sábado, 24 de febrero de 2024

El delicioso sabor del desquite

Los cubanos Asley González e Idalys Ortiz fueron protagonistas de revanchas en el II Gran Premio de Judo...

Rafael Norberto Pérez Valdés en Exclusivo 25/01/2016
0 comentarios

El destino les reservó para el domingo último la posibilidad de desquite a los dos mejores judocas cubanos. Ocurrió en el II Gran Premio (o Grand Prix), en el Coliseo de la Ciudad Deportiva, en La Habana. Vamos a explicarlo sin demora…

Hace dos años, como se recuerda, tuvimos aquí la primera edición. ¿Qué paso entonces con esos dos estelares?

Asley González (división de los 90 kilogramos), subcampeón olímpico de Londres 2012, y monarca del orbe en Río 2013, se encontraba lesionado en un hombro, proceso que llegó a alargarse incluso a la espera del momento adecuado para una intervención quirúrgica. Quiere decir que la que constituyó la competencia más importante en casa de ese deporte tuvo que verla desde las sillas de la zona baja del Coliseo. Las mismas sillas en las que este domingo se sentó tras ser invencible.

Idalys Ortiz (más de 78 kilogramos) casi no había podido entrenar antes del I Gran Premio, por problemas personales. A pesar de ello compitió y terminó quinta. “Me presenté y terminé quinta. No es un mal resultado, pero sí para la campeona olímpica”, dijo el sábado para los lectores de Cubahora. En otro momento del pasado nos había comentado: “He quedado con la insatisfacción de que deseaba darle una medalla al pueblo y no pude”. Pero en la jornada dominical ella también puso ritmo de fiesta en el Coliseo.

UNA RECUPERACIÓN

Al primero de los dos que le tocó disputar la final fue a Asley, contra el húngaro Krisztian Toth, nada más y nada menos que medallista de plata en el Campeonato Mundial de Cheliabinsk 2014. Pero no es todo lo destacado en el expediente del europeo: oro en el Grand Slam de Abu Dhabi 2014, oro en el Gran Premio de Zagreb 2015.

Fue un combate difícil: se decidió justamente a los cinco minutos, por una penalización.
“Se trató de un contrario muy difícil, y debe continuar siéndolo. Me siento muy contento. Le dedico la medalla a mi pueblo. Ha sido un gran momento para mí. Sí, claro… hace falta que este resultado se repita en los Juegos Olímpicos de Río”, dijo Asley.

Es hora de un apunte esclarecedor: en las cuatro peleas anteriores ganó… ¡por Ippon! (el nocao del judo);

El primero lo consiguió ante el chileno Thomas Briceño (a los 3:21 minutos), bronce en el Grand Slam de Río 2012. Luego, contra el azeri Ramón Gurbanov (4:08), bronce en el Gran Premio de Qingdao 2015, y antes en los de Jeju 2014 y Abu Dhabi 2013. Le siguió el chino Xunzhao Cheng (4:10), oro en el Gran Premio de Qingdao 2012, plata en el de Ulan Bator 2015. Y la última víctima resultó ser el ucraniano Quedjau Nhabali (3:14), bronce en el Gran Premio de Astana 2014 y antes en el de Jeju 2013.

El villaclareño parece estar mandando una señal: Hay que contar con él en los Juegos Olímpicos de Río 2016.

DEMOLEDORA

Idalys Ortiz nos había dicho un día antes que no se encontraba al 100 % (algo lógico en este momento, ello debe ocurrir en Río). Pero no le hacia falta estarlo: ¡sus cuatro presentaciones las resolvió con ippones! El de la final removió el Coliseo. Lo consiguió a los 2:53 minutos contra la francesa Lucie Louette Kanning, oro en el Grand Slam de París 2013, plata en el de 2011, oro en el Campeonato Europeo de Budapest 2013.

Antes le aplicó esa fórmula demoledora a la británica Sarah Adlington (a los 1:16), bronce en el Grand Slam de Moscú 2013, y en el Gran Premio de Tashkent 2014; la brasileña Maria Suelen Altherman (3:31), a la que nos referiremos enseguida; la boricua Melissa Mojica (3:46), plata en el Grand Slam de Moscú 2012.

Volvemos ya, como prometimos, a Maria Suelen Altherman: fue medallista de plata en el Campeonato Mundial de Río 2013 y en el de Cheliabinsk 2014. Sí, el lector se dio cuenta: en ambas finales tuvo como oponente a nuestra propia artemiseña.

¿Hace falta decir, como escribimos con Asley González, que Idalys Ortiz también ha mandado un mensaje a sus posibles rivales en los Juegos Olímpicos de Río 2016? No hace falta, pero ya lo escribimos…

NO LO OLVIDAMOS

En la jornada del adiós hubo otra buena medalla para los de casa: la de Alex García Mendoza (más de 100). Ese valioso aporte, en que enseñó las uñas, dejó nuestro botín en dos medallas de oro, una de plata, dos de bronce, para un total de cinco. Además de las tres mencionadas en esta nota se lograron la de bronce de Dayaris Mestre (48) y la de plata de Maricet Espinosa (63).

La faena del 2014 había sido de 2-2-4=8 (¡sin aporte de Idalys ni de Asley!), pero se alega que esta vez, como se deseaba, la competencia resultó más concurrida y difícil.

Los cinco metales alcanzados ahora dejaron a la familia del judo cubano en el segundo lugar del Gran Premio (Rusia lo ganó en el último combate), pensando con mucho optimismo en los cada vez más cercanos Juegos Olímpicos de Río 2016 (5 al 21 de agosto).

LOS ÚLTIMOS CAMPEONES

78 kilogramos:

1.-Abigel Joo (HUN).    
2.-Luise Malzahn (GER).    
3.-Assunta Galeone (ITA) y Kayla Harrison (USA).

Más de 78:

1.-Idalys Ortiz (CUB).    
2.-Lucie Louette Kanning (FRA).    
3.-Svitlana Iaromka (UKR) y Vanesa Zambotti (MEX).

90:

1.-Asley Gonzalez (CUB).    
2.-Krisztian Toth    (HUN).
3.-Ciril Grossklaus (SUI) y Aleksandar Kukolj (SRB).   

100:

1.-Artem Bloshenko (UKR).    
2.-Karl-Richard Frey (GER).    
3.-Miklos Cirjenics (HUN) y Elkhan Mammadov (AZE).   

+100 kg:

1.-Renat Saidov (RUS).
2.-Barna Bor (HUN).    
3.-Andre Breitbarth (GER) y Alex     García Mendoza (CUB).

TABLA DE MEDALLAS

Hubo nueve países que pudieron obtener al menos una medalla de oro:

1.-Rusia (3 de oro-0 de plata-1 de bronce).
2.-Cuba (2-1-2).
3.-Israel (2-1-0).
4.-Brasil (2-0-2).
5.-Hungría (1-4-2).
6.-Alemania (1-2-2).
7.-Estados Unidos (1-1-1).
8.-Azerbaiyán (1-0-2).
9.-Ucrania (1-0-1).
 


Compartir

Rafael Norberto Pérez Valdés


Deja tu comentario

Condición de protección de datos