sábado, 15 de junio de 2024

Festejos en el óvalo

Pocos límites desaparecerán en el deporte rey durante el encuentro que acogerá la urbe sudamericana, pero ocurrirán estremecedoras actuaciones en las pruebas de pista y de campo...

Abelardo Gregorio Oviedo Duquesne en Exclusivo 09/07/2016
0 comentarios

Las especulaciones son parte de la vida cotidiana. Aseguran que está garantizada la fiesta del atletismo en la cita que acogerá la excapital de la República Federativa de Brasil porque, otra vez, la Asociación Internacional de Federaciones de Atletismo (IAAF) exigió realizar en un determinado lapso marcas y tiempos. Como la mayoría de los astros de la disciplina cumplieron con los cronos, distancias y alturas demandadas, se reproducirán varios duelos del 12 al 21 de agosto en el Estadio Olímpico. Y esa realidad ratificará que el torneo será una gala dentro del máximo jolgorio deportivo.

La mayoría de los concursantes en la cita hemisférica de Toronto, y en la planetaria de Beijing, China, conformarán la representación nacional. Las predicciones son hijas de las circunstancias. Pero el quehacer mostrado por algunos de esos muchachos en anteriores tramos del ciclo los sitúa entre los posibles laureados.

En Londres 2012 el seleccionado del país solo acumuló una medalla de plata y otra de bronce. Es factible que en esta edición los muchachos obtengan, por lo menos, dos lauros dorados.

De los 32 coterráneos calificados, la tríada conformadaYarisley Silva, Pedro Pablo Pichardo y Denia Caballeros pudieran dominar sus especialidades. Para nada la conducta de la pertiguista vueltabajera en esta campaña guarda relación con la de 2015. Entonces inició con un salto que sorprendió a los observadores: 4.30 metros, marchaba en pos de lograr un mejor agarre del implemento y, por lo tanto, obtener mayores alturas.

Esta temporada la Princesa de Vueltabajo acumuló pronto rendimientos codiciados para cualquier atleta de su especialidad. Empezó con 4.50 metros la trayectoria. Pero inmediatamente la subcampeona en Londres 2012 (4.75) y líder (4.90) en la liza del orbe celebrada en el recinto Nido de Pájaro, de Beijing, China, venció respetadas alturas en las paradas de la Liga de Diamante escenificadas en Ostrava (4,60), Rabat (4,50) y Roma (4,60). Birmingham (4.84, destrozó por un centímetro su plusmarca para esa liza anual); en la Copa Himmelsstürmer, organizada por la federación alemana, sobrevoló los 4,65 metros.

Un trozo de la historia en los XXX Juegos de la Era Moderna, Londres 2012, fue así: Jennifer Suhr (USA-4.75). Silva (4.75). Yelena Isinbáyeva (RUS-4.70). Silke Spiegelburg (GER-4.65). Martina Strutz (GER-4.55). La lista de los resultados de todos los tiempos la encabezan: 1. Isinbáyeva 5.06. 2. Suhr 4.92. 3. Silva-4.91. 4. Svetlana Feofanova (RUS 4.88). 5. Fabiana Murer (BRA)-Stacy Daguila (EUA) 4.85 metros.

El ranking mundial, hasta junio, lo dominaban Katerine Stefanidi con 4.86 m, seguida de Silva 4.84 y la estadounidense Sandy Morris, 4.83 metros.

LUJOSO BINOMIO

En los dos últimos pedazos de este ciclo, la discóbola Denia Caballero ha fascinado. Paralizó al mundo en la bella instalación asiática. Fue una nueva luz para los amantes de esa modalidad. En la liza planetaria (70.65) superó a la impenetrable croata Sandra Perkovic (67.37). Ese resultado situó a la campeona de la justa hemisférica de Toronto, Canadá, como la tercera del país en acceder al podio del orbe. Denia, además, rubricó una historia agradable para el atletismo cubano en el plano universal. En este milenio ninguna competidora había ganado la porfía con un disparo de 69 o más metros. También constituye un desafío que obtuviera esa distancia en el primer intento.

