viernes, 2 de diciembre de 2022

No hay favoritos en el Oeste

Comienza hoy la postemporada de la Serie 51 de la pelota cubana con los duelos Industriales-Cienfuegos y Matanzas-Sancti Spíritus...

Rafael Arzuaga Junco en Exclusivo 24/04/2012
0 comentarios
Cienfuegos e industriales
Cienfuegos e Industriales pueden encarnizar una pugna feroz por llegar a la final del Oeste

La fase de cuartos de final de la Serie 51 comienza este martes, justo en los estadios Latinoamericano y Victoria de Girón, donde Industriales y Matanzas, en ese orden, reciben a Cienfuegos y Sancti Spíritus, para definir, en series al mejor de siete partidos, las dos selecciones que se disputarán el título del Oeste.

Fue otra vez, la Liga Occidental, la menos peleada durante la fase regular, ahora en gran medida por el pobre desempeño del campeón defensor, Pinar del Río, que, como les sucediera a Holguín e Industriales en este propio siglo, no accede a la postemporada al siguiente año de coronarse.

Mas, paradojas de las bolas y los strikes, los últimos tres campeones de Cuba son selecciones occidentales (La Habana, Industriales y Pinar del Río), una especie de varapalo a la opinión generalizada de que en esta parcela de la hay mucho menos calidad que en la Liga Oriental.

De modo que hay justificado interés por los play offs entre los cuatro clasificados del Oeste, que se emparejaron en sendos duelos bien parejos. Tan parejos, que a este redactor ninguno de los contendientes le parece con ventaja apreciable sobre su rival de turno. Veámoslo, groso modo.

MATANZAS (58-38)/SANCTI SPÍRITUS (49-46)

Subserie particular: 5-1 favorable a los Cocodrilos

Es un enfrentamiento inédito en postemporada, toda vez que Matanzas nunca había llegado a esta instancia. Se trata del duelo entre el equipo sorpresa, el máximo ganador de la lid, contra una selección hecha, aparentemente sin fisuras, que llegó cojeando a los play offs.

Matanzas, dicen, no tiene experiencia y la impericia para jugar en partidos de vida o muerte puede pasarle factura. Y yo casi concuerdo con ese criterio. No lo hago totalmente porque, bajo la exigente —y, por poco, asfixiante— dirección de Víctor Mesa, los yumurinos han jugado prácticamente 96 partidos de postemporada.

Casi siempre a estadio completo, ya sea en son de apoyo o presión, los Cocodrilos jugaron en casa para .729 (35-13), la mejor marca como home club del campeonato, por lo que garantizar cuatro partidos en el Victoria de Girón, en caso de extender el duelo a siete desafíos, es una ventaja nada despreciable.

Además, fiel a su estilo, el DT ha contado siempre con la plantilla en pleno, una práctica que apuesta por el rendimiento homogéneo y, en estos momentos, tiene listo para la acción a 13 peloteros con más de 57 partidos disputados, más Yoandi Garlobo, ese fenómeno ofensivo que bateó .380, con 21 impulsadas en 38 juegos de pelota y tiene fibra para rendir a gran altura en situaciones límites.

Sancti Spíritus, en tanto, atribulado por lesiones y rendimientos bajos en varios momentos del calendario, nunca encontró el estado ideal, y, hasta hoy, es duda la participación óptima de Frederich Cepeda, su mejor bateador.

Encima, las huestes del DT Ruperto Zamora son conocidas por sus muchos naufragios en las postemporadas, en las que han desperdiciado varias y sólidas oportunidades de ceñirse la corona.

Mas, no por ello enfrentan este duelo con desventaja. Ismel Jiménez, máximo ganador del campeonato y uno de los más estables abridores de los últimos cinco años, y Ángel Peña, sumaron 28 victorias y lanzaron los dos por debajo de 3.00 promedio de carreras limpias. Entre ambos pudieran lanzar al menos cinco partidos, y esa es una razón poderosa para no descartarlos.

Por si no bastara, este año Orlando Acebey ha tenido su mejor año ofensivo y, sin tener temporadas de ensueño, Eriel Sánchez, Yulieski Gourriel y Yenier Bello se combinaron pa-ra 50 jonrones y 190 impulsadas. Todos saben lo que es jugar una postemporada, y ahora que no se les señalan como favoritos, quizás puedan “sorprender”.

