martes, 28 de mayo de 2024

Los gallos, ¿reyes de la selva?

Aun con el sabor amargo de lo sucedido en Lima, la temporada cubana de béisbol trata de resucitar pasiones...

Norland Rosendo González en Exclusivo 01/09/2019
0 comentarios
Serie Beisbol
De lo sucedido en el primer tercio, no se puede dejar de mencionar la barrida de Santiago de Cuba a Industriales

La última Serie Nacional de Béisbol con la actual estructura ha entrado en su segundo tercio de la fase preliminar. Después del fiasco de Lima, la pelota cubana no se juega igual, por mucho que haya noticias gratas como la llegada de Frederich Cepeda a los 300 jonrones y Yunier Mendoza a los 2000 hits, o el regreso halagüeño de varios jugadores y directores. O que la correlación de fuerzas esté cambiando, y equipos que ayer no eran de la élite hoy estén asumiendo protagonismo.

Mientras se anuncia que para la temporada 60 habrá un nuevo formato, una de las transformaciones imprescindibles —no la única— para recuperar nuestro pasatiempo nacional, Sancti Spíritus, bronce en la campaña pasada y campeón en el sub-23 de este año, ha tenido un arranque espectacular con saldo de 12 y 3 en el primer tercio y también empezó con victoria el segundo tramo.

Los Gallos saben que con 26 o 27 éxitos pueden asegurar su pasaje directo al siguiente segmento. Quiere decir que ganando la mitad de los juegos que les restan, quizá menos, estarán nuevamente entre los seis que continúen en el camino hacia la cima del campeonato. Pero mientras más triunfos, más posibilidades de volver a la postemporada.

Y en medio de eso, Cepeda busca su imparable 2000. Si no lo tiene se debe al cuidado con que le lanzan, actualmente es el jugador cubano al que más base por bolas le han otorgado 6163, además de 261 de manera intencional.

Si embullados andan los Gallos, también llevan buen paso los Elefantes, curiosamente, el otro animador de la final del sub-23 esta temporada. Como sucede con los espirituanos, hay una amalgama de jóvenes, liderados por el internacional César Prieto, y jugadores con más experiencia, entre ellos Yusniel Ibáñez, Pavel Quesada y Leorisbel Sánchez, que están halando parejo para que la manada no muera en la primera etapa.

De lo sucedido en el primer tercio, no se puede dejar de mencionar la barrida de Santiago de Cuba a Industriales. Desde la serie 53 los indómitos no ganan un Clásico por esa vía y no pudo llegar en mejor momento para ellos, pues llevaban un paso errante en las últimas salidas al terreno y ese escobazo los devolvió a la zona de clasificación.

Los Toros de Camagüey han vuelto a llenar el Cándido González y la generación que corría el riesgo de quedarse en una eterna promesa, ha despertado con el regreso de Miguel Borroto al puesto de mando y de Leslie Anderson al lineup, después de jugar ligas menores de Estados Unidos y en el principal certamen del béisbol profesional japonés.

Con el retorno de Borroto, sucede un hecho curioso, pues se convierte en el primer mentor en dirigir en cinco períodos distintos al mismo equipo. O sea, este es su cuarto regreso al frente de los Toros. Y viene por su primera corona, mientras uno que reconsideró su posición de retirarse definitivamente, Alfonso Urquiola, tiene la misma cantidad de retornos, pero uno de ellos fue para comandar a Matanzas.

Los Toros lucen mejor musculatura que los Vegueros para avanzar, aunque estos últimos, fieles a la estirpe de Urquiola, no se rendirán, pese a que sus dos lanzadores estrellas estén en el béisbol japonés.

Sobre el futuro de la pelota cubana hay mucha expectativa. Se vaticinan cambios importantes, aunque quede poco tiempo para el Premier 12, el primer torneo que otorgará cupos para los Juegos Olímpicos.

El mejor clasificado de América en el campeonato que acontecerá en noviembre asegurará su pasaje directo para Tokio 2020. Con lo que tenemos a mano se puede armar un equipo más competitivo que el de los Panamericanos, que no llegó en buenas condiciones a la capital peruana, pero aún por debajo de lo necesario para lograr el tique olímpico.

Confiemos en que los técnicos aúnen lo mejor disponible, si es que no hay luz verde para otras fuentes de las que escoger para armar la selección nacional, y entre las cartas que podrían fortalecer la nómina aparecen ahora Arruebarruena, Leslie Anderson, Carlos Juan Viera, Frederich Cepeda, quien está golpeando con solidez la bola, y obviamente Alfredo Despaigne.

Pero de ese tema, de lo que están rindiendo algunos en ligas extranjeras y de mis pronósticos para estar entre los seis clasificados a la segunda fase del campeonato cubano escribiremos en otra entrega. No deje de seguirnos.


Compartir

Norland Rosendo González

Vivo de aprender todos los días a contar historias. Ya voy por el prescolar en la escuela de la vida. Me escapo del mundo para ver un juego de béisbol.


Deja tu comentario

Condición de protección de datos