Yaimé Pérez es otra fuerte y certera puerta de las autoridades del deporte rey en el archipiélago. En la ciudad canadiense de Toronto su implemento cayó a los 64.99 metros. En la urbe asiática su quehacer demostró altura. Con un disparo de 65.46 metros logró la cuarta plaza. Ella forma parte de la encarnizada rivalidad existente en esa área. Y está en condiciones de dominar cualquier debate. La confirmación de ese parecer surgió en el desenlace de la Liga de Diamante celebrada en Montreiull, Francia. Allí lanzó 67.91 metros. Su mejor alcance personal es de 68.86 metros obtenidos en 2015.

Las dueñas de las cumbres de los Juegos de la Era Moderna son: Sídney 2000: Elena Zvereva (RUS-68.40). Atenas 2004: Natalya Sadova (RUS-67.02). Beijing 2008: Stephanie Brown Trafton (USA-64,74). Londres 2012; Sandra Perković (CRO-69,11). Las titulares mundiales en este siglo son: Edmonton 2001: Elina Zvereva (BLR-67.10). París 2003: Irina Yatchenko (BLR-67.32). Helsinki 2005: Franka Dietzsch (ALE-68.14). Osaka 2007: Franka Dietzsch (ALE-66.61). Berlín 2009: Dani Samuels (AUS-65.44). Daegú 2011: Li Yanfeng (CHN-66.52). Moscú 2013: Sandra Perković (CRO-67.99).

ESCANDALOSO RETORNO

Todavía el triplista Pedro Pablo Pichardo no ha debutado en esta crucial temporada. El subcampeón mundial (17.54) en Moscú 2013 asistió a pocas lides en la segunda campaña del presente ciclo. Solo acudió a la porfía mundialista en pista cubierta que organizó la federación polaca en la atractiva ciudad balneario de Sopot. Allí él y Ernesto Revé accedieron a los escalones dos y tres con 17.33 y 17.24 metros, respectivamente.

Luego se extrañó al santiaguero en otros escenarios, como el de los XXII Juegos Deportivos Centroamericanos y del Caribe (CAC) que acogió Veracruz, México, no obstante tener el mejor palmarés de la región con un registro de 17.76 metros.

La prolongada ausencia a las controversias quizás produjo más extamina en el jovencito. En una confrontación de la preselección nacional en el Estadio Panamericano saltó 17.94 metros. Esa actuación le proporcionó adquirir el pasaporte para la cita que acogió el majestuoso estadio chino; y también la visa para Río 2016.

Luego hubo una tremenda referencia sobre su quehacer: Pedro Pablo Pichardo consiguió, en su tercer intento, vulnerar la marca de 18 metros durante la competición de triple salto correspondiente a la primera parada de la Liga de Diamante 2015 que acoge la cuidad de Doha, Catar.

El cubano, inició su concurso registrando 17,33 y luego de una falta se sobrevino el estirón majestuoso que le coloca como el tercero de todos los tiempos, por detrás de Jonathan Edwards (18,29) y Kenny Harrison (18,09).

Durante este siglo las cúspides olímpicas las han conquistado Christian Olson (SUE-17.79-Atenas 2004); Nelson Evora (POR-17.67-Beijing 2008); Christian Taylor (EUA-17.81- Londres 2012).

La leyenda del campeonato mundial la conforman: Jonathan Edwards (GBR-17.92/Edmonton 2001); Christian Olson (SUE-17.72/París 2003); Walter Davis (EUA-17.57/Helsinki 2005); Nelson Evora (POR-17.74/Osaka 2007); Phillips Idowu (GBR-17.73/Berlín 2009); Christian Taylor (EUA-17.96/Daegú 2011); Teddy Tamgho (FRA-18.04/ Moscú 2013).

El panorama de todas las actividades del programa competitivo olímpico tiene un denominador común. Todos los astros aspiran a mantener su prominencia. Pero existen jóvenes con mucha capacidad y el nivel técnico suficiente como para estropear sus planes. Y eso anuncia que ocurrirán actuaciones prácticamente espaciales.


Compartir

Abelardo Gregorio Oviedo Duquesne


Deja tu comentario

Condición de protección de datos