lunes, 4 de marzo de 2024

La pelota cubana en dos tiempos (+Video)

Un poco de historia, adelantos polémicos de la próxima temporada y la pregunta de Cubahora...

Norland Rosendo González en Exclusivo 14/01/2022
0 comentarios
Fidel jugando la pelota
Fidel inauguró las series nacionales de béisbol

El 14 de enero de 1962 comenzaron las series nacionales del béisbol cubano. Hubo quienes pensaron que iba a ser una aventura breve. Encaramado en el montículo de gran visionario, Fidel dejó con el bate al hombro a los que creyeron que podían ganarle ese juego a la Revolución naciente.

Antes, en Washington habían puesto limitaciones a los peloteros profesionales de uno y otro lado del estrecho de la Florida. También habían trasladado la franquicia de los Cuban Sugar Kings para territorio estadounidense. ¿Qué querían: matar la pelota aquí?

Desde entonces, los adversarios de la Revolución vieron en nuestro deporte nacional un escenario para su juego político. La decisión de impedir la implementación del acuerdo entre MLB y la Federación Cubana de Béisbol ha sido otro capítulo de esa saga, a riesgo de las vidas de muchos jóvenes que en busca de un fichaje en la meca de la pelota se han visto enrolados en tráfico de personas y otros delitos.

Si de un lado han tirado casi siempre bolas malas, más pegadas al cuerpo que al home plate; del otro hemos tratado de sostener y enriquecer lo que el año pasado fue declarado Patrimonio cultural inmaterial de la nación. La Serie Nacional fue el primer batazo, y tan largo que aún está en el aire la pelota y amenaza con burlarse por mucho tiempo de la ley de gravedad.

Aquel domingo en el estadio Latinoamericano se enfrentaron los cuatro conjuntos en una doble cartelera que tuvo a Azucareros y Occidentales como los primeros ganadores.

Amado Maestri fue el árbitro de home —¿quién si no Maestri?—, el hombre justo, serio, que no dejaba que nadie, por muy policía, político o empresario que fuera, mandara más que él dentro de las dos rayas de cal.

Al final, Occidentales resultó el campeón de la primera Serie Nacional, que tuvo en Erwin Walter al Jugador Más Valioso. En los siguientes lugares quedaron Orientales, Azucareros y Habana.

Desde entonces se ha tejido una historia de 60 torneos que, con sus altas y sus bajas en cuanto a calidad y organización, ha sido uno de los espectáculos culturales más seguidos en nuestro país.

Como homenaje a la fecha fundacional, hay un programa de actividades que incluye el abanderamiento de cada equipo en su provincia y un partido de exhibición en el Latino entre Granma, el rey actual, e Industriales, máximo ganador de las series nacionales (12), con la presencia del presidente de la Confederación Mundial de Béisbol y Softbol (WBSC, por sus siglas en inglés), Riccardo Fraccari.

¿QUÉ NOS TRAE LA EDICIÓN 61?

El próximo 23 de enero comenzará en Granma, sede de los actuales campeones, la temporada 61 del béisbol cubano, con un duelo entre Alazanes y Cocodrilos de Matanzas.

Granma y Matanzas inauguran la temporada 61 (Foto: Ismael Francisco/Cubadebate)

Ya están las nóminas oficializadas en el congresillo técnico, reunión en la que se tomaron decisiones que pueden ser, incluso, polémicas. Solo podrán jugar en el torneo los integrantes de la lista de 40, además de los contratados en ligas profesionales por la Federación Cubana.

Aquellos que estén fichados por cuenta propia o en trámites de repatriación, si no declararon sus intenciones de participar en la Serie Nacional para ser incluidos en la nómina grande de los conjuntos, no tendrán oportunidad para cambiar de idea a mediados de competencia.

El comisionado nacional de la disciplina, Juan Reinaldo Pérez Pardo, subrayó la idea de que solo se aprobarán movimientos de alta y baja por contratación a través de la Federación Cubana de Béisbol (FCB) o juveniles llamados a preselecciones. Fuera de ahí sería de manera muy excepcional, dejando entrever que la postura es hermética en ese sentido.

Los que estén por su cuenta en circuitos en el extranjero y sí aparecen en la lista de 40 deben incorporarse antes del partido 60 —de los 75 del calendario regular— y acumular 40 veces al bate o 20 innings lanzados en esa etapa para tener derecho a actuar en la postemporada.

Aunque no está aprobado aún, hay una propuesta de protocolo para situaciones de COVID-19 en los equipos. Con tres atletas o cuatro técnicos contagiados no se prevé detener la subserie, pero si excede esas cantidades la idea es parar.

Igualmente, los precios de entrada a los estadios los fija el Gobernador de cada provincia, a propuesta de las direcciones de deporte en sus territorios.

Los juegos se efectuarán de día, a partir de la 1:00 de la tarde, y cuando se cambie al horario de verano comenzarán a las 2:00. Por ahora solo se jugará en las cabeceras provinciales. Como se ha informado, no hay refuerzos en ninguna fase del torneo.

Sobre mis pronósticos, espere un próximo comentario. Les adelanto que parece una serie pareja.

Pregunta de Cubahora:

¿Quién ha sido el atleta que más veces ha ganado el premio a Jugador Más Valioso (MVP, por sus siglas en inglés) en series nacionales y cuántas?


Compartir

Norland Rosendo González

Vivo de aprender todos los días a contar historias. Ya voy por el prescolar en la escuela de la vida. Me escapo del mundo para ver un juego de béisbol.


Deja tu comentario

Condición de protección de datos