sábado, 25 de mayo de 2024

¡Hoy, Cuba campeona! …mañana a pensar

Después de que los Elefantes de Cienfuegos ganaran la última Serie del Caribe para Cuba, otro elenco nacional consigue subir a lo más alto del podio en un clásico caribeño...

Julio Batista Rodríguez en Exclusivo 08/02/2015
4 comentarios

Cincuenta y cinco años después de que los Elefantes de Cienfuegos ganaran la última Serie del Caribe para Cuba en 1960, otro elenco nacional consigue subir a lo más alto del podio en un clásico caribeño al derrotar a los Tomateros de Culiacán 3-2. Han cambiado los años, las aficiones, las técnicas; pero el juego y las pasiones siguen intactas.

Vegueros de Pinar, o Cuba, o cualquier nombre que prefiera… lo cierto es que esta tarde al estadio Hiram Bithorn, en San Juan, saltó un equipo en trance, equilibrado y seguro de sí mismo, una plantilla enfocada en el título que transformó los peores augurios en triunfo postergado por más de cinco décadas.

Los nombres a señalar en este octavo título son evidentes: Frederich Cepeda, Yulieski Gurriel, Héctor Mendoza, Yosvai Torres (quien se llevó la victoria dominical)… Todos ellos, sobre todo Cepeda, cargan sobre sus hombros un pedazo de esta historia.

Así, en el equipo todos estrellas del torneo se ubicaron cuatro cubanos: Gurriel en la intermedia, Luis Yander la O en la antesala, Mendoza como cerrador y Cepeda resultó  —no podría ser de otra manera— en mejor bateador designado y Jugador Más Valiosos de la Serie.

Si bien en los inicios del certamen Cuba dejó mucho que desear en su desempeño, la segunda fase y la discusión del título mostraron la mejor cara de una plantilla plagada de estrellas que, sin llegar a plena capacidad, hizo lo que todos esperaban desde su arribo a tierras boricuas: ganar.

Los dos partidos de este fin de semana trajeron los mejores destellos de un equipo que capaz de la gloria, pero que sufrió infinitamente para alcanzarla. Sobre todo si tenemos en cuenta que, digan lo que digan, la Serie del Caribe es un torneo de clubes con categoría de Triple A; así que no intentemos pasar gato por liebre.

Cuba ha ganado, y eso justifica un día —no más— de fiesta nacional, la merecemos. Cualquier otra exacerbada demostración de júbilo sería prostituir nuestra conciencia, esa que nos dictaba por las claras la vergüenza de un equipo Cuba dominado sin miramientos por equipos nominalmente inferiores.

La 57 Serie del Caribe, además de la amarga felicidad de un triunfo demasiado tenso, debería servir para entender que algo no va bien con el béisbol en Cuba, que algo, allá en lo profundo, merece revolucionarse si aspiramos a ganar con el equipo nacional algún torneo más sólido que este.

La corona del Caribe viene a llenar un espacio largamente añorado, pues Cuba no vencía en un torneo de importancia real desde hace una década cuando acarició el oro en el ya extinto Campeonato Mundial de este deporte; y no contemos, por favor, los Centroamericanos, Panamericanos y Copas Intercontinentales. A partir de entonces, las luces de nuestro béisbol languidecieron hasta convertirnos en lo que somos hoy: un pueblo que se contenta cuando, tras reunir a sus mejores peloteros, gana un certamen Triple A.

Ojalá esta Serie del Caribe, amén de suturar heridas y servir como consuelo, sirva de base para construir sueños mayores, un futuro a la altura de quienes hace 55 años dominaron un torneo y colmaron de gloria a todo un país. Un futuro en correspondencia a la desbordada calidad individual que pulula por nuestros diamantes.


Compartir

Julio Batista Rodríguez

Se han publicado 4 comentarios


José Roberto
 9/2/15 21:14

 

Cuba es Campeona de la Serie del Caribe, y estoy seguro que como yo todos los cubanos que amamos este deporte estamos contentos con la victoria no así con la actuación del equipo. Una vez más nos hemos dado cuenta que el nivel de la pelota cubana está muy por debajo de la media. Y tenemos carencias en casi todos los aspectos de juego, ya que comparando como jugamos nosotros en casa nos da una gran verdad que la pelota cubana se juega muy muerta, nuestros peloteros no tienen esa picardía de querer avanzar una base más, y si ese equipo que llevamos de Pinar del Río es lo mejor que tenemos aquí en el patio que decir de todos los que se quedaron. Se llevó muy poco   picheo, y si en el equipo grande empezamos a  respetar el trabajo de los lanzadores nos va  a ir mejor en los eventos venideros, porque queremos que los lanzadores nuestros se especialicen pero a la hora del evento eso no se tiene mucho en cuenta por ejemplo ahora llevamos dos cerradores uno por ser pinareño y el otro por estar en una de las mejores ligas del mundo, pero anteriormente  siempre lo que llevábamos  eran lanzadores abridores que los cogíamos para las diferentes funciones del juego y así no se puede ganar ningún evento que es lo que nos ha faltado en los últimos años desde mi punto de vista.

Tenemos  que respetar el trabajo de nuestros lanzadores  y lograr que cada cual se especialice en el rol que le toque pero que así se estimule y se lleve al equipo Cuba para que vean cómo se va a pasar menos trabajo para alcanzar la victoria         

 

El Mayor
 9/2/15 14:57

¡Ojo, ojo!   que no ganamos de chiripa ni de milagro. Ganamos por el valor, la entrega y la calidad de nuestros peloteros, es cierto que en la primera fase fuimos el peor equipo en carreras anotadas pero se bateo más que otros conjuntos y sí, se puede decir que pasamos a la segunda etapa de chiripa o por los santos pero en la segunda parte se gano por un equipo grande siendo el mejor en los dos partidos decisivos. Un equipo digno de un pueblo que los respalda a pesar de las deficiencias existentes en nuestras SNB y siempre agradeciendo a esos que no abandonan su bandera para convertirse en mercenarios.

 VEGEROS DE CUBA SON LOS CAMPEONES DE LA SERIE DEL CARIBE.

Enrique
 9/2/15 11:03

¿El articulista es cubano de verdad? Es verdad que tenemos deficiencias y errores, pero ganamos y esa alegria no no las quita nadie, ni usted. No he leido ningún articulo de los países perdedores haciendo tanta prresión sobre sus errores, según su articulo casi deberiamos llorar de verguenza por haber ganado. Porque no escribes que ganamos con tres jugadores menos que los demas equipos (dos traidores y uno que no le dieron visa), que la gusanera nos hace la vida un yogurt cada ves que vamos a un torneo de estos y que ganamos a pesar de que nos roban muchos de nuestros mejores talentos beisboleros.

Ramiro
 9/2/15 13:40

Oiga, Enrique es verdd lo que dice pero vamos...por ese mismo discurso es que estamos como estamos. Ganamos de Chiripa. Bien por el autor.

 

107

Deja tu comentario

Condición de protección de datos