viernes, 9 de diciembre de 2022

Ecos del mundial de baseball5: Del trío del terror y otras injusticias

Cuba mereció tener a más de un jugador en el Todos Estrellas del mundial y al mejor entrenador...

Duanys Hernandez Torres en Exclusivo 15/11/2022
0 comentarios
Cuba-Campeón mundial de baseball5
Cuba arrolló a todos sus rivales en el torneo.

La primera Copa Mundial de baseball5 celebrada en el Zócalo, en la capital mexicana ya es historia. Cuba copó la mayoría de los titulares con su paso arrollador, pero se cometieron varias injusticias con el equipo antillano.

Solo un jugador con premios individuales es muy poco para un equipo que arrasó con sus rivales, al punto de ganar 18 juegos con 164 carreras anotadas y solo 16 permitidas. Anotó 9,1 carreras por encuentro y solo permitió 0,8.

Briandy Molina fue escogido con justicia como el Jugador Más Valioso del Torneo en el sector masculino, con un promedio de embasado de 755 (90-68), pero de manera increíble Orlando Amador y Roivelis Núñez no fueron tenidos en cuenta.


Briandy Molina resultó escogido como el MVP del torneo.

El escudero Amador fue el de mejor promedio de embasado en nuestra selección con astronómico 782 (92-72). Disertó a la defensa en el campo corto, y por si fuera poco en la final protagonizó un salto acrobático en segunda que evitó que le pusieran out.

Incluso, fue el segundo jugador más votado para el Todos Estrellas por detrás de su compatriota. La Confederación Mundial de Softbol y Béisbol decidió que no repitieran jugadores de ningún país para lograr más representatividad en las distinciones individuales. Increíble.


Orlando Amador injustamente no fue selecionado en el Todos Estrellas del mundial.

Otro que bien pudo estar entre los mejores fue el santiaguero Roivelis Núñez. El callejero indómito cumplió a cabalidad su faena de tapar a Orlando y Briandy con un fabuloso promedio de embasado de 760 (71-54). A la defensa tampoco desentonó, y completó con maestría el trío del terror.

Pero, la injusticia más grande de este mundial recayó en la designación del mejor entrenador que fue a manos de la japonesa Ayako Rokakku, manager-jugadora de su equipo.

¿Cómo es posible que el mejor entrenador de la justa no fuera Pablo Terry, director del equipo sensación? Es increíble que la WBSC haya elegido esta distinción, a partir de las votaciones de los doce managers presentes en el mundial.

¿Por qué hacer una selección por populismo, y no por los resultados que avalen la distinción? ¿Acaso la doble condición le hace merecedora a la japonesa, al frente de un equipo que sufrió tres derrotas en el torneo e incluso fue barrido por Lituania?

Resulta risible que cuatro directores votaran por la japonesa y solo tres por Terry, quien lo ha ganado todo en el baseball5, desde los torneos nacionales hasta el mundial. Japón no ganó ni su continental clasificatorio.

Como decimos en buen cubano, la W «la metió al maíz», en cuanto al mejor entrenador del mundial de baseball5,

Tendrá que revisar su reglamento la Confederación Mundial de Softbol y Béisbol en cuanto a las distinciones individuales para próximos eventos internacionales de esta joven modalidad.

El escudero, el callejero indómito y el inefable Terry merecieron mejor suerte. Es una lástima que el populismo le haya ganado a la verdadera calidad. Ojalá no se repita en el segundo mundial pactado para 2024.


Duanys Hernandez Torres

Periodista


Deja tu comentario

Condición de protección de datos