domingo, 23 de junio de 2024

¿Qué cambió en Estados Unidos el 6 de noviembre?

Cubahora comparte con sus lectores algunas claves para entender lo acontecido en las elecciones de medio término en este país...

Dalia González Delgado en Exclusivo 11/11/2018
0 comentarios
Elecciones de medio término
Aunque todavía no hay una cifra conclusiva, todos coinciden en que se trata de las elecciones de medio término con mayor participación en décadas (Foto: ahoranews.net).

Aunque varios días después algunas votaciones están siendo todavía revisadas, y los números finales aún no se conocen, ya sabemos los resultados generales de las elecciones de medio término en Estados Unidos. ¿Quiénes son los más beneficiados? ¿Cuánto pueden cambiar las cosas a partir de ahora? ¿Qué lecturas podemos hacer sobre la sociedad estadounidense? Cubahora comparte con sus lectores algunas claves para entender lo acontecido.

VICTORIA DEMÓCRATA EN LA CÁMARA DE REPRESENTANTES

Como anunciaban casi todas las encuestas, y aunque no fue la “ola azul” que algunos esperaban, los demócratas recuperaron la mayoría en la Cámara de Representantes que habían perdido desde el año 2010. Ahora podrán detener la agenda legislativa republicana o hacer avanzar con mayor velocidad las investigaciones sobre el presidente, Donald Trump.

PARTIDO REPUBLICANO MANTUVO EL CONTROL DEL SENADO

Aunque se está hablando de posibles recuentos de votos en varios estados, lo que se conoce hasta ahora es que los republicanos mantuvieron el control del Senado. Con la Cámara en manos demócratas y el Senado de mayoría republicana, el escenario más probable es de parálisis legislativa. Pocos proyectos lograrán avanzar, en un espacio donde debido a los altos niveles de polarización las negociaciones para lograr consensos en temas importantes son difíciles.

Al mismo tiempo, un Senado de mayoría republicana le permitirá a Trump progresar en un terreno que ha demostrado ser de su interés: el poder judicial. Recordemos que, por ejemplo, tanto los miembros del gabinete como los jueces de la Corte Suprema son nominados por el presidente y confirmados por el Senado.

De acuerdo con el sitio Político, la administración Trump ha designado a 84 jueces federales, casi el doble de lo que Barack Obama había designado en un período de tiempo similar. Si sumamos a esto los nombramientos a la Corte Suprema de Neil Gorsuch y Brett Kavanaugh estamos ante un panorama donde el conservadurismo podría llevar a revisar temas sociales importantes, que van desde la inmigración hasta el aborto o el cambio climático.

Esos nombramientos serán uno de los principales legados de Trump, porque lo trascenderán incluso cuando deje de ser presidente.

VENTAJA DEMÓCRATA EN EL VOTO TOTAL

A nivel nacional los votantes favorecieron a los candidatos demócratas para el Congreso por un margen de alrededor de 7 puntos porcentuales, de acuerdo con una encuesta preliminar del The New York Times.

Datos del Pew Research Center indican que hubo grandes diferencias en las preferencias de voto entre hombres y mujeres, blancos y no blancos, así como entre las personas con más y menos nivel de escolaridad. Así, las mujeres favorecieron a los candidatos demócratas en sus distritos por una diferencia de 19 puntos porcentuales (59 % vs 40 %), mientras los hombres prefirieron a los republicanos (51 % vs 47 %). Los negros (90 %), los de origen hispano (69 %) y asiático (77 %), prefirieron mayoritariamente a los demócratas.

Al combinar género, color de la piel y nivel de escolaridad, ese estudio encontró que el 59 % de las mujeres graduadas universitarias prefirieron a candidatos demócratas; mientras, los hombres blancos sin título universitario prefirieron a los republicanos (66 %).

MAYOR PARTICIPACIÓN EN DÉCADAS

Aunque todavía no hay una cifra conclusiva, todos coinciden en que se trata de las elecciones de medio término con mayor participación en décadas. Entre el 47 y el 49 % de participación lo ubican casi todas las encuestadoras, lo cual es muy superior al 36,7 % registrado en 2014 o el 41 % en 2010. En 1966 el nivel de participación alcanzó el 49 %.

