jueves, 23 de mayo de 2024

Erick y la potencia de su esternocleidomastoideo

El capitalino impuso récord mundial en la modalidad de sentado y solo con la cabeza...

José Luis López Sado en Exclusivo 30/07/2017
0 comentarios
Dominio del balón en la modalidad de sentado y solo con la cabeza
Hernández fue categórico y, sin titubeo alguno, explicó que el éxito de su intento estuvo en la buena preparación que tuvo.

La cabeza del capitalino Erick Hernández continúa imponiendo su “jerarquía” ante el embate y la movilidad de la pelota Brazuca. Y lo escribo así porque este sábado el gigante de 51 años impuso otro récord mundial en dominio del balón en la modalidad de sentado y solo con la cabeza, al mantener esa bella esférica durante 43 minutos y cinco segundos sin que cayera al suelo.

A calor insoportable en uno de los salones del hotel habanero Copacabana, el bien llamado Dominador rompió su propia marca del orbe que era de 40.02 minutos y databa del pasado 15 de octubre de 2016, en el hotel Habana Libre.

“Mi cuello sufrió mucho porque debía atender bien a que el balón no se fuera de la vertical. Para esta prueba debí trabajar muy fuerte varios músculos, en especial el esternocleidomastoideo (situado a los lados del cuello), así como los de la espalda y la zona abdominal”, comentó Erick tras culminar la agotadora prueba.

Hernández fue categórico y, sin titubeo alguno, explicó que el éxito de su intento estuvo en la buena preparación que tuvo. Y, aunque parezca contradictorio, le dio “su visto bueno” al calor existente.

 “Realmente, tuve bastante tiempo para entrenarme. Además, yo tengo muy buenas reservas físicas porque me preparo todo el año en el gimnasio y en las continuas carreras pues, como mínimo, dos veces a la semana corro entre cinco y diez kilómetros. El calor no me afecta, pues me gusta sudar y estar a tope de intensidad”, sentenció Erick.

 No obstante, es válido citar que a comienzos de la prueba el Dominador dio muestras de algunas imperfecciones, a las cuales supo darles respuesta inmediata.

 “Me sentí algo desconcentrado en los primeros minutos porque se estaba transmitiendo en vivo por la televisión nacional. Esa inmediatez, unida al deseo de que todo me quedara bien por el respeto que se merecen todos los que estaban siguiendo el intento, me pusieron un poco tenso.

”Ese respeto a mis seguidores es lo que me inspira a entrenar cada día más, pues no quiero quedar mal con ellos. Por eso es que nunca fallo y obtengo la mayoría de mis triunfos con relativa facilidad”, explicó Hernández.

Sin dudas, esta modalidad de sentado y golpeando la Brazuca solo con la cabeza, es la que más trabaja Erick. Baste decir que el año pasado había impuesto otros dos récords mundiales en similar posición.

Pero Erick, tan preciso como es en su tino con el balón, brindó a la prensa una clara explicación al respecto: “todos los dominadores sabemos que esta prueba no está a tope y yo, para hacer creíbles mis intentos, me doy a la tarea de subirlo solo un poco más. Pero dejo cierto margen para otras pruebas”.

Hernández comentó además que tiene previsto otro par de intentos de récords mundiales para este año con la pelota Brazuca, pero aclaró que aún no ha definido qué modalidades empleará.


Compartir

José Luis López Sado

Periodista


Deja tu comentario

Condición de protección de datos