sábado, 18 de mayo de 2024

Moinelo, el hombre de una sola letra en Japón

La K es el código de los ponches en las hojas de anotación de béisbol y es lo que más ha recetado el zurdo pinareño en esta temporada...

Norland Rosendo González en Exclusivo 01/08/2020
0 comentarios
Liván Moinelo - Japón
Moinelo va camino a su mejor temporada en Japón desde que hiciera su debut en 2017 (Foto: Yuhki Ohboshi)

Con siete ponches esta semana, de nueve outs, el zurdo pinareño Liván Moinelo estampó su nombre en el top ten de los máximos «vendedores de café amargo» durante la actual temporada de las Grandes Ligas japonesas de béisbol, un club que a excepción de él, integran pitchers abridores.

El Brujo llegó a 37 K este viernes, sexto en la liga del Pacífico, pero entre ambos circuitos solo ocho lanzadores se han jactado de enviar más rivales arrastrando el bate para la cueva. Todos, reitero, miembros de las rotaciones de sus respectivos equipos.

Pero el zurdo de Vueltabajo va teniendo una campaña de ensueño, mejor, inclusive, que su club, que aunque lidera la tabla de posiciones no ha tenido un paso tan estable como el de su preparador estelar, líder en todo el campeonato en juegos aguantados (holds) con 15.

Dueño de una recta que sobrepasa las 94 millas por horas y un rompimiento capaz de congelar a los bateadores a un lado y otro del home plate, Moinelo va camino a su mejor temporada en Japón desde que hiciera su debut en 2017, y si no fuera porque al calendario le recortaron más de una veintena de partidos debido al atraso provocado por la pandemia, se podría vaticinar que dejaría marcas históricas para un relevista intermedio en el exigente béisbol profesional nipón.

Tras 19.00 entradas de actuación, solo una vez no pudo colgar el cero y esas son las dos carreras limpias que le han marcado, para una efectividad de 0.95 y un WHIP de 1.05. Su tasa de K/9 es de 17.55 y cada 4.11 hombres que poncha concede un boleto. Once se ufanan de golpearle hits y ninguno todavía le ha pegado un palo de vuelta entera.

De hecho, ya propinó más K que en 2017 cuando retiró a 36 hombres por esa vía casi con el doble de los innings de ahora, y los 57 de 2018 también quedarán superados este año de no haber un imprevisto que lo aleje del terreno.

En la campaña pasada, la de su consagración en el bullpen de Halcones de SoftBank, fueron 86 los abanicados en 59.1 capítulos.

Este año, Moinelo llegará cómodamente a 100 holds en su carrera profesional, para lo cual solo necesita 11 puntos en una temporada que no ha cumplido aún el primer tercio.

Y si el Brujo va siendo la sensación en la liga del Pacífico, otro nacido en su misma provincia cubana, Raidel Martínez está acomodándose en el bullpen de Dragones de Chunichi, lo mismo como preparador (seis holds) que cerrador (cuatro salvados) y en este último ranking aparece en el quinteto de vanguardia de su circuito.

A pesar de poseer otra recta que madruga en la mascota de los catchers, el derecho Martínez no poncha como Moinelo: apenas seis, aunque su PCL es de 0.64, producto de una carrera limpia en 14 innings. A sus 23 años, y con tres temporadas en el equipo principal de los Dragones, Raidel busca consagrarse en una franquicia que anda de penúltima en su apartado.

Ambos pitchers clasifican entre lo más notable en la armada cubana en Japón junto al toletero Dayán Viciedo, décimo en average de la liga Central con .309, único extranjero en ese escalafón, y además va segundo en jonrones con nueve y tercero en empujadas (32), números que avalan su ubicación como cuarto bate del Chunichi.

Con experiencia en Grandes Ligas estadounidenses, el villaclareño, de 31 años de edad, desembarcó en 2016 en Japón y desde entonces juega allí, donde debe completar los 600 hits y 100 bambinazos en esta temporada. Si se concreta el proyecto de convocar a la selección nacional a peloteros que compiten en ligas profesionales sin que sus contratos hayan sido gestionados por la Federación Cubana, Viciedo es una pieza interesante para blindar una ofensiva que ha sido el flanco más débil en las apariciones internacionales más recientes.

Igualmente, podría ser llamado José Miguel Fernández, quien sigue pegándole duro a la pelota en la liga coreana (KBO, por sus siglas en inglés), al extremo de figurar en el top five de cuatro importantes estadísticas: segundo en hits (105) y tercero en average (.365), OBP (.432) y carreras anotadas (61). El matancero es segundo bate en el lineup de Osos de Doosan.

Y como el ponche distingue a los lanzadores cubanos en Asia este año, el zurdo Ariel Miranda es el segundo que más K acumula en el campeonato profesional de Taipéi de China (101 en 90.1 innings) y Odrisamer Despaigne ocupa el quinto puesto en el ranking coreano, con 83 en 105 capítulos.


Compartir

Norland Rosendo González

Vivo de aprender todos los días a contar historias. Ya voy por el prescolar en la escuela de la vida. Me escapo del mundo para ver un juego de béisbol.


Deja tu comentario

Condición de protección de datos