DEMÓCRATAS RECONSTRUYERON SU “PARED AZUL”

Donald Trump derribó la llamada “pared azul” en 2016, en la región de los Grandes Lagos. Pero esta vez, los demócratas parecen haberla reconstruido. Los candidatos de ese partido ganaron sus contiendas para gobernadores en Estados que fueron decisivos para la elección presidencial de Trump, como Michigan, Pennsylvania y Wisconsin.

Además, ganaron al menos siete puestos de gobernadores a los republicanos, cuando aún quedan algunos Estados por declarar el resultado. Como explicábamos en un trabajo anterior, en esta ocasión las elecciones para gobernador tienen un significado especial, porque se acerca el proceso de censo y redistribución de distritos electorales.

Adicionalmente, los gobernadores tendrán roles protagónicos en la campaña presidencial de 2020. Para un partido, tener el cargo de gobernador no garantiza que su candidato presidencial ganará ese Estado, pero es un impulso. En este sentido, Trump mantuvo de su lado plazas importantes como Ohio y Florida, aunque se está hablando de un posible recuento de votos en ese estado.

LA “OLA ROSADA” FUE MÁS FUERTE QUE LA “OLA AZUL”

Al menos 118 mujeres formarán parte del 116 Congreso, lo cual supera el récord anterior de 105 mujeres en 2016, según el Centro de Mujeres y Política Americanas de Rutgers.

Esta llamada “ola rosada” ha sido impulsada en gran medida por las demócratas. De las 118 mujeres que ocuparán asientos en el Capitolio a partir de enero, solo el 6 % son republicanas. De hecho, de acuerdo con NBC News, las mujeres republicanas perdieron 11 escaños en la Cámara.

Destacan algunos cambios históricos entre las que fueron electas: las dos primeras congresistas musulmanas, las dos primeras nativas americanas, las primeras representantes negras de Massachusetts y Connecticut, y la mujer más joven elegida para el Congreso. Esta última, Alexandria Ocasio-Cortez, de 29 años, es además miembro de Socialistas Demócratas de América, una organización comunitaria que trabajó para la campaña presidencial del Senador Bernie Sanders en 2016.

Las mujeres en Estados Unidos han reaccionado de manera muy negativa a la elección de Trump y participaron con mayor fuerza este año en las elecciones, no solo como candidatas o votantes, sino como donantes de campaña. Habría que considerar también el posible impacto del movimiento Me Too en esa movilización.

No obstante, el hecho de que mujeres o representantes de minorías lleguen al Congreso no significa que automáticamente los problemas de esos grupos sociales se resolverán; pero demuestra que la sociedad estadounidense es cada vez más diversa, y esa pluralidad se está reflejando en los niveles de participación política.

REFERENDOS IMPORTANTES EN ALGUNOS ESTADOS

El martes, no solamente se eligieron miembros del Congreso o gobernadores, sino que se sometieron a consulta popular en los Estados varios referendos sobre temas específicos. Por ejemplo, Florida restauró el derecho al voto para los exconvictos —excepto los que hayan cumplido condena por asesinato o delitos sexuales—, lo cual beneficiará a alrededor de 1,5 millones de personas.

Mientras, dos Estados aprobaron iniciativas para limitar o prohibir el aborto. Alabama y Virginia Occidental se suman así a la ola de acciones que han tenido lugar sobre ese tema, y que podrían acelerar la revisión de Roe vs. Wade (el nombre del caso con el cual la Corte Suprema despenalizó el aborto en la década de los 70 del siglo pasado). Con la llegada reciente a la Corte del juez Kavanaugh, muchos temen que ese momento esté cerca.


Compartir

Dalia González Delgado

Profesora e investigadora del Centro de Estudios Hemisféricos y sobre Estados Unidos (CEHSEU) de la Universidad de La Habana.


Deja tu comentario

Condición de protección de datos