viernes, 23 de febrero de 2024

Des-contando a Palestina

El desequilibrio informativo que acompaña la escala de violencia entre Israel y Palestina incidirá a largo plazo en las opciones políticas que los factores dominantes de la comunidad internacional propongan...

Javier Raúl Ortiz Haber en Exclusivo 21/10/2023
0 comentarios
Cobertura mediática del conflicto Israel-Palestina
Uno de los factores más significativos que contribuyen al desequilibrio mediático es la influencia política y económica de Israel en la arena internacional (Diseñada por inteligencia artificial a través del generador de Microsoft Bing).

Octubre de 2023 probablemente pasará a la historia como otro mes fatal en la no menos fatal historia de agresión de Israel contra los palestinos. Una narrativa desbalanceada en el presente puede terminar opacando la forma en que se verán a futuros algunos acontecimientos. Dentro de esa retórica, los cientos de civiles fallecidos por el ataque de las milicias de Hamas son víctimas del terrorismo, pero los miles de muertos desarmados, que perecen en los bombardeos sin precedente contra la Franja de Gaza, son estadísticas que crece con cada despacho de prensa, muchas veces sin adjetivos altisonantes para el responsable.

El ataque sorpresa de una milicia palestina se cuenta por algunos con más horror que el paciente e ininterrumpido agrupamiento de la maquinaria de guerra israelí, junto a 300 mil reservistas; una fuerza formidable conservadas para invadir un asentamiento urbano donde apenas viven dos millones de personas, con un millón desplazándose en su interior de un lado a otro en 360 kilómetros cuadrados de tierra, según caigan los misiles.

La increíble credibilidad que disfruta Israel quedó en evidencia cuando los reportes de la destrucción del hospital Al-Ahli en Gaza comenzaron a actualizarse para dar la versión del ejército agresor, trasladando la culpa de la explosión a la organización local Yihad Islámica.  Se presentó por igual la versión de ambos bandos, aunque solo uno de esos bandos llevaba más de una semana lanzando bombas sobre Gaza y lo continuó haciendo después.

La parcialidad en la narrativa de los acontecimientos va a los orígenes de la inestabilidad en esa parte del mundo, cuando se decide omitir porciones de la historia cuando se enlaza el presente con el pasado, en especial si se blanquea el maltrato y la discriminación surgida por la población árabe nativa desde 1948. Un referente mediático del mundo árabe como la televisora qatarí Al Jazeera, ha recordado desde el principio de su cobertura por qué, cuándo y dónde comenzó todo.

Uno de los factores más significativos que contribuyen al desequilibrio mediático es la influencia política y económica de Israel en la arena internacional: ha cultivado relaciones diplomáticas sólidas, en particular los Estados Unidos. Esto se traduce en una narrativa que tiende a favorecer a Israel, en gran parte debido a la influencia política que ejerce en los medios de comunicación y en la política exterior de ciertos países.

La diáspora judía en todo el mundo también desempeña un papel importante. Son comunidades bien organizadas y financieramente respaldadas. Su influencia, prestigio y recursos les permite influir en las opiniones públicas locales. La presión ejercida por estas comunidades para presentar a Israel de manera favorable a menudo resulta en una cobertura mediática que minimiza las acciones más controvertidas.

La percepción de Israel como un estado "occidental" en una región predominantemente árabe también incide. La afinidad cultural y política lleva a un tratamiento más benevolente en la cobertura mediática. Esto contrasta con la percepción de los palestinos como "otros" en el contexto internacional, lo que puede llevar a un enfoque más crítico de sus acciones y objetivos.

El desequilibrio narrativo tiene implicaciones políticas y humanitarias. La falta de una cobertura equilibrada ayuda a perpetuar la violencia del ocupante contra el ocupado, al dificultar la presión internacional para buscar una solución pacífica. Cuando las acciones de Israel son tratadas de manera más benevolente en los medios de comunicación, se reduce la presión internacional para que rinda cuentas por violaciones de los derechos humanos y del derecho internacional. La falta de cobertura crítica de las acciones israelíes contribuye al clima de impunidad con el que las autoridades militares y civiles del estado hebreo manejan su diferendo con los palestinos.

¿A qué apunta futuro apunta la cobertura hecha por los aliados incondicionales de Israel? Incluso desde las posturas más críticas, no da mucha esperanza que se naturalice la calmada preparación de una matanza a gran escala, sin mencionarse las demandas o reclamos de una solución para los palestinos


Compartir

Javier Raúl Ortiz Haber

Periodista de la Televisión Cubana desde 2010, especializado en temas internacionales y relaciones Cuba - Estados Unidos.


Deja tu comentario

Condición de protección de datos