jueves, 28 de septiembre de 2023

Otro golpe para la injusticia

La condena del independentista puertorriqueño, Oscar López Rivera, encarcelado en Estados Unidos desde hace 36 años, fue conmutada por el presidente, Barack Obama…

Cubahora en Exclusivo 18/01/2017
0 comentarios
Ocar López
La conmutación de Oscar López Rivera muestra otra victoria de la solidadridad.

El Gobierno de Estados Unidos anunció recientemente la liberación Oscar López Rivera, encarcelado en el país norteamericano desde hace 35 años por su lucha por la independencia de Puerto Rico.

Barack Obama, a pocos días de abandonar su silla en la oficina oval, concedió el perdón a López Rivera y conmutó su condena a prisión, que expirará el próximo 17 de mayo, según una fuente de la Casa Blanca, consultada por la agencia EFE.

CONMUTACIÓN O INDULTO

Una conmutación u ofrecer clemencia es sustituir un castigo impuesto, por otro menos grave. Mientras que un indulto es un perdón total o parcial de una pena dictada por un tribunal. Tanto la conmutación como el indulto son decisiones que puede tomar un presidente o gobernador de un país, detalla el diario puertorriqueño El Nuevo Día.

Obama anunció, además, la conmutación de 208 sentencias, entre ellas compensó lo que resta de la condena penal de Chelsea (Bradley) Manning, analista de inteligencia del Ejército. Manning fue condenada por la filtración en el 2010 de miles de documentos que revelaron actividades militares y diplomáticas de Estados Unidos en todo el mundo y volvieron famoso a WikiLeaks.

EL PRISIONERO 87651-024

López Rivera, nacido en 1943 en Puerto Rico, es un líder independentista de su país natal. Es veterano de la Guerra de Vietnam, en la que fue condecorado por su valor en combate.

Al regresar a Chicago, se integró a la lucha por los derechos del pueblo puertorriqueño y participó en actos de desobediencia civil y militancia pacífica.

En 1976 se integró a la lucha clandestina en favor de la independencia de Puerto Rico como miembro de las Fuerzas Armadas de Liberación Nacional. En 1981 fue capturado por el Buró Federal de Investigaciones (FBI) acusado de “conspiración” y por su militancia en las FALN.

Al momento de su captura, reclamó, para sí, la condición de “Prisionero de Guerra”, amparado en el protocolo primero de la convención de ginebra de 1949.  El protocolo de Ginebra ampara a Oscar López por ser una persona detenida en conflicto y lucha contra la ocupación colonial.

EE.UU. no reconoció la exigencia de López Rivera y lo condenó a 55 años de prisión, tras un supuesto intento de fuga, la sentencia aumentó a 70 años de cárcel, 12 de los cuales los purgó ya en aislamiento total.

El expresidente estadounidense Bill Clinton, en 1999, le ofreció un indulto condicional. La oferta fue ofrecida a 13 miembros que aceptaron, pero López Rivera la rechazó.

Para él la oferta presidencial incluía la condición de cumplir 10 años más en la cárcel con buen comportamiento.


Compartir


Deja tu comentario

Condición de protección de datos