández festejó el triunfo posando con la bandera del país que lo vio nacer. La imagen rápido se volvió viral en redes sociales.

Días más tardes, en declaraciones a la prensa británica, el avileño expresó que se sentía muy contento por cumplir el primero de sus dos grandes sueños, jugar en la máxima categoría del fútbol inglés. El otro era debutar con la selección nacional de Cuba.

En el partido correspondiente a las eliminatorias mundialistas, efectuado el 24 de marzo, Onel Hernández volvió a ser noticia al ver hecho realidad el otro de sus grandes anhelos. Vestir la elástica de la absoluta lo llenó de orgullo y a todo su pueblo también.

En declaraciones ofrecidas a corresponsales de Prensa Latina en Guatemala, (en exclusiva para la Televisión Cubana) el antillano confesó sentirse muy orgulloso de alcanzar esta otra meta.

“Hacía mucho tiempo que estaba esperando porque llegara este momento, pero no imaginé que fuera real. Para mí significa mucho jugar por la selección cubana. Estoy contento por ver a los jugadores, jugar con ellos, y hacerlo para mi pueblo”.


Onel Hernández festejó el triunfo posando con la bandera del país que lo vio nacer.

Onel emigró a Europa cuando tenía apenas seis años de edad. Lo hizo junto a su madre (quien actualmente radica en Ciego de Ávila). Se desarrolló como futbolista en Alemania y luego en Inglaterra.

Más de dos décadas fuera de Cuba le han limitado que hable un español perfecto, sin embargo, manifiesta que eso no ha sido impedimento para relacionarse con el resto de la plantilla.

“El equipo me ha dado una gran bienvenida. Los jugadores son buenos amigos. Yo sé que mi español no es perfecto, pero ellos están el mayor tiempo conmigo, hablando, explicándome y ayudándome a entenderlo todo. Debo agradecer a cada uno de ellos y también al entrenador Pablo Elier”.

No caben dudas que el delantero de 28 años ha sido la gran sensación en los últimos días. Junto a otros tres jugadores, su convocatoria a la selección nacional marcó un antes y un después en el futbol cubano. Un paso de avance que se esperaba desde hace ya varios años.

Sin embargo, Onel ha sido la imagen de un nuevo proyecto. Es, por mucho, el más mediático entre los 23 jugadores que conforman el plantel.

El del Norwich llegó al partido ante Guatemala cuando ya había sonado el pitazo inicial. Su arribo al país centroamericano se retrasó debido a la erupción del volcán Pacaya que trajo como consecuencia el cierre del aeropuerto principal. Una travesía que se convirtió en una verdadera odisea.

“Fue un momento increíble, porque yo viajé de Inglaterra a España y luego para México. Ahí tuve quedarme dos días porque los aviones no podían aterrizar en Guatemala a causa del volcán. Fue esta una situación por la que nunca había atravesado en mi vida, y que me llenó de incertidumbre”.


Onel es un jugador talentoso, muy por encima del nivel medio del área.

Lo que muchos quizá no conozcan es que Onel decidió no pasar por el hotel. Pidió que le llevaran el traje directo al aeropuerto, porque sentía la necesidad de ayudar a su equipo, y así fue.

Completamente extenuado por el largo viaje, pidió saltar a la cancha al comenzar el segundo tiempo, apenas sin descansar.

 “Desde que estaba en el aeropuerto me sentía muy nervioso. Pensaba en el futuro del futbol cubano, pero cuando salí al terreno y vi a toda mi gente, todo mi equipo, desapareció esa sensación de nervios. Solo quería ganar, hacer todo por mi pueblo”.

También habló de la familia, un pilar fundamental en la vida del delantero cubano.

“Mi familia está muy contenta. Mi mamá vive en Cuba y me llamó para decirme que estaba orgullosa por eso que estaba haciendo por mi país”.

No cabe dudas que Onel es un jugador talentoso, muy por encima del nivel medio del área. Un jugador con experiencia en la segunda división de la Bundesliga alemana con el Arminia Bielefeld, el SV Werder Bremen II y el VFL Wolfsburg II. También sabe lo que es jugar en Inglaterra, donde actualmente lo hace con el Norwich City en la EFL Championship, equipo con el quedó campeón de la competición en 2019, título que le valió el ascenso a la Premier League.

Onel se convirtió en el primer cubano en jugar al más alto nivel en Inglaterra, y también el primero en perforar las redes de la portería rival, tras marcarle un soberbio golazo nada más y nada menos que al todopoderoso Manchester United.

Sin embargo, el cubano Onel Hernández es mucho más que un jugador de sobrada calidad. Es un hombre que desprende humildad y amor por su pueblo, que quiere aportar a una selección que actualmente ocupa el lugar 180 en el ranking FIFA.

Onel confía en el futuro del futbol cubano. Convocarlo a él y otros tres jugadores con residencia en el extranjero es apenas el primer paso de un largo proyecto.

Pronto podrán regresar otros que tienen tantos deseos con él de aportar su granito de arena al desarrollo del futbol cubano, pero pocos “sonarán” tanto como la llegada de Onel Hernández.


Compartir

Daniel Gotay Torres

Periodista


Deja tu comentario

Condición de protección de datos