OFENSIVA

Matanzas: .300 de promedio ofensivo (160 dobles-40 triples-82 jonrones)/580 carreras anotadas/534 anotaciones impulsadas/26 bases robadas

Sancti Spíritus: .283 de promedio ofensivo (132 dobles-9 triples-86 jonrones)/481 carreras anotadas/450 anotaciones impulsadas/39 bases robadas

PITCHEO

Matanzas: 3.70 de efectividad (468 ponches-302 bases por bolas)/.262 le batearon los contrarios/83 jonrones permitidos

Sancti Spíritus: 3.98 de efectividad (470 ponches-297 bases por bolas)/.279 le batearon los contrarios/61 jonrones permitidos

DEFENSA

Matanzas: .980 de promedio defensivo/95 jugadas de doble play/11 pass ball/58 bases robadas-37 cogidos robando

Sancti Spíritus: .971 de promedio defensivo/121 jugadas de doble play/7 pass ball/44 bases robadas-45 cogidos robando.

INDUSTRIALES (55-41)/CIENFUEGOS (54-42)

Subserie particular: 3-3

También es un duelo sin referente en la historia de las postemporadas. Y sucede, quizás, cuando más paridad hay entre los rendimientos de sus dos plantillas, aunque en el papel la selección de Cienfuegos luce más compacta, más homogénea que Industriales, dependiente prácticamente de la ofensiva.

Industriales, que regresa a los play después de perderse la postemporada de la Serie de Oro, es puro bateo, aunque sus maderos se enfriaron algo en las postrimerías del campeonato.

Tienen los Leones un line up de tacto y fuerza ocasional a ambos lados del plato, además de contar con jugadores reservas de calidad para asumir la titularidad en cualquiera de los otros siete equipos clasificados.

Pero, aunque se piensa lo contrario, los Leones también disponen de calidad en el box, al menos mayor calidad que la implícita en, por ejemplo, la efectividad de sus relevistas (5.58), la segunda peor de la competición regular y la más mala de los equipos incluidos entre los primeros ocho del torneo.

Y es que, si el DT Lázaro Vargas reacomoda su rotación y mueve a Darwin Rafael Beltrán al bullpen, aumentarán las garantías de poder convertir en victorias las carreras que pueda producir la ofensiva azul, con el tridente Odrisamer Despaigne, Ian Rendón y Frank Montieth a cargo de las aperturas.

Cienfuegos, que estuvo a una victoria de 60 triunfos en la Serie anterior, esta vez lució menos imponente y más maduro a un mismo tiempo, lo que hace presagiarle un desempeño psicológicamente estable en las fechas que vienen.

Es el pitcheo una de sus fortalezas, sino la mayor de todas. Y, contra los capitalinos, pudie-ra ser un factor desequilibrante, toda vez que sus dos abridores zurdos —Norberto González y Yuniel Leyva— mostraron condiciones para anular a los artilleros de la llamada mano equivocada (a Norberto, los zurdos le conectaron para .241 y a Yuniel para .221; y, combinados, los dos permitieron 17 extrabases en 232 veces al bate).

Leorisbel Sánchez, un relevista zurdo de 1.81 de efectividad y el experimentado Alexander Quintero, son otras dosis que puede utilizar la dirección para “vacunar” a los Leones a partir de hoy.
Ofensiva tampoco les falta a Cienfuegos, a pesar de que Osvaldo Arias y Adir Ferrán no rindieron a la altura de su potencia y de que otros jugadores bajaron el rendimiento con el paso de los días.

Sí terminaron en gran forma Erisbel Arruebarruena y, sobre todo, José Dariel Abreu, dos piezas colocadas en la medular de la alineación, líderes anímicos del grupo, que intentará continuar el lento pero aplastante ascenso de los Elefantes, desde la llegada al mando del DT Iday Abreu.

Sus defensas, las de Industriales y Cienfuegos, fueron mediocres las dos, si bien en cada equipo hay material para realizar ajustes. Y en cuanto a la experiencia, uno de los argumentos más tratados por los parciales azules, recuérdese que esta generación de la Perla del Sur está a punto de comenzar su tercera aventura consecutiva en los play offs.

BATEO

Industriales: .296 de promedio ofensivo (158 dobles-21 triples-96 jonrones)/536 carreras anotadas/534 anotaciones impulsadas/48 bases robadas

Cienfuegos: .294 de promedio ofensivo (137 dobles-44 triples-86 jonrones)/488 carreras anotadas/448 anotaciones impulsadas/77 bases robadas

PITCHEO

Industriales: 4.79 de efectividad (498 ponches-362 bases por bolas)/.279 le batearon los contrarios/76 jonrones permitidos

Cienfuegos: 3.42 de efectividad (475 ponches-327 bases por bolas)/.266 le batearon los contrarios/55 jonrones permitidos

DEFENSA

Industriales: .971 de promedio defensivo/110 jugadas de doble play/13 pass ball/63 bases robadas-28 cogidos robando

Sancti Spíritus: .970 de promedio defensivo/134 jugadas de doble play/11 pass ball/44 bases robadas-33 cogidos robando


Rafael Arzuaga Junco


Deja tu comentario

Condición de protección de datos