viernes, 9 de diciembre de 2022

El pitcheo es clave hoy

En caso de que la lluvia lo permita, esta noche en Latinoamericano, será la disputa del segundo desafío entre Ciego de Ávila e Industriales...

Rafael Arzuaga Junco en Exclusivo 21/05/2012
0 comentarios
Odrisamer Despaigne y Vladimir García
El pitcheo puede nivelar o desequilibrar el marcador global del duelo por el título de Cuba

En unas horas, exactamente a las 8:30 de la noche, comienza en el Latinoamericano —si la lluvia, que cae a cántaros ahora, lo permite— el segundo partido de la final por el título de la Serie 51, entre Industriales y Ciego de Ávila, que favorece 1-0 a estos últimos luego del triunfo dominical 3x2.

Los Leones, favoritos de la mayoría para hacerse con la corona de la pelota cubana, están obligados a ganar y evitar, así, caer a una marca de 0-2 vísperas de un viaje al cuartel general de los Tigres, el José Ramón Cepero, donde disputarán tres juegos de pelota.

Para Cubahora, un punto puede nivelar o desequilibrar sobremanera el marcador global del pulso este mismo lunes, en caso de que la lluvia permita la disputa del segundo desafío. Y esa clave es el pitcheo.

A saber, si no llueve, Industriales cuenta con un mejor abridor, el zurdo Ian Rendón, que Ciego de Ávila, que apelará al diestro Osmar Carrero.
Rendón es un pitcher habituado a las tensiones y exigencias que viven siempre los Leones. Su ajuste a las urgencias del equipo no está en cuestión. Y, aunque su labor no ha sido convincente en la postemporada actual, se puede confiar en una buena apertura, tras lanzar apenas un tercio en su última salida, el 16 de mayo.

El zurdo deberá, eso sí, tener sumo cuidado de no lanzar muchas bolas contra una ofensiva, la avileña, que hizo prácticas de bateo —mientras ganó— en las dos instancias anteriores versus los lanzadores tuneros y granmenses, y llegó a la final en inmejorable tono deportivo.

Carrero, por su parte, tiene marca de 2-1 desde el 22 de abril, en tres aperturas ante Las Tunas y Granma. Pero en apenas su sexta temporada, nunca se ha desempeñado en un escenario como el que sugiere el Latinoamericano para este partido.

Hoy, Carrero, además de la ofensiva de los Leones, deberá lidiar con más de 50 mil habitantes, casi todos en contra, y con la responsabilidad de colocar a su novena en una situación perfecta. Ese entorno podría resultarle grande.

Otra historia sería si el muchacho se sobrepone y logra colocar todo su repertorio en la zona baja de strike, contra un equipo que tiene en horas bajas al cuarto bate (Alexander Malleta) y, fuera de la regularidad, a su mejor bateador (Yoandry Urgellés)

Otro caso sería si se aplaza el encuentro para este martes, toda vez que, entonces, el DT de los Tigres, Roger Machado, tiene la opción de salir a por otro triunfo con el segundo hombre de su rotación, Yander Guevara, que, en este minuto, es un lanzador más sólido que Rendón.

Podrían mencionarse otros puntos de inflexión, principalmente en Industriales, que (casi) tiene la obligación de no perder el segundo partido.

Por ejemplo, se puede variar el line up azul (subir a Tabares y Yasmani Tomás) y utilizar a un receptor distinto de Lisbán Correa, un verdadero desastre detrás del home plate.

Mas, contra Matanzas, en situación más apremiante y con dificultades ofensivas parecidas, solo se varió una vez la alineación (con la entrada a juego y al tercer turno de Urgellés), de modo que una variante a días de hoy sería una sorpresa y, acaso, una incongruencia.

En cuanto a la receptoría, es aún más problemático el asunto, porque Yokel Gil, “el otro catcher”, jugó apenas 19 partidos en la etapa regular y tuvo 24 veces al bate (conectó para .167). Con casi total seguridad, el DT Lázaro Vargas no lo considerará, ahora, más que du-rante el torneo de clasificación.

Machado no tiene esos dilemas, ni tendrá ningún otro, salvo que alguno de sus jugadores se lesione, habida cuenta de la exigua profundidad de su banca para afrontar un duelo como el de marras.

Su única preocupación es esa, aunque debiera estar al tanto de su alineación, ya modificada respecto a la que terminó contra los granmenses, porque tiene detrás de su mejor pelotero, Rusney Castillo, a un jugador que está mostrando un nivel ofensivo por debajo de Yoelvis Fiss.

Llegado a este punto, por tanto, el pitcheo tendrá la última palabra, como casi ocurre en el béisbol cada vez. Ahora, más importante que siempre. Puede desequilibrar abruptamente el duelo o nivelarlo al menos de modo fugaz.


Rafael Arzuaga Junco


Deja tu comentario

Condición de protección de datos