sábado, 25 de mayo de 2024

Balonmano femenino: Las disímiles lecturas de Cali Valle 2021

El quinto lugar del balonmano femenino nos dejó la sensación de que alcanzar una medalla era posible...

Duanys Hernandez Torres en Exclusivo 01/12/2021
0 comentarios
Balonmano fememnino Cali 2021 - 3
Cali Valle 2021 dejó disímiles lecturas para el balonmano femenino.

El balonmano femenino cubano terminó en el quinto lugar de los Juegos Panamericanos Junior Cali Valle 2021, al terminar en el tercer lugar de su grupo.

Las muchachas dirigidas por Jorge Coll comenzaron con una gran victoria 30-29 sobre Brasil que auguraba un mejor resultado final en el evento. Pero, una costosa derrota de 23-40 ante Paraguay nos bajó del sueño medallista. No se puede vender la piel del oso antes de cazarlo.

Cómoda victoria 43-27 ante República Dominicana resultó insuficiente para colarse entre las cuatro primeras de la justa. En la ronda de consolación aseguraron el quinto puesto con triunfos de 39-30 ante Colombia, y 39-36 frente a México respectivamente.

Este equipo nos dejó la sensación de tenían para acceder al podio, pero la inexperiencia y el escaso roce internacional terminaron pasando factura a las cubanas.

Foto: Calixto Llanes / Jit

 A su llegada a la patria Jorge Coll valoró para Cubahora la actuación del equipo antillano: «El objetivo que llevamos, que era acceder al podio no lo cumplimos. Pero, estamos contentos con la actuación de las muchachas porque entregaron todo en la cancha. Un quinto lugar que nos deja buen sabor porque solo perdimos un partido de los cinco que celebramos»

El quinto lugar deja enseñanzas para un grupo bien inexperto: « Para muchas era su primer evento internacional y siempre eso presiona. En nuestro deporte hay mucho nivel en el área sudamericana. Enfrentarnos a esos equipos siempre es un buen medidor, por lo que calificamos de muy satisfactorio la posibilidad de participar en un evento como este», aseguró el director de la selección antillana.

Nahomys de la Caridad Rodríguez, la capitana del conjunto, habló sobre el disfrute de la experiencia más allá del resultado: «Fue un evento muy bonito. Algo nuevo para nosotros. El equipo fue bien enfocado. Salimos siempre a tratar de hacerlo bien. Cosas que no nos salieron porque llevábamos muy poco tiempo entrenando juntas, pero siempre se agradece la experiencia.»

Liliamnis Rosabal fue una de las mejores jugadoras de Cuba, y asumió el protagonismo que le tocaba: «Era una de las atletas de más experiencia del grupo porque ya tengo participación en dos mundiales. Tenía que asumir un papel importante y fue lo que hice. Tenía como objetivos obtener una medalla y ser la líder goleadora del torneo. Conseguí el objetivo personal, pero el colectivo no se pudo.»

Foto: Calixto Llanes / Jit

Desde mi punto de vista a este equipo también le pasó factura la escasa banca. La ausencia de dos jugadoras en la plantilla, incluida una segunda portera desgastó mucho a las titulares, aunque Melissa Albarrán cumplió muy bien custodiando el arco.

Otro aspecto que incidió fue el trabajo defensivo realizado por las paraguayas ante la villaclareña Jennifer Amanda Toledo. El equipo dependía demasiado de lo que pudieran hacer la propia Jennifer, Nahomys y Liliamnis.

El podio se antojaba posible, pero la competencia reafirma que hay que seguir trabajando en pos de insertar nuevamente al balonmano femenino cubano en la élite panamericana.

Cali Valle 2021 dejó disímiles lecturas para el balonmano femenino.


Compartir

Duanys Hernandez Torres

Periodista


Deja tu comentario

Condición de protección de datos